La tecla fértil

USA inició invasión fronteriza de Rusia y Amazonia

Los norteamericanos desean la mano de obra ucraniana, al igual que les gusta la calidad de las materias primas en Rusia. Los bosques, arropa una atmósfera que se va espesando, todo paisaje es un tapiz de pinos, cedros, abetos y abedules, los ríos Obi y Yeniseí con sus afluentes conforman un mosaico de lagunas, muy parecida al Amazonia, son meandros de selvas impenetrables.

Las fronteras de Rusia son cruzadas por grandes tuberías, son casi cincuenta mil kilómetros, (50000) de tuberías que llevan petróleo y gas, la mayor parte terminan en Europa y Alemania. Siberia es una estructura siniestra, siendo su destino el bombardear petróleo, su producción es superior a Arabia Saudita, Irán o el mismo Estados Unidos. La prosperidad rusa es equivalente a que esa gran potencia de maquinarias pesadas y taladros no se detengan. Los rusos están obligados a sacar petróleo y gas, sea como sea.

El Malgreb espera, necesitan del gas, solo los ucranianos podían entrar en esas profundas selvas para producir millones de barriles diarios, hombres rudos que tienen una tarea, llevar comida al pueblo. Pero Estados Unidos los involucró en una guerra sin sentido. Pero un objetivo común.

Hoy, en Rusia al igual que en todas las naciones, es más caro, difícil y sucio conseguir el petróleo, las inversiones llevan más dinero en exploración y tecnología, más lejos, en territorios extremos y fronterizos, las perforaciones son más hondas y las aguas profundas y heladas del Ártico esperan y hay que rebañar yacimientos explotados y abandonados a mitad de producción, que aún contienen millones de barriles., solo se pueden recuperar mediante prácticas agresivas medioambientales como la fractura hidráulica del fracking.

Estados Unidos, le coquetea a Brasil y Noruega para intervenir a futuro en las fronteras rusas en un plan de dos décadas, me refiero a Petrobras y Estatal, ambos países tienen personal especializado que podían trabajar en Ucrania y Serbia en base a unas experiencias que se hicieron en Dakota del Norte, a través de éstas dos empresas los chinos tienen la oportunidad de venderles taladros a los norteamericanos. Ellos, reservaron su petróleo y gas y son autosuficientes hasta el 2035,

Esa resurrección de Estados Unidos como líder mundial supone un quebradero de cabeza añadido en estas tierras rusas. ¿Ganarán también los americanos la guerra del petróleo? La fiebre del oro negro, vuelve a despertar el interés de los norteamericanos, piensan utilizar medidas despiadadas para obtenerlo, incluso la intervención de los pueblos latinos.

El jefe de la Oficina Comercial de la Embajada española en Moscú, el economista del Estado Luis Alberto Cacho, coincide con esa reflexión, pero aporta una señal de alarma hacia ese equilibrio precario: “El problema es que los ingentes ingresos del petróleo provocan que no se avance en una diversificación del modelo productivo- agrícola. Y en estos momentos el país se enfrenta a un escenario de costes crecientes y rendimientos menguantes en la industria petrolera.

Las inversiones para lograr sacar petróleo del suelo son muy grandes, ya sea con prospecciones tradicionales o con fracking. Pero una vez la infraestructura está montada, con que cubras costes operativos lo normal es seguir operando e intentar refinanciar la deuda. En la OPEP saben muy bien eso. Si dejan que se monten infraestructuras tendrán un competidor muy serio.

Así pues la OPEP, o más bien Arabia Saudí, ha decidido seguir produciendo a un ritmo decente para que se hunda el precio del petróleo. La idea es evitar cualquier nueva inversión en fracking o en nuevas prospecciones y arruinar a las que están en marcha.

¿Cuáles son los daños colaterales? Obviamente los países más dependientes del petróleo, como por ejemplo Rusia. Es decir, todo parece indicar que Rusia es un daño colateral de una política de EEUU que viene de lejos pero cuando comenzó esa política ya se sabía que Rusia podía resultar dañada. No se sabía que unos meses antes de empezar sus problemas estaría completamente enfrentado a occidente por Ucrania, esto, creo yo, es más bien una casualidad.

También podría ser que EEUU ha fomentado la aceleración de la caída del precio del petróleo en los últimos meses para que la OPEP tomara la decisión de hundir los precios o perder definitivamente su poder y así que Rusia saltara por los aires. Esto, me parece, no lo sabremos nunca.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1685 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a199988.htmlCd0NV CAC = Y co = US