¿La 2da guerra de Corea?


Han sido tanto y tan frecuentes los incidentes diplomáticos y militares entres las dos parte en que se encuentran artificialmente dividida la milenaria Nación Coreana, que los observadores y analistas de los problemas de esta region, en general, tienden a minimizar la importancia de los mismos y a calificar como “round de sombras” tales hechos, considerando que los mismos estan dirigidos a mantener la tension entre las partes controvertidas con fines, más de politica interna y regional, que propiamente decisiones dirigidass a provocar una conflagración en la que se puedan utilizarse armamento estratégico, con consecuencias catastróficas, no solo para las partes involucradas, sino para una amplia región del continente asiático que se veríá arrastrada a este conflicto; además de los daños que la misma provocaría a la economía mundial, ya de por si afectada por los conflictos del Medio Oriente, el Golfo Pérsico y el norte de Africa, que hace más dificiles a los centros del Capitalismo mundial superar, aunque sea medianamente, su crisis sistémica y afectaría el crecimiento económico de las potencias grandes y medias que emergen como alternativa al viejo orden económico-financiero, polٌítico y militar construido sobre los resultados de la Segunda Gerra Inter-imnperialista Mundial, a la que fue arrastrada la Unión Sovietica..

Por otra parte, la gran mayoría de consumidores de información generadas por la canalla mediática internacional y los laboratorios de Guerra Sicológica de las agencias de inteligencia del gobierno de los Estados Unidos, sus aliados europeos de la OTAN y sus serviles repetidoras del capitalismo subalterno, llenan sus espacios noticiosos con informaciones sobre la situación coreana, creando un escenario de guerra en la que solo se conoce una infima parte de las opiniones oficiales de los voceros oficiales de los dos gobiernos coreanos y el gobierno de los Estados Unidos de América, pero se tergiversa descaradamente los hechos, con el fin de hacer aparecer al gobierno de la República Popular Democratica de Korea, presidida por Kim Jum-un, como un gobierno “tiránico”, “inestable”, “provocador” e “irresponsable”, que pretende desatar una guerra nuclear contra la “democrática” y pacífica República de Korea (Sur) y los Estados Unidos de América; versión que se ve fortalecida por la escasa información que logra romper el cerco informativo que, desde la Primera Guerra de Korea (1.950-1.953) se tiene en las otras partes del mundo.


La verdad de las cosas es que en la península coreana existe una milenaria nación que fue atacada e invadida en 1.950, por los Estados Unidos y algunos de sus aliados en la Segunda Guerra Mundial ( Inglatera, Australia, Nueva Zelanda, Brasil, Colombia, entre otros), con el fin de impeder al triunfo total y definitivo de los revolucionarios coreanos en su lucha por la unificación de la Nación Coreana, despues de la capitulación del Imperio Japones y, por esa vía, imponer un gobierno títere que le permitiera mantener la presion desestabilizadora contra la triunfante República Popular China, pero ante la derrota militar vergonzosa de los imperialistas y sus aliados, se vieron obligados a pactar un Armisticio que convertió el Pralelo 38, como la línea divisoria territorial entre las dos partes de la nación coreana.

Las tropas acantonadas por los Estados Unidos desde en la parte sur de la península coreana suman hoy más de 25 mil y estan dotadas de los más moderno sistema de armas con que cuentan el imperialism dentro y fuera de su territorio, incluyendo misiles tierra-tierra y mar-tierra, portadores de armas atómicas tácticas y estratégicas; lo cual constituye una amenaza real y permanente contra la seguridad, la paz y la integridad territorial de la República Popular Democrática de Korea que, legítimamente se vió obligada a desarrollar su propia investigación nuclear con fines militares y alcanzar la fabricación de tales medios de guerra, con el fin de disuadir, prevenir y responder, si así fuera el caso, a una agresión militar de los Estados Unidos y su aliado subalterno de la República de Korea (Sur).

Las maniobras militares que realizan actualmente las fuerzas militares de los Estados Unidos y el ejército de la República de Korea (Sur) en las proximidades del territorio de la República Popular y Democrática de Korea (Norte), pueden ser consideradas como preparativos de guerras y, la presencia de los superbombardeoros furtivos B-2 “Spirit” y los asesinos de Vietnam, los B-52, confirman de que se trata de operación dirigida a identificar blancos militares y económicos sensibles, especialmente, las rampas misilísticas atomicas, los sistemas de radares y las baterias antiaereas; lo cual hace comprensible que la República Popular Democrática de Korea, decrete la alerta y movilización general, suspenda los contactos militares de la lٌnea divisoria del Armisticio y declare su decision de responder, con todos los medios a su alcance, la possible aggresion imperialista contra su territorio y su pueblo.


La aggression military de los Estados Unidos de América contra la República Popular Democrática y Popular de Korea, no ha sido posible, hasta el momento, no por la conducta “pacifista” de los Estados Unidos - que en 60 años ha invadido a Cuba, Vietnam, Laos, Cambodia, Republica Dominicana, Grenada, Panamá, Líbano, Yemen, Somalía, Afganistán, e Irak) sino, por la firme actitud del gobierno y las Fuerzas Armadas de la República Popular Democrática de Korea (Norte), que han debido sacrificar su desarrollo económico y el bienestar social de su población, - como lo ha hecho la República de Cuba por el bloque y las amenazas imperialistas en estos ultimos en los ultimos 53 años - construyendo un costoso sistema de de defensa que impida a los imperialistas norteamericanos intentar una aventura militar en su territorio.

En estas circuntancias, los Estados y organizaciones amantes de la Paz, debrían denunciar las actitudes belicistas y agresivas del imperialismo norteamericano en la península coreana e insister, en el seno de la Organización de las Naciones Unidas y demás foros internacionales, en la solución pacífica, total y definitiae del conflicto en la península coreana, lo cual pasa por la salida de todas las tropas usamericanas del territorio surcoreano, el desarme mutuamente concertado entre las dos partes coreanas,, la colaboración económica y el desarrollo pacifico del proceso de reunificación de la milenaria nación coreana.


yoelpmarcano@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5788 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a162352.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO