La estrategia imperial sucumbe ante la estocada rusa

Aun cuando muchos pensaran que estamos delirando, al ver episodios de la historia que parecían irrepetibles, pero que la realidad mundial, nos dice que no son espejismos sino que estamos regresando al escenario de la guerra fría, donde la confrontación Este - Oeste vuelve a copar la escena, lógicamente con nuevos actores y con expectativas diferentes, que apuntan a un mundo pluripolar y multicéntrico, visto los movimientos de la geopolítica mundial.

Las predicciones tarifadas de Francis Fukuyama, cuando proclamó el fin de la historia y de las ideologías, como folleto de propaganda del Pentágono y la Casa Blanca, se volvieron triza y cada día la historia y las ideologías están más vivas y activas que nunca y con una proyección que enuncia el ocaso del imperialismo, cuyas acciones desesperadas le han llevado a quitarse la máscara y revelarse como lo que siempre ha sido; el terrorista planetario que ahora frente al fracaso de las criminales invasiones armadas y las "torcidas de brazo", opta por sembrar el terror en el planeta a través de su sicario la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Este complejo militar es, utilizada para cometer crímenes de guerra y de lesa humanidad, que irónicamente son calificados como "daños colaterales", pero que no son otra cosa que un mensaje con sus componentes racistas y terroristas. Caso emblemático, es el último cometido esta semana contra el hospital de los "Médicos sin Frontera" en Afganistán, donde perecieron un grupo de profesionales de la salud y sus pacientes, que estaban en aquel recinto, sagrado para cualquier estado decente, más no para un forajido, como al que nos enfrentamos. Los reportes internacionales indican que los galenos entraron en contacto con EE UU y le advirtieron que el hospital estaba siendo atacado. La acción continúo pese al aviso, hasta originar los "daños colaterales" que ya conocemos.

En cuanto al llamado Estado Islámico, hijo del Senador Jhon Mckain, desde hace un año, el imperialismo del norte y sus lacayos europeos, venían bombardeando territorios en Irak y Siria, de manera unilateral, a la bandolera, sin consultar con el legítimo gobierno del presidente Bashard Al Assad, en el caso sirio. Las acciones occidentales se ejercieron sin éxito alguno contra los terroristas, entrenados, sembrados en el Medio Oriente y financiados por esa misma coalición y las testas coronadas del golfo que pagan peaje para mantenerse en el poder.

La federación rusa desde un principio llevó la voz cantante en la Organización de las Naciones Unidas proponiendo un plan político, que permitiera aunar esfuerzos comunes para ir contra el EI, pero sus prédicas siempre fueron bloqueadas por EE UU y sus socios de la Unión Europea, que lógicamente protegen a ese grupo que tiene como misión derrocar a Basshard y fomentar la desestabilización en toda la región, para llevarse a la revolución iraní y desde allí ir por Rusia y China.

Pero los cálculos le están saliendo mal en este escenario, porque Rusia que también hace sus cuentas, entró con conversación con Iraq y Siria y está yendo con todo contra el EI, cuyos centros de logística han sido volados en un 80 por ciento, lo que ha puesto en fuga a centenares de terroristas que buscan salvar el pellejo.

Contra esa legítima decisión de Siria de solicitar ayuda y la soberana decisión de Rusia de apoyar a un amigo, están Washington y la UE, que han desatado una guerra sucia sin precedentes, presentando al mundo las acciones conjuntas de Rusia y Siria, contra los criminales, como un ataque contra el pueblo civil y hasta han montado como de costumbre videos "aficionados", donde salen los "civiles" denunciando los atropellos rusos en territorio sirio. Paralelamente voceros del pentágono y la OTAN fustigan la conducta del presidente Putin y hasta lanzaron la predicción de que "Rusia va a tener muchas bajas en Siria".

 

 

El Pentágono y sus aliados se han negado a compartir con la Federación Rusa, la información que durante más de un año ha colectado sobre el terreno, en torno a las posiciones del EI. Han sido tajantes, al afirmar, que no comparten información, con quien se niega a clasificar a los terroristas entre buenos y malos.

 

 

Lo cierto del caso, es que Washington está contra la pared, porque una vez más su treta ha quedado al descubierto, los rusos en 72 horas hicieron lo que la coalición, no ha logrado en mas de un año de ataques contra Siria. Lo peor, es que facciones de la oposición han manifestado su disposición de sumarse al combate verdadero contra el terrorismo que amenaza la integridad territorial y de los pueblos de Irak y Siria.

La tesis goebeliana, también le está fallando en esta oportunidad, por cuanto el Ministerio de la Defensa de Rusia ha bombardeado al mundo mediático con sus videos que revelan la verdad de lo que acontece en los territorios que estaban bajo dominio del EI y la mentira que reiteradamente intentan difundir Fox, CNN y demás cadenas al servicio del proyecto de dominación planetaria por parte del imperio, está siendo destrozada con hechos.

Frente a esta realidad la OTAN aumenta su presencia militar en los países ex soviéticos, con 40 mil efectivos y continúa pujando por apoderarse de Ucrania, apuntalando un gobierno que está tambaleando. Por su parte la Federación rusa y su principal aliado en Asia, cada día muestran músculo, en cuanto a la avanzada tecnología militar y la firme posición de contener los planes del Pentágono y la OTAN, que no les están saliendo las cosas como pensaban, por cuanto su estrategia sucumbe ante la estocada rusa. Periodista* CNP 2414 cd2620@gmail.com.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1469 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: