Sanders: El norte como una quimera

Sin duda, desde la óptica histórica, el advenimiento al poder, el pasado lejano, de Bush y luego las actuaciones de Obama al crear o solapar conflictos en la región, ha demarcado claramente las características fundamentales del desafío que deben enfrentar países que se propongan, como Venezuela, transitar hacia un modelo de socialista y también para los agrupados en la CELAC que buscan por “consenso” el desarrollo humano sostenible, cualitativamente distinto, a la hegemonía mundial que pretende imponer Estados Unidos.

Con Obama se establece como finalidad consolidar un sistema económico que le sustenta, desde aquel temprano industrialismo liberal. Bush-Obama y la acumulación mundial del Capital, recibió los frenos de las gestiones de Hugo Chávez y Evo Morales, al modificar porcentualmente, el sistema de regalías, del petróleo y gas respectivamente, se impulsó la integración latinoamericana y caribeña, y un conjunto de políticas públicas de atención a la población vulnerable, haciendo de la inclusión social: un axioma, discurso político y principio sistémico.

A pesar de que están visibles –según el discurso de Sanders, precandidato a las elecciones de “segundo grado” de EE.UU- los signos de un país de contención de graves contradicciones, este ”inusual” candidato, cree que al pechar a la Bolsa de Valores con una carga impositiva de impuestos o contribuciones para-fiscales, lograría: un pleno empleo de consumo; frenar el decrecimiento de la inversión del sistema productivo; bajar índices de pobreza; cubrir el déficit fiscal que se dispara en billones de $. Este pre-candidato demócrata que hoy supera en puntos a la Clinton aspira un verdadero plan de salud, capaz de frenar la aparición de enfermedades infecciosas por la no prevención sanitaria; aumentar de presupuesto universitario; acabar la violencia escolar; abuso a trabajadores y periodistas; exclusión de jóvenes y población hispana y afroamericana, y bajar el alto índice de analfabetismo. Todas hazañas quiméricas al no tocar: el dominio tecnológico; la maquinaria militar, la informatización y los medios de comunicación, que difunden una “libertad” basada en la guerra indefinida.


jlopezmujica@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1350 veces.



Joaquin Lopez Mujica

Filósofo, escritor y diplomático

 j.lopezmujica@laposte.net

Visite el perfil de Joaquín López Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: