Atilio Borón, el voto en blanco y el no querer nunca resolver nada

Yo no soy ni escritor, ni argentino, solo soy un junta palabras, pero siempre me he preguntado el por qué? un país con tanto intelecto social no es la referencia de los cambios en nuestro continente, cuando uno se pasea por nombres como Cooke, Walsh, Katz, Feinmann, Borón, Pérez Esquivel, Colussi, Gelman, Kohan, Callóni, Aharonian, Galazo y muchísimos mas, gente pensante, gente con repuestas, no se explica como no ha surgido desde las entrañas del pueblo argentino una propuesta que definitivamente enrumbe este continente por la senda de la transformación profunda, que elimine las desigualdades y le de el poder a los desterrados de la tierra como decía Fannon, pero no, nos encontramos con un compañero de la talla intelectual de Atilio Borón que no hace propuestas definitivas y apuesta a un voto del no querer nunca resolver nada.

Argentina es un país que ha parido intelecto para tirar para el techo, como se dice en mi pueblo y me lo he preguntado una y mil veces, por qué no son la referencia continental, por que no son los punteros en el camino de las profundas transformaciones sociales que requiere nuestraamérica. Hoy leo al profesor Borón pedir el voto para Scioli con un argumento del que no quiere resolver nada, cuando Borón me compara este proceso 2.015 con las elecciones del General Perón del 46 es por que de verdad tiene que poner a máximas revoluciones su imaginación y no tiene argumentos, por que no podemos comparar los escenarios, en el 46 nacía prácticamente el movimiento popular y nacional argentino, en realidad no nacía, renacía por que ese movimiento popular ya había tenido presencia con las montoneras de Facundo y del Chacho Peñaloza, con los luchadores anarquistas de principio de siglo y con Don Hipólito como expresión de lo popular; pero 69 años después no podemos afincarnos en la misma dicotomía de Braden o Perón. No debería el Profesor Borón seguir afianzando la propuesta multiclasista que ha sumido a ese país sureño en una historias de altos y bajos sin soluciones definitivas, con crisis cíclicas, pareciera una comparación banal, pero el Profesor Borón debería preguntarse por que un artista como Ricardo Montaner apoya a Scioli pero es enemigo acérrimo de todo lo que huela a chavismo.

Ya es hora, de cara a este siglo de tener en Argentina una propuesta que sea expresión política de los trabajadores, que vaya a las raíces de la problemática argentina, que resuelva la problemática de la tenencia de la tierra, que resuelva lo no resuelto por décadas producto del salvajismo de Roca y la propiedad de los pueblos originarios, pero seguir el debate entre propuestas que solo son cambios gatopardianos es una perdida de tiempo.

 

Los intelectuales deberían trabajar en una propuesta que ponga la vida y el ambiente en primer lugar, que escuche a comunidades como la de Jáchal en contra de la mega minería, contra la acción de multinacionales como la Southern Copper, que resuelva el problema de la tenencia de la tierra, que avance en el reconocimiento de los pueblos originarios como el caso de los hermanos Qom en El Chaco. A eso deberían dedicarse los intelectuales argentinos, copiar algo de Pablo Iglesias y trabajar en un proyecto a mediano y largo plazo que resuelva de una vez por todas la problemática de la dependencia, que retome el espíritu de la Vuelta de Obligado, reconozco el espíritu integracionista de Kirchner primero y de Cristina después, pero eso no basta.

 

 

Libertad a Sonia y Simón Trinidad prisioneros del imperialismo yanqui

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1319 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: