Deducciones

El secuestro paraguayo



La historia de los Guaraníes Paraguayos es ejemplar y grandiosa. A nosotros nos llama la atención, por ejemplo, como los guaraníes aprehendieron de las ”Misiones Jesuitas”; que fueron con la idea de evangelizar, y terminaron guaranizadas.

La organización política guaraní era cuasi perfecta, en lo que hoy podrían llamar grandes comunas. Tenían objetivos políticos y económicos precisos. Aplicaban el principio de “poseer y administrar sus propios recursos”.

Dicha organización, hizo temer a los reyes de España y Portugal que guaraníes y jesuitas tenían planes de independencia y de expansión, por tanto el monarca español decidió expulsar a los religiosos y aniquilar al liderazgo indígena.

La resistencia cultural de los guaraníes a las embates imperiales ha sido irreductible. Su mayor bastión es el idioma, clave para los saberes y estrategias propias. Un 80% de los paraguayos habla el guaraní. Los españoles no lograron desplazar esta lengua.

Otra situación histórica paraguaya, es los que se ha denominado “el aislacionismo perfecto”, una filosofía nacional que solo se conoció en el Japón Samurái. Sucedió en desde 1814, luego de la Independencia y de la separación de las Provincias Unidas de Río de la Plata.

Paraguay, volvió a implementar la sabiduría guaraní que hizo al rey español expulsar a los jesuitas. Para cuidar su independencia y soberanía, decidió producir todos los alimentos y enseres que necesitaba. Y lo logró al precio de aislarse de sus vecinos, que estaban en constante guerra con el imperio español.

Lamentablemente para Paraguay, al terminar las guerras de independencia y las clases oligarcas hacerse con el poder político en Argentina, Brasil y Uruguay, estas, azuzadas por Europa, vieron en aquel país legendario, la oportunidad para expandirse. Y lo hicieron aniquilando a casi todos los hombres guaraníes en la guerra de la Triple Alianza, una verdadera cayapa contra un pequeño país que había decidido su modelo de desarrollo, por lo cual incomodaba a Europa Occidental.

Ese otrora grandioso Paraguay, que también se liberó la cruda dictadura de derechista de Stroessner, ahora está secuestrado por una clase que ahora responde a la que siglos atrás la quiso literalmente aniquilar.

De combatir a los imperios, ahora esa oligarquía, que ejerce ilegítimamente el poder, se presta para hacer de lacaya ante encomiendas imperiales, como lo hizo en la última reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en la cual fue aplastada por los valerosos pueblos del Sur.No obstante, nosotros sabemos que el pueblo guaraní tomará de nuevo la batuta de su historia gloriosa.

@bolivarreinaldo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1413 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: