EEUU: la elección inútil

Estados Unidos no elige; simula cambiar de gobernante para eternizar su imperio corrupto, terrorista y violador de Derechos Humanos. USA es el país más corrupto y corruptor del mundo. Tan así, que su estructura política monopartidista, con dos brazos ejecutores, mide su eficacia en millones de dólares recaudados para las fofas campañas electorales. Y esta última es la más ridícula que hayamos presenciado.
La corrupción del stablisment gringo es gigantesca y absoluta. Su reinado trasciende fronteras, y tiene la condición perversa de tener en las guerras su principal fuente de coima. No es nada casual que corruptos consagrados de todo el planeta -igual que algunos terroristas consentidos- escojan ese país para el exilio dorado.

El sistema imperialista yanqui es el más grande y tenebroso violador de Derechos Humanos a nivel global. Sólo en cuanto a presos políticos, la injusticia gringa rompe récords en prisiones clasistas, racistas y xenófobas, donde brillan los casos del indígena sobreviviente de una masacre contra su pueblo, Leonard Peltier; de Oscar López Rivera, patriota boricua que clama por la descolonización de Puerto Rico, y Mumia Abu-Jamal, luchador por los derechos civiles de la afrodescendencia. Que coincidencia: indios, "latinos", y "negros".

La estadística de la pena de muerte delata la "supremacía" blanca, esa plaga negadora de toda humanidad que ha causado los mayores males a la historia.

Estados Unidos es el principal narcoestado que acumula en su banca el 80% del flujo financiero del negocio de las drogas. Parte de esos dineros financiaron la "Contra" antisandinista en los 80' y en Medio Oriente sostiene la barbarie terrorista disfrazada del "binladismo" made in CIA.
Hace 8 años la Casa Blanca se maquilló la piel, quizás ahora cambie de sexo, pero sigió -y seguirá- siendo la sede del imperio anglosajón, que mudó su casa a tierras americanas tras la fortuna fácil, la que se roba a los pueblos.

Una vez más, los pendejos se fijan en el copete de un candidato y los mareos de la otra; pero lo único seguro es que en enero, luego de matar 80 millones de guajolotes, Donald e Hilary aplaudan la misma tropa sanguinaria y besen la misma bandera pirata.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1207 veces.



Yldefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: