Felipe de Borbón, Aznar, Felipe González, podemos y la religión

A "tirios y troyanos" nuestros elevados deseos de Paz, Amor y honesta Solidaridad con todos los pensamientos positivos hacia todos y todas los "seres creados" como "seres sociales". Es nuestra responsabilidad asumir que "somos pecadores y débiles ante las tentaciones que desarrolla el lucro, la gula, las debilidades espirituales y las ignorancias". Todos somos responsables ante la sociedad, sin disculpas y es por ello que "la autoridad" debe ejercer las responsabilidades que le han sido otorgadas por decisiones ampliamente populares por los medios sociales históricos en el marco de las participaciones de todos y cada individuo sobre las bases fundamentales de sus responsables y sabias decisiones como conglomerados sociales en factores fundamentales del proceso lógico y perfectible de la Creación.

Algún hombre santo manifestaba que se educa con el ejemplo y nos adicionamos que también con "la palabra" cual es fundamental herramienta que sostiene los argumentos que se expresan con "el ejemplo" y es la dialéctica del "ejemplo y la palabra" lo que nos convierte en personas creíbles y respetados en cada paso que ejecutemos en nuestros cotidianos caminares. Ello no solo es de responsabilidad de padres y familiares como también de empresarios y políticos y en la conjunción de todos y cada uno de esos sub-conjuntos sociales cuando "creamos Patria" en el marco fundamental de la "moral y ética" que se conjugan en el marco de la Creación.

Los presentes tiempos navideños nos obligan a realizar un alto en el camino para la reflexión profunda, seria, descarnada, objetiva y doliente en lo personal por los errores, los excesos, las imprudencias, los deseos malintencionados, las debilidades espirituales y las venganzas más vulgares que cualquier ser social pudiera desear hacia el Otro. Eso lo llama el cristianismo sencillamente con el profundo y significado concepto titulado como "el pecado" cual, en última instancia, representa las debilidades humanas y espirituales del "hombre y la mujer" pocos reflexivos y con miedos a verse internamente hasta alcanzar los miedos a sentirse solos en la soledad personal. Por ello es que generalmente decimos "voz en cuello" que los Presidentes son "hombre solitarios" pero, nos lo exponemos, no tienen miedo ante "sus soledades" asumiendo todas las responsabilidades que les han sido otorgadas, temporalmente, por los "seres creados" como "seres sociales" en el marco del proceso evolutivo en perfectibilidad de la Creación.

Cuando caminamos por las realidades en noticias que los medios de comunicación nos proveen, objetivas y subjetivas maneras de comunicación e intencionalidad, nos construimos nuestros propios pensamientos en calidades subjetivas y sobre bases intencionales ideológicas en el marco de nuestros objetivos bienes sociales, políticos, empresariales, financieras e, inclusive, egoístas tratando de "barrer debajo de la alfombra" la conciencia personal y colectiva excusándonos en concepciones morales y éticas en conveniencias personales e ideológicas. Ello produce instantáneamente reacciones en contrario por aquello del Otro con lo cual nos obligamos a ser responsables con nosotros mismos o simplemente "mirar al otro lado" justificando nuestras argumentaciones no solo subjetivas sino, generalmente, de "media verdades". Algo así como la justificación de Caín ante el Creador.

En Política con mayúscula justificamos todo y todos incluso lo injustificable. Escuchamos con frecuencia la histórica frase de "la Traición", también, con mayúscula, en este caso intencional. Conocemos como a don Simón Bolívar le fueran traicionados sus pensamientos en propuesta de grandeza americana gracias a las actitudes rastreras de intereses geográfico-locales. Conocemos las traiciones que algún Presidente de la 4ta. República ejerciera ante el denominado como "Padre de la Democracia". Conocemos como la traición ideológica se transformara en ejecución política-rastrera a quien trajera de Roma el "pensamiento Rerum Novarum". Conocemos de las traiciones de aquellos "que se quebraron" cuando han debido ser ejemplo de "Revolución a la criolla". Conocemos las traiciones al "Proceso Bolivariano" y conocemos las "interpretaciones" del "pensamiento de Chávez Frías". Pero somos débiles ante las obligantes realidades del Poder. Pero seremos juzgados.

Ante la inmediata introducción comenzamos a caminar por los escenarios en curso que se presentan en la "España borbónico-franquista" actual cual es diferente a aquella España de la década de los años 70 del siglo próximo pasado, diferente a la España de Juan Carlos, diferentes a "la transición hacia la Democracia" post-Dictadura e incluso en profunda asimetría a la realidad actual del "ocaso de la Legislatura" que produjera aquella Constitución que se aprobara también con el voto de Santiago Carrillo. España, objetivamente, ha cambiado no solo por los resultados variopintos de las elecciones del pasado día domingo 20 de diciembre (2015) como también por y en consecuencia de las "nuevas conciencias" que "caminan transversal en toda la sociedad peninsular e isleñas". La "generación franquista" aún en ejercicio del Poder real y objetivo español se encuentra, brutalmente, de frente, con un escenario que llama a la Historia, a las realidades que estuvieran presentes desde Isabel que fueran controladas por "los procesos políticos" que se ejercieran durante toda la Dictadura Franquista para emerger, obligantemente, una vez más pero con mayor madurez, gracias a la expresión democrática representativa, en la fecha actual en mención.

Esas elecciones han producido diferentes crisis políticas. La "Crisis Aznar", la "Crisis betancourista de Felipe González", la "Crisis franquista" representada por Felipe "el Borbón", los empresarios profundamente católicos, los militares conductores de la "estabilidad de España", y la "Crisis de la nación pluri-plural" y ha sido no solamente el PSOE, partido social-demócrata-capitalista de centro y de centro-derecha a pesar de expresarse en contrario conjuntamente con el Partido Popular y el derechista-conservador-católico-neo-liberal denominado como Ciudadans, ellos colocados enfrente a aquel partido de masas que camina desde el centro-izquierda hasta la izquierda democrática-social denominado como "Podemos" y acusado de "bolivariano", cuales son los actuales responsables de los futuros del Estado español borbónico.

Es curioso que al partido Podemos se le acuse de "bolivariano" precisamente en la aún "España franquista". Lo exponemos por dos razones. La primera es traer de la memoria el padrinazgo de don Rómulo Betancourt y Carlos Andrés Pérez, el segundo en mención conjuntamente con el Comandante Fidel Castro Ruz, quienes ejercieran guía y sugerencias de Estado sobre el político andaluz pro-franquista, Felipe González. La segunda realidad es la histórica actitud en política de Estado hispana cual se dedicara en negar toda realidad existencial sobre don Simón Bolívar, sobre el proceso de la Independencia americana liderada por "El Libertador" quien produjera la humillante derrota sobre las huestes militares de la decadente corona borbónica afrancesada y cuyo máxima autoridad militar borbónica derrotado quien produjera aquella famosa frase de "…dadme, Su Majestad, 100 mil llaneros y le conquisto Europa…". Es decir, no resulta para nada extraño que el "enemigo del Estado borbónico-franquista", es decir, el partido de masas, Podemos, el que sea acusado de "bolivariano" porque, sencillamente, el liderazgo de Podemos reactivó el inconsciente colectivo franquista cual se expresa en su actitud permanente e histórica en militante política anti-Simón-Bolívar, en su anti-bolivarianismo como lo expresara Rajoy en el marco referente de lo que representó aquella derrota en "la humillación" de la testa coronada borbónica en donde "…no se ponía el sol…", humillación que también se expresara ante sus pares europeos testados. Eso es, sencillamente, el pecado original de la venganza histórica.

Pero podemos preguntarnos porqué José María Aznar, Felipe González, Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, el cruzado-hospitalario-teutón de Ciudadans, y todo el sub-conjunto social franquista ataca, sin piedad, a Podemos. Ellos, los arriba mencionados, ya sienten la necesidad de los cambios profundos, serios, realistas y objetivos que requiere la actual Constitución borbónica en ejercicio; dar "un salto adelante" es el actual llamado de la sociedad hispana ante las actualizadas realidades históricas dormidas por la represión en ejercicio franquista-capitalista evolucionada hacia la Dependencia anglo-sajona de los "Padres americanos" sobre la base de esos más de 300 millones de hispano-parlantes americanos.

Esa política del equilibrio americano alcanzada pero chucuta entre Washington y Madrid se sienten amenazadas en el marco del sistema capitalista de libertades y progresos en justificación permanente de las "tumbas blanqueadas" al unísono con los temores de El Vaticano por aquello de la propia supervivencia en el Poder mundial alcanzado desde aquellas realidades germanas de antaño.

Ustedes se preguntarán sí tienen el Poder porque tanto miedo. Sí el capitalismo se contiene en sus propios miedos de permanencia es por la sociedad actual y global con conciencia de ser; es decir, por propia estructura, el capitalismo necesita mantener vivo, en permanente ejecución, el concepto "esclavitud" en cualesquiera sea su manifestación histórica: Edad Media (burgos), Renacimiento y Reforma, Romanticismo, Imperialismo y/o la actual "división internacional del trabajo" en la actual ejecución en Alemania, Gran Bretaña, Francia, España, los EEUU de América y el proceso en ejecución en Argentina con el novel Presidente, Mauricio Macri. Es decir, el cristianismo protestante y católico necesita su propia permanencia global y por ello tiene que oponerse a Podemos y a la Revolución Bolivariana y Chavista.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1305 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a220139.htmlCd0NV CAC = Y co = US