Combatiendo con el Hezbollah

La resistencia de los pueblos contra el invasor debe ser considerado parte del derecho de la gente, para poder sobrevivir y el partido libanes Hezbollah es un claro ejemplo de una lucha tenaz en contra del enemigo sionista que no cesa en su agresión en contra de los pueblos árabes.

Hezbollah en árabe significa el “Partido de Dios” y este grupo cuenta con un brazo político y un brazo armado. Esta organización fue creada desde el año de 1982 con el fin de dar respuesta a la agresión israelí, siendo de procedencia chií, el grupo musulmán de mayor influencia en la comunidad libanesa. Su ideología fue propiciada por el máximo líder de la revolución Iraní, como lo fue el Ayatolah Jomeni.

La organización política tiene escuelas, asistentes sociales, fábricas, médicos, obras públicas, televisión; Al Manar (El faro), que trasmite en árabe, inglés, francés y hebreo ha sido declarado ilegal en Francia y la Unión Europea ha impedido la repetición de su señal por los satélites europeos, actuación que ha sido declarada ilegal por organismos como Reporteros sin Fronteras. También cuenta con una emisora de radio y un ejército, que bajo la opinión de muchos son políticos que se defienden de la agresión armada de Israel. Se dice que rondan los mil efectivos y tienen cientos de partidarios dispuestos a tomar las armas en defensa del pueblo libanes.

Igualmente cuentan con asociaciones como el Al Chahid, Jihad Al Bina y Al Imdad; respaldadas por Irán; asistiendo financieramente a los mártires de las invasiones sionistas, distribuyendo alimentos y medicinas y prestando ayudas médicas.

Su estructura militar se encuentra organizada en cinco hombres, dirigidos por líderes en la sombra y sus combatientes son maestros, trabajadores que se reúnen en la noche para realizar entrenamiento militar contando con la colaboración y en muchas casas se esconden armas y explosivos para la autodefensa del pueblo. Esta organización emana de la voluntad del pueblo que se mueve con soltura en sus propias calles y poblaciones.

Hezbollah cuenta con una gran representación en el Parlamento y en los gobiernos municipales del Líbano y fue la única milicia que no se desarmó después de los Acuerdos de Taif; en el año de 1989; que pusieron fin a quince años de guerra civil en el Líbano.

Esta milicia tiene el apoyo y la asesoría del gobierno de Irán contando con un gran aliado en contra de los enemigos sionistas, que tantas agresiones han realizado en contra del mundo árabe.

Cuando se presentan las masacres de Sabrá y Chatila por parte de los soldados israelíes comenzando; como es lo lógico; una reacción armada en contra del invasor produciéndole una gran cantidad de bajas hasta que dos años después cansados los sionistas se retiran, pero siguen los combates en el sur del país ocupado por los invasores.

En el año de 1992 fue asesinado su líder Abbas al- Mussawi, su esposa y su hija una niña de tres años por parte helicópteros israelíes que atacaron una comitiva de vehículos, al sur del Líbano y era considerado un moderado.

Su sucesor seria Hassan Nasrallah y actual líder; el cual sería y es reconocido por su gran capacidad de organización y estructuración en contra del invasor, logrando unir las diferentes facciones tanto cristianos como musulmanes. En el año de 1993 se produce un ataque por parte de los sionistas contra la facción de resistencia palestina; conocida como “Uvas de Ira”; provocando la matanza de Cana en donde el ejército israelí atacó un puesto de la ONU en donde se encontraban refugiados en donde la mayoría eran niños.

Los judíos los acusan de los atentados como el de la Embajada de Israel en Argentina, que provocó 29 muertos y el centro judío de la Asociación Mutual Israelita Argentina con 85 muertos, el mayor atentado terrorista de la historia argentina, también en Buenos Aires, pero el grupo armado ha negado la participación en los mencionados ataques.

Como siempre ocurre con el imperialismo, acusa a la organización islamita de ser terrorista, en clara respuesta de agresión a la autodeterminación de los pueblos y su derecho a la defensa. Para el año 2000 las tropas del Estado de Israel se retiran del sur del Líbano y todas las opiniones apostaban a que el caos y la violencia se desbordarían en estos territorios pero las milicias del Hezbollah mantuvieron el orden en la región fronteriza.

En el mundo árabe es vista esta organización armada, con buenos ojos, como un grupo de resistencia que defiende sus tierras de un salvaje invasor que no respeta ni civiles y que incentivan sus ataques contra niños y mujeres. Cuentan con el 87 por ciento del apoyo popular siendo para diferentes facciones religiosas como sunitas y cristianos sinónimo de resistencia.

Una encuesta realizada en la Franja de Gaza y Cisjordania el 79,6% opinó tener una "muy buena opinión" de Hezbollá, y los demás tenían "buena opinión" de Hezbolá. Otras estadísticas realizadas en Jordania en los años de 2005 y 2006 indicaron que entre el 63,9% y el 63,3%, la consideraban una organización de resistencia.

En el año 2006 los milicianos de este partido político libanes anunciaron la captura de dos soldados israelíes en enfrentamientos en el sur del Líbano, el ejército sionista respondió con una operación denominada “Recompensa Justa” que causó una gran cantidad de víctimas civiles por causa del bombardeo y realizaron los judíos un bloqueo de todo el Líbano por aire, mar y tierra.

Los sionistas realizaron una invasión por tierra que duró más de un mes en donde la saña y crueldad en contra de la población civil fue realizada, los atacantes se enfrentaron contra los milicianos del Hezbollah que combatieron contras las fuerzas invasores con gran valor y capacidad.

A finales del 2008 los sionistas realizan una ataque con helicópteros y aviones a objetivos del grupo Hamas causando solamente ese día más de 200 muertos y militantes tanto del mencionado grupo atacado como del Hezbollah se defendieron dirigiendo ataques en contra de los atacantes.

La represalia israelí no cesa y bombardea la Universidad Islámica, el Ministerio del Interior y otros edificios del movimiento nombrado. La autoridad Nacional Palestina suspende las negociaciones de paz con Israel.

El Estado agresor de Israel continua bombardeando “supuestamente” objetivos de los dos grupos de resistencia palestina y la muerte de civiles se sigue pronunciando, ahora el ataque apoyado por carros de combate que los primeros días de enero comienzan la invasión en Gaza.

Los israelíes dividen la golpeada zona en dos partes, penetrando sus unidades desde el puesto fronterizo de Karni hasta el mar con la firme intención de cerrar las vías de comunicación y de aprovisionamiento de los grupos de resistencia.

Los combates se producen por los 25 días restantes y 1.300 palestinos muertos, de los que un tercio son niños; 13 soldados israelíes muertos, cinco de ellos por fuego amigo; y 4 civiles de Israel muertos por los 778 cohetes lanzados por Hamás. Son 45.000 los palestinos que han abandonado sus hogares en Gaza en esto días, donde han sido atacados 4.000 edificios y donde se cifra el precio de la reconstrucción en 1.220 millones de euros.

Desde el año 2011 el Hezbollah apoya a Siria en los enfrentamientos contra los mercenarios del imperialismo que tratan de derrocar el régimen de Bassar al- Assad con una unidad llamada Firaq al-Lay en el frente de Malula; a 50 kilómetros de la capital Damasco; que son un comando de elite excelentes combatientes.

Se enfrentan contra los milicianos del frente Al Nusra; vinculado con Al Qaeda y se habla que el Hezbollah se encuentran junto a las filas del ejército sirio con 200 milicianos del grupo palestino que cuentan con gran admiración y respeto de los soldados de Assad, igualmente participaron en la toma de la localidad de Qusair, junto a la frontera libanesa.

Esta unidad de elite del Hezbollah es integrada por hombres que no pueden pesar más de 65 kilos y visten de negro ya que actúan en la oscuridad de la noche y han sido entrenadas por la Guardia Revolucionaria iraquí.

El coronel Abu Marwan, responsable de organizar el suministro de armamento al frente desde la vecina localidad de Ain At Tine. “La guerrilla se combate con guerrilla. Y eso saben hacerlo muy bien los hermanos de Hezbolláh”, que vendrían siendo islamitas chiíes contra islamitas suníes.

Los sionistas se escudan; como siempre y apoyados por los Estados Unidos; con la matriz de opinión de que Hezbollah tiene el interés de apoyar el régimen sirio debido a que le suministra armas y además, Siria también actúa como un puerto de tránsito de armas enviadas desde Irán.

Acusa al grupo insurgente de luchar en lugares escogidos por ellos protegiendo los intereses chiíes en Siria. Sus milicianos han participado en la batalla de la ciudad de Qusair, en donde murieron 30 combatientes.

Lo importante de esta batalla es que las tropas sirias con colaboración de los milicianos del Hezbollah, recuperaron el control de la ciudad que mantenían los mercenarios dando un vuelco al curso de la guerra, ya que quien controle Qusair controla el centro del país, y quien controle el centro del país, controla toda Siria.

La ciudad de Qusair es punto clave para los suministros bélicos entre Líbano y Siria, siendo tan importante para el régimen de Assad como para las milicias de Hezbollah de los cuales se calcula que hay entre 7 mil y 8 mil.

El líder del grupo insurgente, Sayyed Hassan Nasrallah, manifestó que sus combatientes estaban dedicados en el conflicto en Siria. Y según su opinión serán los que traerán la victoria en Siria.

Todavía queda mucha tela que cortar de este grupo insurgente tanto en Siria como en el Líbano, donde no es un secreto para nadie que serán, son y han sido un hueso muy duro de roer para el imperialismo invasor. Insha'Allah


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3430 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: