Hermanas y hermanos de la élite de los imperios cuando estalle la guerra nuclear del siglo XXI será la última

Europa no recuerda Normandía en un contexto de PAZ, sino de convulsión social, donde el consenso impuesto desde Bruselas recuerda al Consenso de Washington impuesto en América latina en los ’90 y donde los más pesimistas vaticinan una confrontación entre EE.UU. y Europa, por un lado, Rusia y China por el otro que se dirimirá con armas nucleares antes de 2019.

Diecinueve líderes mundiales se dieron cita para conmemorar el 70º aniversario del llamado “Día D”, el desembarco aliado en Normandía, un episodio decisivo en el desenlace de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la conmemoración se produce en un contexto signado por otro desembarco: el de los partidos neonazis y xenófobos en las elecciones europeas, y en un resurgimiento del militarismo y el belicismo propiciado por EE.UU. y sus aliados europeos que no se resignan a la idea del fin del mundo unipolar y de la doctrina de dominación de espectro completo. EE.UU. podría efectuar un primer ataque nuclear contra Rusia y China en 2016 debido a que Rusia, según algunos analistas, es "el único país" con la capacidad de detener el dominio completo del Pentágono.

Richard Cottrell, un ex miembro del Parlamento Europeo, periodista y autor del libro Gladio: la daga de la OTAN en el corazón de Europa, sostiene que "EE.UU. no está preparado para tolerar los gobiernos que son adversos a su régimen". Cita como ejemplo de gobierno que no será tolerado por EE.UU. la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) que ganó las elecciones europeas en Grecia.

El gurú de la política exterior de Obama, Zbigniew Brzezinski, llama a la gente en los países bajo el control de Estados Unidos "vasallos". Las Fuerzas Armadas estadounidenses se encuentran ahora en más de 150 países y las cifras no oficiales, si incluimos las fuerzas clandestinas de Estados Unidos, serían mucho más altas. El "único poder restante" con la capacidad de detener lo que el Pentágono llama dominio de espectro completo, opina el analista de inteligencia William Engdahl, es RUSIA.

Hace semanas el Gobierno estadounidense puso a prueba su complicado sistema militar defensivo “Guerra de las Galaxias”, que ahora se extenderá a partir de Rumania. Obama transforma el sistema inicial propuesto por el ex presidente de Estados Unidos Ronald Reagan en una versión "más fuerte, más inteligente y más rápida". Bajo este plan, EE.UU. atacaría a Rusia con armas nucleares, mientras que la defensa de la OTAN de misiles en Europa del Este absorbería cualquier intento de respuesta. "Es muy probable y comprensible" que Rusia interprete el despliegue de este sistema cerca de sus fronteras como una "declaración oficial de guerra", escribe NSNBC News.

Analistas aeroespaciales dijeron al sitio Global Research que el Comando Espacial de EE.UU. está planeando un ataque nuclear contra Rusia, así como contra China en 2019. Bruce Gagnon, coordinador de la Red Global contra las Armas Nucleares en el Espacio, explica que la idea consiste en atacar a China o Rusia con un primer ataque, y luego, cuando Rusia y China hagan el contraataque, los sistemas de misiles de defensa derribarían los misiles de contraataque asegurando un "exitoso primer ataque".

La escala del sufrimiento humano también es incomparable. La geopolítica de Hitler no tenía prevista la existencia de un Estado ruso en Europa y en su escala racista los eslavos estaban muy abajo. La guerra en el este era a vida o muerte, muy diferente a la del oeste. Las ciudades y los pueblos eran destruidos, frecuentemente con sus habitantes. Murieron uno de cada cuatro habitantes de Bielorrusia, uno de cada tres de Leningrado, Pskov y Smolensk. Centenares de Oradur-sur-Glane.

Rafaél Poch señala que si Hitler hubiera atacado primero a la URSS en lugar de atacar a Polonia, hubiera sido aplaudido por EE.UU. y Gran Bretaña, entre otros. Esta idea fue expresada al final de la guerra por el propio Hitler en un texto poco conocido. En febrero de 1945, Martin Bormann recogió varios monólogos de Hitler que tienen valor de testamento político: la campaña contra Rusia era "inevitable", decía. Su problema era haberla desencadenado en un momento poco adecuado. La guerra en dos frentes había sido un error, reconocía, pero la responsabilidad última era de norteamericanos y británicos, con quienes habría sido posible llegar a un acuerdo.
Cargada de delirios, su mirada al futuro, contenía un pronóstico del mundo bipolar que se avecinaba: "Con la derrota del Reich y la aparición de los nacionalismos asiáticos, africanos y puede que sudamericanos, sólo quedarán en el mundo dos potencias capaces de confrontarse, Estados Unidos y la Rusia soviética. Las leyes de la historia y de la geografía las empujarán hacia una prueba de fuerza, sea militar o económica e ideológica". HERMANOS DE TODO EL MUNDO NO SE LES OLVIDE QUE LA GUERRA ASI SEA DE ANGELES HASTA LOS SANTOS LA LLORAN.


¡INDEPENDENCIA Y PATRIA BOLIVARIANA SOCIALISTA!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1309 veces.



Yrne Gil Mata

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a190809.htmlCd0NV CAC = Y co = US