¿Por qué se paraliza Estados Unidos?

Hay muchas personas que no entienden lo que acontece desde el punto de vista político y económico actualmente en Estado Unidos, pero todo inicia por la propuesta del presidente Obama de implementar un programa de salud bautizado como “Obamacare”, cuyo objetivo es que existan menos ciudadanos sin asistencia sanitaria y reducir los gastos en materia de salud. Aproximadamente 33 millones de americanos que ahora no tienen seguro médico pasarán a tener cobertura sanitaria cuando se implante totalmente la reforma. El cambio principal es que los enfermos con condiciones preexistentes (enfermos crónicos, gente que solicita un seguro estando enfermo o quienes han sufrido alguna enfermedad grave como el cáncer) no tendrán impedimentos para contratar un seguro ni les podrán imponer cláusulas que no pueden pagar.

El Senado, controlado por los demócratas (aliados de Obama), rechazó una propuesta de la Cámara de Representantes de mayoría republicana que entregaría fondos provisionales al Gobierno a cambio de retrasar por un año el programa de salud. Hasta ahora, el Senado ha rechazado todos los intentos para cambiar la ley de salud a través del proyecto de financiamiento gubernamental.

Por los legisladores no alcanzar tal acuerdo para obtener los fondos de emergencia, se ha producido la paralización de las instituciones gubernamentales.

El hecho es que los intereses financieros de los grupos en disputa están perjudicando a todo el pueblo norteamericano, porque se han paralizado muchas instituciones. Millones de trabajadores están de permiso en su casa sin goce de sueldos, porque las instituciones donde laboran han tenido que cerrar por no contar con el presupuesto que solicita Obama para continuar su funcionamiento, afectando directamente a los usuarios de tales servicios e incluso afectando duramente la economía de USA, porque todas las acciones estadounidenses han acelerado su descenso y van en picada.

El presidente Obama y el Partido Demócrata sostienen que la aprobación de fondos para el Gobierno y un aumento de la deuda nacional no pueden vincularse con el repudio de los republicanos a una ley de salud que fue convalidada por el Tribunal Supremo de Justicia de esa nación, incluso, parte de ella ya está en vigencia.

Las encuestas indican que el 72 por ciento de los estadounidenses no está de acuerdo con que se condicione el presupuesto y la deuda nacional a un rechazo de una ley, situación totalmente lógica porque atenta contra la calidad de vida de todos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2419 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a174846.htmlCd0NV CAC = Y co = US