Ollanta Humala recibe la bendición de Prisa-El País

Juan Luis Cebrián, la cabeza visible del grupo Prisa y del periódico conservador El País, publica el domingo 22 de enero una entrevista a Ollanta Humala que, siguiendo las directrices de Marshall Macluhan, confirma aquello de «el medio es el mensaje».

Ollanta Humala, el buen guerrero es un monólogo a dos voces en la que Juan Luis Cebrián (ex-director de El País y consejero delegado del entramado español Prisa) apadrina a un Ollanta Humala «mansito» al que dedica los dos primeros largos párrafos de una entrevista de tres páginas, para colocarlo en el sitio bueno y amable que quiere Cebrián.

Para legitimar sus buenas palabras sobre Humala y que no suenen a vacío, Cebrián mete por medio sus conversaciones sobre el entrevistado con Lula y Vargas Llosa (con éste en un descanso del Real Madrid-Barça, que estos detalles son importantes). El resultado final de este monólogo de Cebrián con respuestas de Ollanta, que sigue el «sendero poco iluminado» del conservador que le pauta el español es que Cebrián (Prisa), el rey de los españoles, los españoles en su conjunto, el FMI, el Banco Mundial, los financieros de Davos etc, no tienen nada que temer porque Ollanta no es como Chávez, Evo, Correa o la incierta Cristina y, además, es su amigo.

Algunas perlas de la entrevista son:

«Yo tenía de él la imagen estereotipada que la mayoría de los medios occidentales y la casi totalidad de los de su país habían difundido: un militar golpista, un Chávez a la peruana que había cambiado la exuberancia caribeña por la severidad del inca, pero que en el fondo constituía la misma amenaza para la democracia que la representada por cualquiera otro de los caudillos latinoamericanos de nuevo cuño». (Cebrián).

Uno de los «medios occidentales» es precisamente El País que se encargan de estereotipar, según se pliegue o no el presidente de turno a sus intereses económico-empresariales.

«¿Hay forma de solucionar los problemas latinoamericanos en una institución en la que no están los Estados Unidos? Existen allí cincuenta millones de hispanohablantes y el producto interior bruto que generan es superior incluso al de España. En mi opinión —abundo— los Estados Unidos también pertenecen a Latinoamérica.» (Cebrián).

El producto interior bruto... es que no tienen otra cosa en esa cabeza. La materia de geografía para Cebrián (incluida la de historia), según esta declaración sobra.

«Perú era una sociedad agraria hasta la llegada de los españoles, que fueron quienes comenzaron las explotaciones mineras». (Humala).

¿De verdad dijo esto el presidente del Perú? ¿De dónde sacaron los cuartos de plata y oro los antiguos peruanos si no había extracción minera ni metalurgia? ¿Son sinónimos para Humala explotaciones mineras con régimen de esclavitud? No es extraño que Cebrián le diese palmaditas.

«España acierta en su política de seguir fomentando las cumbres iberoamericanas y es de admirar el esfuerzo que hace el rey por no estar ausente de ninguna, incluso cuando ha sufrido alguna enfermedad o impedimento físico».(Humala)

Si el rey no fuese es como invitar a la clase a tu cumpleaños y no ir, no olvidemos que estas «cumbres» que hoy rozan los suelos, están hechas y pagadas por los españoles para legitimar ante terceros, en este caso la Unión Europea, su «influencia» en las ex -colonias. El principal impedimento físico que tiene el rey de los españoles es ser Borbón, y si eso no le impide ser rey de los españoles, mucho menos montarse en un avión y dar un discurso al año.

—¿Y han hecho los españoles algo mal, de lo que arrepentirse? (Cebrián).

—Se llevaron dos cuartos de plata y uno de oro —estalla en carcajadas, rememorando el rescate que los incas pagaron por su jefe Atahualpa, secuestrado por Pizarro. Una vez los españoles hubieron cobrado, asesinaron al inca. (Humala).

Sin comentarios. La entrevista tiene tres notas de Cebrián a pie de página. La mejor es la tercera:

«(3) Residentes españoles me comentaron que conocen los casos de varios perceptores del seguro de desempleo que están, sin embargo, trabajando en Lima al tiempo que cobran el subsidio de paro».

Podríamos hacer con estos pobres peruanos que cobran 600 euros de seguro de desempleo español, trabajando en Lima fraudulentamente, lo mismo que hicieron los españoles con Atahualpa después de que saldara su deuda: matarlo con garrote vil, retorciéndole el pescuezo y desnucándolo con un hierro. ¿A fin de cuentas... quién debe a quién? ¿Los peruanos a España o los españoles al Perú?

La beatificación de Ollanta Humala a manos del grupo Prisa es una prueba más de que la mentalidad del conquistador descansa plácidamente, mientras los presidentes latinoamericanos de turno llenan los cuartos de palabras y compromisos para que otros, Prisa, Santillana, etc... hagan negocio.

xurxom@kaixo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1871 veces.



Xurxo Martiz Crespo

Vivió 30 años en América Latina. Académico del exilio económico y político gallego

 xurxo.martiz@gmail.com      @XurxoMartiz

Visite el perfil de Xurxo Martiz Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Xurxo Martiz Crespo

Xurxo Martiz Crespo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a137341.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO