Las matemáticas de Obama

Se necesitaría un grado significativo de ignorancia o un porcentaje notable de complicidad para creer los cuentos del gobierno de Estados Unidos en relación a la posibilidad que cotidianamente crea para atacar a la nación Siria. Múltiples han sido los cuentos que ha usado el imperio en un cínico intento por justificar sus reiteradas agresiones a naciones del mundo.

Despojar a Méjico de buena parte de su territorio. Invadir Grenada. Financiar a los contra revolucionarios del Salvador y Nicaragua. Asesinar al Che Guevara. Dar el golpe de estado contra salvador Allende y causar su muerte. Bloquear de manera criminal a Cuba y someter a ese heroico pueblo a incontables vicisitudes. Invadir y destruir Afganistán, Irak y Libia con el respectivo asesinato de los presidentes de estos dos últimos y financiar y apoyar mediáticamente a la contra revolución fascista venezolana forma parte de comprobadas prácticas de agresión e intromisión del país del norte en distintos momentos históricos del mundo. Por cierto, no es la libertad ni la democracia la razón de estas intervenciones siempre homicidas sino que por el contrario la consabida razón la constituye la intención de apropiación de los yacimientos petrolíferos de la mayoría de estos países agredidos.

El actual presidente de EE.UU. y muy “peculiar” premio nobel de la paz - para vergüenza y oprobio de la academia de Estocolmo - se ha empeñado en tratar de que el mundo entienda sus razones para justificar el ataque abierto contra Siria. Digo abierto, porque desde hace tiempo se inició la agresión con el desarrollo de una política mediática mundial de descalificación del presidente de Siria y con un descarado financiamiento a los terroristas que armados hasta los dientes con insumos otorgados por EE. UU diariamente asesinan al pueblo Sirio.

Por ello vale la pena tomar en consideración las matemáticas de Obama, que ahora desde la perspectiva de este señor, esencialmente expresan cinismo. Plantea Obama que EE.UU. debe destruir al presidente Sirio acusándolo sin prueba alguna de haber atacado con gases químicos a la población y quejándose de que fueron más de mil los muertos, entre ellos 426 niños Pero lo interesante de todo esto es que el señor Obama ha insistido en negarse a esperar el resultado de los análisis de la comisión de la ONU solicitada por el gobierno Sirio. Plantea Obama que la solución es bombardear a Siria, lo que sin duda arrojará un saldo fatal mucho más numeroso que los argumentados por Barak para justificar el bombardeo. Es bueno que recordemos que luego de la destrucción de las llamadas torres gemelas el ataque de Estados Unidos a Afganistán dejó miles de muertos y está cifra continua subiendo. Recordemos también que en 2011 cuando estados Unidos bombardeó Libia para “proteger a los libios de las matanzas del dictador” asesinó a más de 25 mil libios y en el caso de Irak ya se cuentan en más de un millón los muertos que han perecido por la “protección” que ha hecho de ellos el coloso del norte.

Tal parece que en las cuentas del señor Obama menos es mas y mas es menos, o quizá haya unos más muertos que otros. Incluso es posible que para Obama haya unos que sean más niños que otros y tal vez por esa razón le cuadren las cuentas al más pacífico de los pacificadores que han recibido el premio nobel de la paz.

Es claro que en las matemáticas del señor Obama no se incluye a los palestinos asesinados por Israel, ni tampoco se cuenta las casas derrumbadas a los palestinos para que en el sitio de donde éstos son expulsados se establezcan colonos judíos.

Son verdaderamente caprichosas las cuentas de Obama, aunque probablemente los números que importen a este presidente satánico sean aquellos que expresan la abultada cifra de armas que se venden y venderán en un Medio Oriente encendido por todos los costados con lo que se dinamizará la economía estadounidense.

Nunca había sido tan blanco un presidente negro de los Estados Unidos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1585 veces.



Miguel Mendoza Barreto


Visite el perfil de Miguel Mendoza Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: