Tectónica geopolítica cambiante desplaza a Estados Unidos del escenario central

El gobierno de Obama al no purgar sus filas de remanentes y enquistados neo-conservadores del anterior gobierno de Bush ha provocado un cambio geopolítico en importantes naciones y alianzas regionales que se han alejado de Estados Unidos. La presencia y la política implantada por neo-conservadores tales como la Subsecretaria de Estado para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Victoria Nuland y su contraparte para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, han dado como resultado un enorme alejamiento de América Latina de Estados Unidos como también de parte de naciones europeas tales como Alemania y Francia, provocando en general un importante realineamiento internacional.

Y no solo al interior del gobierno de Obama es que los neo-conservadores han hecho daño a la "marca" norteamericana. Resulta poco común que dirigentes iraníes y alemanes coincidan en la evaluación crítica que hacen de la política exterior de Estados Unidos y sin embargo eso es exactamente lo que sucedió cuando el Ayatola Alí Jamenei regañó duramente a Estados Unidos por "desincorporarse" luego que Irán recibiera una carta firmada por 47 senadores republicanos neo-conservadores.

La carta garantizaba la anulación instantánea del pacto nuclear P5+1-Irán una vez que Obama dejara el gobierno. El Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier se uniera a Jamenei para fustigar a los senadores norteamericanos por su carta. Las críticas de Steinmeier fueron repetidas en París por altos funcionarios de gobierno.

La irritación de Berlín y París con Washington no solo se limita a la iniciativa iraní. Los alemanes y los franceses junto con los italianos se hallan en creciente alarma debido a la belicosidad hacia Rusia acerca de Ucrania y otros problemas.

Quizás lo que el ex Secretario de la Defensa, Donald Rumsfeld una vez mencionó como la "Vieja Europa" (miembros europeos occidentales originales de la OTAN) está entendiendo que su futuro no depende de una elevada asociación transatlántica que es un asunto que funciona en un solo sentido y que Washington dicta las condiciones del matrimonio, sino que consiste en arreglos multilaterales de carácter Euroasiático.

Aunque el gobierno de Obama ha hecho mucho énfasis en su "pivote asiático", es Asia la que está pivoteando hacia Europa y de este modo, está neutralizando a Washington en una de sus históricas esferas de influencia. La Organización de Cooperación de Shanghai, SCO –que es vista como un rival de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN—está de manera oficial avalando la iniciativa económica de China en la Ruta de la Seda, la cual promueve el desarrollo de una nueva carretera, vías ferroviarias y rutas marítimas comerciales desde Asia hasta Europa.

China ha garantizado a Rusia que Beiyín apoyará la calidad de miembro oficial de la India en la SCO. Con el objeto equilibrar el ingreso de la India a la SCO, se apoyará también el ingreso de Pakistán, viejo aliado de China. En todo caso, la condición de miembros de la SCO será un factor morigerante en las relaciones mutuas de la India y Pakistán de manera similar al liderazgo de la OTAN empleado para aplacar el ruido de sables entre miembros como Grecia y Turquía. Una SCO ampliada con Rusia, China, Kazajtán, Kirguistán, Tayikistán, la India y Pakistán como miembros tendrá bastante trabajo para detener la marcha de la OTAN hacia el Este, como también los futuros planes para fomentar "revoluciones de colores" al este de los Urales.

El compromiso del Primer Ministro de la India, Narendra Modi ha sido reforzado por su deseo de establecer una Asociación Regional del Océano Índico, IORA que incluiría a la India, Mauricius, Maldivas, Sri Lanka, Seychelles y otras naciones de la región marítima. Modi expresó su deseo durante una visita a Mauricius. La creación de una Mini-SCO en el Océano Índico bajo consigna de "SAGAR – Seguridad y Crecimiento para Todos en la Región" será un desafío directo para la OTAN y Washington que perciben al Océano Índico como un campo de juegos para sus actividades militares, las cuales están conectadas directamente con la base militar norteamericana de Diego García y bases menores en Omán y Yibuti, además de la base aérea en planificación en la Isla de Cocos en Australia.

Asia también está planteando otro desafío a Estados Unidos en el frente financiero internacional. La decisión del Reino Unido de ser el primer miembro de los G7 en ingresar al Banco de China para el Desarrollo de la Infraestructura de Asia, AIDB (sigla en inglés) un competidor del Banco de Desarrollo Asiático dirigido por Japón y Estados Unidos bajo la égida del Banco Mundial con base en Washington, produjo un intercambio hostil entre Londres y Washington. Hubo conversaciones en el sentido que la decisión británica amenazó la "relación especial" entre Estados Unidos y el Reino Unido. Alemania podría seguir los pasos del Reino Unido y unirse a la AIDB.

China no ocultó el hecho que la AIDB que actualmente cuenta con 21 miembros, va trabajar conjuntamente con el Banco de Desarrollo de los BRICS, esfuerzo conjunto entre Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica para crear una alternativa al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, FMI centrados en Washington.

La disputa entre Rusia y Occidente en torno a Ucrania provocó que los halcones guerreristas de Washington decidieran expulsar a Rusia de la red de la Sociedad Mundial de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias, SWIFT (sigla en inglés).

Al cercenar los vínculos entre ROSSWIFT, la rama rusa de la red y SWIFT se producirían terribles consecuencias para las economías europeas dependientes del comercio con Rusia. En consecuencia, no resultó sorprendente que SWIFT anunciara el ingreso de un ruso en la Junta Directiva de SWIFT. Esta decisión ha sido otra muestra de la creciente incomodidad europea con las sanciones de la "troika" en Washington la cual ha estado dirigida por el Director de la Oficina del Tesoro de Control de Activos Extranjeros, OFAC (sigla en inglés) Adam Szubin; por Jennifer Shasky Clavery, Directora de la Red Policial Contra los Delitos Financieros FINCEN (sigla en inglés) y hasta antes que fuera nombrado Sub Director de la Agencia Central de Inteligencia, CIA David S. Cohen, Sub Secretario Contra el Terrorismo e Inteligencia Financiera.

Esta troika, junto con los neo-conservadores en la jerarquía política del Departamento de Estado, también ha irritado a América Latina con sus tácticas agresivas de guerra económica contra Venezuela, incluyendo la prohibición a funcionarios venezolanos de ingresar a Estados Unidos y al congelamiento de sus bienes, como anteriormente se había hecho con funcionarios de la República Rusa Autónoma de Crimea, las repúblicas orientales ucranianas de Lugansk y Donetsk y contra la misma Rusia.

Obama también había declarado que Venezuela representaba una "extraordinaria amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos." Todas las organizaciones del Hemisferio Occidental, desde la Comunidad Estados de América Latina y del Caribe, CELAC y la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR hasta la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América, ALBA y el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, de inmediato condenaron las acciones de Washington. Washington resultó no solo sordo como tapia ante los deseos del Hemisferio Occidental sino que empeoró aun más el asunto al revocar la visa norteamericana del ex Primer Ministro de Saint Kitts-Nevis, Denzil Douglas como advertencia sobre lo que le sucedería a cualquier líder caribeño que, al igual que Douglas, condujera su nación a ingresar como miembro al bloque ALBA, creación del fallecido Presidente, Hugo Chávez.

La presión de Washington sobre naciones pequeñas no se detuvo en Saint Kitts-Nevis. Los halcones guerreristas de las sanciones en Washington también decidieron actuar contra la Banca Privada d´Andorra, BPA banco privado radicado en el pequeño principado de Andorra acomodado en los Pirineos. El banco fue acusado de "lavado de dinero" para Petróleos de Venezuela, PDVSA, la empresa petrolera estadal de Venezuela.

Los países alrededor del mundo se están haciendo más perspicaces ante los esfuerzos del gobierno de Obama para promover y apoyar las denominadas revoluciones "temáticas" o "revoluciones de colores" por todo el mundo. El fracaso de las operaciones de George Soros/Victoria Nuland para derrocar al Primer Ministro Nikola Gruevsky de Macedonia, en Skopje, mediante un golpe de estado extra constitucional, dirigido por la Unión Europea para reemplazarlo por un activista de Soros/Nuland, Zoran Zaev del Partido Social Demócrata financiado por Soros, fue un raro fracaso de los "ingenieros de la democracia" del Departamento de Estado, la CIA y del Instituto Sociedad Abierta, OSI (sigla en inglés) de Soros, este último una suerte de CIA privatizada.

El estable gobierno del Presidente Nicolás Maduro en Venezuela ha indignado a la Jacobson del Departamento de Estado, una diplomática carente de tacto en el molde de la grosera Nuland. La Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, hace poco se refirió a la Jacobson como "petulante" y de "malos modales" cosa de la cual hace gala por su "manera de caminar masticando". Rodríguez comentó que una tiene que tener "modales" para tratar con "personas y países". La falta de modales de la Jacobson se equipara con la de Nuland, la cual fue grabada cuando le dijo al embajador de Estados Unidos en Kiev, "¡Qué se joda la Unión Europea!" y se refirió a la reticencia de Alemania para aumentar las sanciones contra Rusia como "pura mierda de Moscú". El gobierno de Obama ha visto las relaciones de Estados Unidos con América Latina y Europa caer en picada, principalmente a consecuencia de los sucios manerismos de dos de sus más altas diplomáticas femeninas, las cuales fueron elevadas a sus actuales cargos por Hillary Clinton mientras ella ocupaba la Secretaría de Estado.

Mientras tanto, las fluctuaciones geopolíticas de naciones y alianzas continúan beneficiando a aquellos que deciden limitar el tráfico de influencias de Washington. Este mensaje se hace cada vez más evidente en los países que perciben un mejoramiento para ellos a partir de la cooperación en proyectos no norteamericanos, pasando por el gasoducto Balkans Stream y la iniciativa de la Ruta de la Seda hasta el ALBA y la IORA. El sello norteamericano ha perdido su brillo en el escenario mundial.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

editorial@strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1519 veces.



Wayne Madsen

Escritor. Especializado en Asuntos Internacionales


Visite el perfil de Wayne Madsen para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: