Geopolítica de la muerte

Terrible noticia muestra lo extraviado que andamos. ¡Cuánta falta hacen Chávez y Fidel! La noticia es, sin duda, la más importante de los últimos tiempos, le da un tono dramático a la geopolítica; alerta (debía hacerlo) a los gobiernos, y es un reto a los revolucionarios. Leamos la noticia:

"En el marco de una exposición dedicada al 70º aniversario de la industria atómica rusa, en Moscú será exhibida una réplica del arma nuclear más potente de la historia de la humanidad, la bomba RDS-220, también llamada 'Bomba Zar'.

La bomba Zar (AN602) fue el arma nuclear más potente de la historia. Fabricada por la Unión Soviética para demostrar su poder tecnológico en el marco de la carrera armamentística con EE.UU, la bomba fue probada el 30 de octubre de 1961. Su detonación, de una potencia superior en miles de veces a la de Hiroshima y la de Nagasaki, fue una de las razones que propiciaron la firma de varios tratados internacionales sobre la prohibición de los ensayos nucleares

Debido a su gran potencia, la bomba Zar, más que arma de guerra, fue concebida como instrumento de disuasión nuclear y demostración del poder tecnológico en el marco de la carrera armamentística.

El otro nombre de la bomba es 'Kúzkina mat' ('La madre de Kuzka', en español, que junto con el verbo 'mostrar' expresa una amenaza irónica y podría traducirse como '¡ya verán qué lección les daremos!'). La frase se hizo famosa después del discurso de Nikita Jrushchov en la Asamblea General de la ONU en 1960 donde el mandatario soviético prometió a EE.UU. "mostrar a la madre de Kuzka".

Queda claro que la exposición de la bomba zar es un mensaje disuasivo de la Rusia capitalista al Occidente capitalista. Volvió lo que se creía superado con la caída de la Unión Soviética: la Guerra Fría. La peligrosa carrera armamentista viene ahora, no en forma de pugna del capitalismo contra el Socialismo, sino como guerra intercapitalista.

Y viene a demostrar, a recordarnos, que la Cuarta Guerra Mundial será la definitiva, por tanto, con tal poder destructivo en manos de gobernantes secuestrados por los intereses del capital, la situación es de altísimo riesgo. Y si a esto añadimos la sumisión del resto del planeta a las locuras del capital, todo adquiere características de vida o muerte… Surgen preguntas, ¿cuál es el papel de Venezuela en este planeta en peligro?, ¿cuál es la responsabilidad nuestra con la Humanidad, con esta especie, que como dijo Fidel está en peligro de desaparecer? Veamos.

Hay que decirlo junto a los mejores pensadores del género humano: "El camino del capitalismo, su fase superior, es la extinción de la especie humana y de la vida en el planeta". Se desprende de lo anterior que el Socialismo, la superación del capitalismo, no es un asunto meramente político, una opción libre para cualquier país, no es así: para la Humanidad se trata de una decisión de vida o muerte. El capitalismo nos presenta un dilema macabro; o acaba en "paz" con la vida, destruyendo las condiciones ecológicas para su existencia; o acaba de forma más rápida con la vida por medio de una guerra donde la lluvia de bombas tipo "Zar" cree un invierno nuclear que haga imposible la vida.

El mundo, luego del deslizamiento de la Unión Soviética hacia el capitalismo, cayó inerme en manos del mundo burgués, desde ese instante la destrucción de la naturaleza no ha cesado, los científicos más destacados coinciden en que el impacto del capitalismo sobre la ecología es una amenaza para la vida, el clima sufre el embate del "progreso" capitalista, allí está China desarrollada en capitalismo y con la contaminación más alta del planeta, lo mismo se podría decir de Rusia, de Estados Unidos y de los países del aplaudido BRICS.

Desde el paso de la Unión Soviética al capitalismo, la Humanidad asiste a su extinción lenta, que por más desapercibida es más difícil de combatir, de revertir.

Ahora la bomba "Zar", exhibida como esos malandros que enseñan sus armas en facebook como disuasivo, nos recuerda que hay una extinción cruenta, rápida, la extinción en manos de la energía atómica.

La responsabilidad de la Revolución Chavista es construir un polo que sea ejemplo, guía de una nueva manera de relacionarse los humanos entre sí y de estos con la naturaleza; para decirlo en palabras de los clásicos: "Un Humanismo y un Naturalismo". Debemos ser ejemplo, Potencia, por la calidad ética, humana del pueblo de Chávez, por la calidad social y la solución amorosa, fraterna a los problemas de la existencia.

La formación de este polo no puede hipotecarse por las exigencias de permanecer. Lo vital, lo importante es el ejemplo, demostrar al planeta que ese nuevo mundo, esa nueva relación, ese nuevo hombre es posible, existe, nada debe estar por encima de ese ejemplo que sirva de guía, que abra senderos. El Comandante Chávez se hizo Gigante cuando iluminó a la Humanidad con el brillo del Socialismo, cuando recuperó la esperanza, marcó ese rumbo, nos dejó ese compromiso.

Cualquier otro "logro", cualquier otra acción, será una evasiva a nuestra responsabilidad. Mientras nos extraviemos en solucionar los problemas con represión, moviendo las fuerzas militares, estimulando el nacionalismo egoísta, haciendo trampitas para ganar adeptos, estaremos dando testimonio de falta a nuestra responsabilidad de chavistas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1390 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a213705.htmlCd0NV CAC = Y co = US