Puerto Rico; mejor ejemplo del fracaso capitalista neoliberal, imposible

El señor presidente Barack Obama, con su hipocresía característica, ha expresado ante la Asamblea General de Naciones Unidas el desinterés de la elite gobernante en los Estados Unidos por imponer modelos económicos o políticos al resto de la humanidad. ¡No, ellos no buscan o no quieren ser vistos con malos ojos!, para Obama y sus elites gobernantes la razón de ser de los Estados Unidos está fundamentada en la buena vecindad, la solidaridad, la paz y el amor, nada de imposiciones y sometimientos imperiales. Ellos desde los Estados Unidos visualizan y luchan por un mundo de bienestar… ¡Al carajo Obama!, a otro con ese cuento.

En los últimos 20 años; ¿Cuántos países invadidos, anexados o tutelados por los Estados Unidos gozan de ese excelso bienestar? Afganistán, Irak, Libia, Ucrania, Siria…, pueblos, naciones enteras que sumidas en la más terrible, terrorífica y destructiva miseria, luchan contra un invasor común, los Estados Unidos, saqueador de naciones.

En nuestra América, Puerto Rico, por siglos, enclave colonial estadounidense, al igual que todas las naciones invadidas, hoy sufre la más devastadora crisis económica, su modelo capitalista neoliberal es el mejor y más significativo ejemplo del fracaso de las políticas neoliberales, del modelo económico salvaje. Con este fracaso económico, Puerto Rico, como nación ha perdido toda libertad de acción, su gobierno e instituciones ahora se encuentran tutelados, cual empresa estadounidense, intervenidos para su liquidación. ¡Su territorio e instituciones se están vendiendo al mejor postor! Los ciudadanos puertorriqueños, caribeños, latinos, nada dicen, ¡sólo hacen silencio mientras contemplan la expropiación, intervención, expoliación, devastación económica de su nación! ¿Dónde están los medios defensores del capitalismo neoliberal?

Por estos días, mientras Barack Obama, expresa sus ideales libertarios y de bien común olvidando torcer el brazo para imponer su visión imperial, Puerto Rico, país caribeño "libre asociado" a la unión estadounidense, ¡colonia estadounidense!, quedó en absoluta y desoladora tiniebla, la oscuridad neoliberal llegó a sus vidas, ¡zas! se apagó la luz en toda la bella isla caribeña, su sistema eléctrico quedaba fuera de funcionamiento y Puerto Rico se sumía en la más tenebrosa oscurana. El capitalismo neoliberal tocó las puertas de su empresa eléctrica y desde luego, hoy Puerto Rico, en emergencia nacional, al igual que Afganistán, Irak, Libia o Siria, sufre en carne propia los desmanes y consecuencias del modelo depredador e intervencionista que el señor presidente de los Estados Unidos y sus medios propagandísticos quieren ocultar.

¡Dios salve a Puerto Rico!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1921 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: