Crónicas Panameñas I

De campaña con el FAD

Quería ver de cerca el proceso electoral de Panamá. Así que aproveché la invitación que me hizo mi amigo Enrique para ir de campaña con el FAD, un partido surgido de la clase obrera, desde abajo. Y el domingo por la mañana me puse a recorrer parte del barrio de Tocumen, lugar donde se encuentra también el aeropuerto internacional.

 

Ello me dió la oportunidad de conocer a los candidados Moisés González, obrero y sindicalista de la construcción, y su suplente Lilia Beitia, maestra y miembro de la Asociación ASOPROF, como un sindicato de maestros. Pero lo más interesante fue ver esos candidatos en interacción con los problemas de los vecinos. Y conocer esos esos problemas de primera mano me dió una visión privilegiada de la sociedad panameña, que a veces parece que no tiene gente que se dedica al periodismo.

 

Lo primero que me saltó a la vista era la dejadez de las calles, las basuras en las cunetas, el caos urbanístico. Me dice Lilia que eso es producto de años y años. Un barrio que es parte de Panamá capital, “primer mundo” según los voceros del gobierno.

 

Nepotismo

Lo segundo que me sorprendió fue ver los enormes carteles de los diputados de ese departamento, los carteles de “los Muñoz”. Puede parecer que decirlo así, los Muñoz, suena a título de serie televisiva, como la familia mafiosa de Los Soprano. Pero es que la realidad supera la ficción. El Jefe de los Muñoz sale en los carteles junto a su hermana y a su hija, con todo el descaro. La hermanita es presentada como la “amiga Muñoz” del pueblo. Entonces veo otro cartel del mismo partido, pero con la cara de un hombre más bien joven y exclamo: “¡al menos han puesto a alguien de fuera la familia!” Pero...¡sorpresa!, el joven aparentemente desvinculado de “la familia” resulta que es...el hijito de Maria Muñoz, la hermanita del jefe, me dice Lilia.

Todo bien atado pues. Todo queda en casa. El NEPOTISMO de esas elecciones parece que no afecta a la democracia.. Un país que se atreve a dar lecciones de democracia a Venezuela y al mundo debería ser ejemplo él mismo. Pero el nepotismo es una moneda corriente. El máximo esjemplo está en el propio y actual presidente del gobierno, Martinelli, que ha puesto a su señora como candidata a vicepresidenta de la República de Panamá. Todo el mundo sabe y dice públicamente, incluídos los medios de comunicación, que tal jugada no es más que para Martinelli asegurarse volver a la presidencia al cabo de la siguiente legislatura. Panamá es un país en el que, desde que se constituyó como estado independiente de Colombia, las grandes familias latifundistas y, desde Martinelli, también las comerciales, se reparten la tarta del poder como un medio de extraer los recursos del país y acrecentar, multiplicar, sus propias fortunas. Pero todo parece “legítimo”, “democrático”. Panamá se da a sí misma el título de uno de los países más avanzados de Centroamérica y hasta Latinoamérica...

 

Pero sigamos. Hoy mismo leo en los periódicos que hasta el FMI acusa a Panamá de ser un foco de lavado de capitales y de narcotráfico. ¡El FMI, quién lo iba a decir! Tamaña acusación seguramente tiene que ver con el escándalo aparecido en estos días sobre los empresarios venezolanos que estafan a su país declarando la importación de multitud de bienes cuando luego lo que cargan es una tercera parte. Eso mismo lo ha dicho la autoridad al cargo de la Zona Libre en Colón. Pero eso lo dice cuando son las autoridades de Venezuela quienes lo vienen denunciando y nadie ha puesto vigilancia en esa estafa. El tema da para mucho más, pero lo que está claro es que el intento de Martinelli de servir como “cabeza de puente” para un ataque en toda regla a Venezuela en nombre de la “democracia y la transparencia” se le ha vuelto como un boomerang, descubriendo las aguas sucias que existen en ese supuesto “país modelo” que sería Panamá...

 

En el barrio Tocumen falta el agua potable

Y hablando de aguas, volvamos a nuestro barrio obrero de Tocumen. Los candidatos iban avanzando casa por casa, puerta por puerta, bajo un sol inclemente. Les preguntan a los vecinos “¿Y ustedes cuál es el problema que consideran principal a resolver?” Casi todos ellos responden sin dudarlo: “el agua”. ¡¿El agua!? Me quedo extrañado. No entiendo. Luego la explicación ya me aclara las cosas. Resulta que sí hay canalización de agua potable. Pero...esta no llega a muchos sectores del barrio -a otros sí- y tienen que tener depósitos, recoger el agua en baldes, cazos, o como sea. Me dicen que se tienen que levantar a la 1 de la madrugada, hora en que llega el agua, a recogerla. Eso en una ciudad donde la mayoría madruga hacia las 4 o las 5 para poder llegar a tiempo a su trabajo, que empieza a las 7. Es decir, además del enorme desgaste que significa el transporte tal como está organizado...levantarse para recoger agua. ¡Y eso en la capital!, al lado del aeropuerto...

 

Al salir de una casa veo una cañería de agua potable que está rota y botando el preciado líquido a la alcantarilla...mientras suenan los himnos electorales prometiendo que, ¡ahora sí!, se resolverán todos los problemas. Preguntan los candidatos del FAD – que son del barrio- “¿pero cuanto tiempo hace que estamos con ese problema del agua?” Los vecinos sonríen, se encogen de hombros y dicen “hace quince años, muchos años”...Y Moisés y Lilia les preguntan de nuevo “¿y si no han sido capaces de resolverlo en quince, en diez, en cinco años, cree que lo van a resolver ahora?”. De nuevo sonrisas. Y afirman: “No, no lo resolverán”.

 

Las conversaciones continuan con el siguiente problema que ve la gente trabajadora que vive en ese barrio: la canasta básica. Ya no se puede comprar lo mismo que antes. Los aumentos del salario que han habido no compensan para nada todo lo que se ha encarecido la vida. Sale el precio de los alimentos, el precio del saco de cemento -el saco pequeño pasó de 4 a 8 y medio ó 9 dólares-. Y siguen: las necesidades de escolarización de los niños, la inseguridad, el transporte...

 

La dificultad de una candidatura obrera

Finalmente se llega a las preguntas más políticas. Los candidatos del FAD preguntan “¿Y no creen que vale la pena apoyar a un partido que surge de abajo, que es gente obrera, trabajadora, como ustedes? ¿gente que sabe cuáles son los problemos porque también los vive?” La mayoría dice que sí, pero apenas aportan más. Alguno añade “a ver si hay suerte”.

 

Sin embargo un hombre mayor sí que entró en el tema. Les dijo “Genaro no va a ganar la presidencia, no puede ganarla. Pero si es que la ganara no haría nada. No podría hacer nada porque todo está bien atado, bien amarrado y él no tendría fuerza para deshacerlo. Para ustedes estas elecciones significan empezar a tener un poder para luego situarse y tener más, y a las siguientes más.” Llegados a ese punto un compañero del FAD le dice: “estoy de acuerdo con usted, esto es así. E incluso le diré más: que alguna gente del propio FAD se pudiera corromper, porque nadie es inmune a la corrupción. Pero lo que está haciendo nuestro partido es generar un movimiento para que ustedes y todos los que estamos abajo podamos controlar a nuestros gobernantes. Por que el problema no es sólo las elecciones, no es esperar a que podamos votar una vez cada cinco años, sino organizarnos para exigir que se cumpla lo que dice la ley, para que no haya esas injusticias, esos robos, esa corrupcción. Y para hacerlo así el pueblo tiene que participar.

 

Sabemos que es muy difícil. Ni tenemos apenas dinero para hacer la campaña. Lo más fácil es votar por los de siempre, por los que nos prometen lo mismo una y otra vez y luego vienen con regalitos que son migajas para comprarnos el voto. Por eso necesitamos su voto y su apoyo. Si ustedes no nos apoyan jamás daremos ese cambio que necesitamos”. El hombre asintió y los demás que estaban a su alredredor también. Al final, cuando se despidieron los candidatos, les desearon suerte al FAD.


 

Alfons Bech

11 marzo 2014

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1482 veces.



Alfons Bech

Militante obrero, y revolucionario marxista. Miembro de de la CCOO, la federación sindical más grande de España. Activista político de L?Aurora y EUiA.

 albech12@gmail.com      @alfonsbech

Visite el perfil de Alfons Bech para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a185525.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO