Fidel Castro y Barack Obama podrían reunirse en 2015

Se puede estar a favor o en contra del régimen político en Cuba, el cual escoge a su gobierno mediante elecciones de segundo grado tal como sucede con el propio EEUU, razón por la cual ambas serían formas de democracia.

Tuvieron que pasar cincuenta años para que por primera vez un Presidente de Estados Unidos se atreviera a implementar una política no agesiva contra Cuba. Esperamos que la rectificación que EEUU ha aplicado en este caso también se extienda a Venezuela sin que tengan que pasar tantos años.

Lo cierto es que considerando a Cuba como nación democrática o no, se debe entender que el embargo comercial golpea principalmente al pueblo cubano y no a su clase gobernante que por presiones externas no abandonará el poder que el pueblo le otorgó según su forma constitucional de democracia.

Durante muchos años, desde la ONU, países libres han votado contra esa modalidad de genocidio lento que es el embargo. Esa mayoría casi total de países se ha visto olvidada mientras EEUU e Israel más alguna otra nación bárbara han seguido votanto a favor de esta cruel medida.

Muchos propagandistas parecen ignorar que EEUU está sometido a la autoridad del senado y por ello eliminar las leyes del embargo no está en manos del presidente Obama si no en un poder legislativo controlado por los adversarios republicanos del neoconservadurismo estadounidense y enemigos de Cuba.

Entonces, una larga diatriba política dentro de EEUU será lo que imponga la última palabra en la situación sobre el embargo y otras represalias contra la Isla más grande de las Antillas.

De parte de los políticos cubanos castristas hay entusiasmo moderado en espera de la evolucion de los anuncios emitidos por Raul y por Obama. Para muchos este acercamiento es una victoria para los hermanos Castro quienes nunca cerraron la puerta del diálogo como es costumbre entre los políticos sabios.

En este contexto, Venezuela tiene la gran posibilidad de revertir la política sancionatoria que EEUU viene implementando. Ello es posible siguiendo la estrategia dialogante que fue enasayada exitosamente por el experimentado liderazgo socialista en Cuba.

Aunque algunos apuesten por la política del odio como estrategia visceral y testaruda, la mayoría de los pueblos desean paz y entendimiento entre todos los países en el marco de la independencia y la soberanía nacional. El diálogo es el camino y por eso no descarto que Fidel Castro y Barack Obama pudieran reunirse en 2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2202 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: