Elecciones presidenciales de Bolivia y Brasil, ejemplos para reflexionar

Ejemplos para reflexionar. Bolivia y Brasil dos elecciones que dan ejemplos, diferentes pero contundentes. Bolivia una victoria incuestionable y rotunda, bien merecida porque los revolucionarios accionaron de manera coherente y cohesionada y consustanciada con el proyecto de revolución y se imbricaron con el Lider Evo Morales.

Por otro lado en Brasil triunfa Dilma Rousseff en la segunda vuelta y con una votación de 51,59% de los votos contra 48,41 % de los votos para su contendor en segunda vuelta Áecio Neves, apenas una muy precaria diferencia a favor de Dilma Rousseff de 3.18 %. Aunque ventaja y triunfo al fin, ello representa un alerta que no debe desatenderse, es el resultado del coqueteo con la derecha y, trabajar el proselitismo o la convocatoria del electorado con las herramientas y el estilo cultural del capitalismo, no queremos entrometernos en la situación interna brasileña, pero el pueblo brasileño siguió a Lula y lo apoyó, porque hizo lo necesario para cumplirle al pueblo su promesa de hambre cero. Aun cuando solo por ser una potencia emergente, era muy propensa la población a dejarse engañar por los cantos de sirena del capitalismo, allá también seguramente, habrá gente que sueña con llegar a ser clase media por cualquier medio y, talvez son capaces de odiar la izquierda, porque temen, que de triunfar la izquierda, podría, “arrebatarles” el sueño de ser clase media algún día. Otros soñaran, como algunos camaradas nuestros, que nuestros Gobiernos, corrijan los errores cometidos por la Unión Soviética y otros modelos de revolución, que hayan fracasado, en el Planeta.

Ello puede servirnos de ejemplo para cerrar filas alrededor del Gobierno revolucionario del Presidente Maduro, que igual, que el gobierno del Presidente Chávez está recibiendo ataques despiadados y a mansalva, por propios y extraños, con el ingrediente extra, que la campaña mediática de la oposición pretende hacer creer al pueblo, que solo el Presidente Chávez era capaz de mantener unida la revolución, eso mismo le aplicaron al gobierno de Dilma Rousseff. Quien aun cuando siguió la misma línea del presidente Lula, fue entendida y asimilada como incapaz de hacer un buen gobierno como su antecesor y ello casi derrumba la victoria agonizante que logro el partido de los trabajadores. Nosotros, también estamos en Gobierno porque somos mayoría, pero no debemos confiarnos ni dormir en los laureles. Es notoria la similitud de ataques desestabilizadores perpetrados por la derecha brasilera contra el Gobierno de Dilma Rousseff, y los realizados por la oposición venezolana contra el Gobierno del Presidente Maduro de manera constante y sin tregua.

Nuestros camaradas quienes atentan contra las defensas de la revolución y la debilitan a cada acción que perpetran contra la misma, deben mirarse en este espejo, primero el ejemplo de la fusión perfecta de un Líder con su pueblo y viceversa. Bastante ataque a soportado el gobierno de Evo, incluso algunos episodios de traición de elemento de su propio pueblo indígena, manipulados por la derecha boliviana con estrategias del imperio, no obstante, ese pueblo, no ha sucumbido a estas predicas. Probablemente será, por la homogeneidad étnica, que logro cohesionarse Evo Morales con sus liderados y por supuesto un intenso trabajo en la Economía productiva, que logró sacar del fondo del pantano a un país, que apenas llegaba 1.174 millones de dólares de reserva, cuando arribó por primera vez, Evo Morales a la Presidencia de Bolivia en 2006, hasta alcanzar en el 2013, una reserva cercana a 15.000 millones de dólares. Todo ello le hace merecedor del apoyo del pueblo boliviano para ejercer un tercer período de Gobierno, con una victoria amplia y contundente. Aun cuando debería ser más grande la diferencia, tomando en cuenta que en esa patria los desposeídos son étnicamente homogéneos y mayoritarios en población, y todos tienen sobradas razones para apoyar totalmente a su Lider, es una justicia social, que ahora comienzan a disfrutar aun cuando, con un retraso de 522 años. Pero todo ha sido posible gracias a la cohesión de las fuerzas revolucionarias, que se han mantenido leales a su revolución, sus principios y su Líder.

Estamos en la hora de empujar la carreta en sentido hacia el buen vivir, el Progreso y la definitiva independencia, pero entre todos, no se queden en el limbo, que más les conecta con los enemigos de la Patria.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!
¡CHÁVEZ VIVE!
¡LA PATRIA SIGUE!
¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1040 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a197329.htmlCd0NV CAC = Y co = US