Erdogan, el político ejemplar

A principio de su gobierno, la política exterior estuvo encaminada hacia el éxito, las obediencias a sus auspiciadores, miembros del eje imperial, lo ayudó a vigorizar la economía y les prometieron que ayudarían a Turquía, ingresar a la tan ansiada comunidad europea. Erdugan, tuvo que sobrellevar muchos requerimientos y ceder varias concesiones, para llegar a su primordial aspiración.

Luego sorprendió a todos, su popularidad creció abrumadoramente, cuando fue protagonista, con PM, Israelí S. Pérez, y el Sect. ONU, Ban Ki Moon, en un programa televisivo, argumentando la violaciones de la marina israelí, en contra la flotilla humanitaria, que llevaba asistencia misericordiosa a Gaza, en aguas internacionales, dejando saldos, de varios muertos y heridos.

Repentinamente, la crecida y el apoyo fue desenfrenado, su auge político sobrepasó lo imaginable, dentro de su país, el mundo entero y especialmente los países islámicos. Paradójicamente, sus aliados imperiales, se molestaron y comenzaron atacarlo por todos los frentes. El presidente francés, Sarkozy, fue el primero, después de 102 años, se recordó de la masacre que perpetraron los turcos, en contra de más de un millón y medio de civiles armemos. Sospechosamente su vecina Rusia, en el mismo tiempo 1914, las características de los exterminios eran análogos, los bolcheviques, masacraron a 22 millones de rusos, dejando claro que ambos modus operandi, que se cometieron en estas dos naciones, fueron idénticas que sus antecesores, los europeos invadieron y aniquilaron, más de 165 millones de indígenas, en sur, centro y norte América, pero su exterminio fueron anestesiados en los libros de historia, como colonizadores, jamás los consideraron asesinos o cualquier sinónimo. En conclusión, el eje maligno, las acciones sanguinarias es la misma, solo los personajes y las victimas, cambian sus casacas.

Luego por tantas presiones y señalamientos en contra Turquía, resistiendo todas clases de embestidas, finalmente, Erdugan cedió. Insólitamente, las amenazas difamatorias se apaciguaron, la política exterior volvió a virar, las corporaciones de las familias de Erdugan, empezó a crecer aceleradamente, el señalamientos del exterminio de los armenios, quedó archivado en el cuadernillo del olvido. El costo fue repetir el exterminio, en esta ocasión, son supuestos musulmanes mercenarios, (oposición moderadas) masacrando a los verdaderos musulmanes, sirios e iraquíes.

El territorio turco, se transformó en el paraíso terrenal, era el lugar de reposo, campos de entrenamientos, depósitos de lo usurpados, establecimientos de los armamentos foráneos, lugar de esparcimiento, clubes y hospitales de los exterminadores. Erdugan, volvió a ser, el líder ejemplar para el eje imperial, la OTAN, estaba a su disposición y la mayoría de los grandes medios internacionales, lo defendían e encubrían a los forajidos, (terroristas) incondicionalmente.

Luego de 4 años, otra vez, sorprendiendo a todos, con su voltereta, Erdugan, cogió el mando, o simplemente estaba pescando en aguas traicioneras. Primero pidió disculpa a Rusia, por el traicionero derribo del avión de combate, luego sorpresivamente sus ministros, secretamente comenzaron a conversar con sus antiguos amigos y vecinos, del gobierno de Siria, presidida por Assad. La ambición personal, pudo haber llegado al estatus satisfactorio, o simplemente es desesperación, normalizando las relaciones a quienes el agredió, o es estrictamente otra alevosía.

Por ello, apareció la intentona del golpe de estado, orquestada indirectamente por sus antiguos aleados imperiales, que finalmente fracaso, por ahora. Erdugan, más lúcido, se enteró quienes son sus verdaderos amigos, y sin vacilación, ordeno a todos sus soldados e inteligencias turcas, que se devuelvan del territorio, sirio e iraquí.

Ahora no es de extrañar, volver a ver los medios y políticos internacionales, nuevamente girar sus bombardeos al gobierno turco, difamando y agrediendo al mismísimo ex amigo y aliado Erdugan, por sus lamentables procederes.

Reaparecerá la voltereta de Erdugan, por las presiones o jugosos pretensiones de sus antiguos y traicioneros aleados. Será que es otra falsa, para que Rusia e Irán, cayeran en la trampa y confiaran en él. Será que recupero la razón, al comportarse como un mortal, amante a la paz y justicia. El tiempo lo dirá, ya que Erdugan es un ejemplar político, en todo el sentido de la palabra, cambia como las estaciones.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1242 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor