Y ya entran en el cuento pérsico Francia e Inglaterra, o sea, la guerra

Ya se movieron hacia el Medio Oriente navíos bélicos de Francia e Inglaterra, en apoyo a su capataz norteamericano, los EEUU (los jefes son los plutócratas mundiales). Llevan la guerra en sus portaviones, los guapetones internacionales. Cuando se han juntado, han desencadenado la guerra y, de hecho, han sido suyas las últimas desatadas en el mundo: Irak, Libia...

Los coñitos buscan petróleo, que se les acaba; o, por lo menos, intentan asegurar los volúmenes que en la actualidad le surten. Y echan el cuento: son policías mundiales que van a las costas iraníes a asegurar el libre fluir de petróleo para el mundo, lógicamente dando por hecho que el mundo son ellos. Dizque evitarán que Irán cierre el superimportante Estrecho de Ormuz, puerta de flujo de un alto porcentaje de petróleo.

En fin, como ya sabemos el cuentito, se dirigen a salvar el mundo, los gallitos de pelea. No le paran bolas al hecho de que hay buques rusos en las costas iraníes (al menos así lo hacen ver), y se van a provocar, a intimidar, a ver a quién carajos se le escapa un tiro para luego ellos pescar en el polvo de los acontecimientos. En otras palabras, se van al Medio Oriente como a ver qué sale, aunque no tengan cojones finales para atentar contra la posición rusa, que ha poco expresó no permitirá el uso y abuso de Siria (o Irán).

Nota aparte, hay que decir que China y Rusia también tienen intereses en esos países y su toma se traduce en pérdida de geoestrategia para ellos, de paso; además, considérese que ya perdieron puntos con la caída de Libia e Irak..., cuando se quedaron de brazos cruzados. ¿Hasta cuando?

Pero sigamos con los coñitos: se puede interpretar que sus pasos sean un acto intimidatorio contra Irán, ¿cómo no?, aunque no se atrevan a la final si los rusos andan de por medio. Mas están ahí en aguas casi iraníes, presionando, pujando la guerra, tentando, jugando con la arrogada majestad que les da la ínfula de creerse los custodios del mundo, valorando inclusive pasar por encima de los rusos, si se descuidan. Tal es el punto: la guerra en una de sus diferentes etapas.

Sus navíos de guerra y aviones juntos (portaaviones, destructores y fragatas), como sea que no se atrevan a la final a disparar de modo importante contra los iraníes sobre la presencia rusa, expone ante el mundo la miserable catadura moral de este combo imperialista y colonizante, anclado en cuerpo y alma en las eras oscuras de la también misérica civilización humana explotadora de hombres. Porque eso ha demostrado la ciencia y la tecnología: no necesariamente constituyen mejoría de la condición humana.

Más del autor en Tips políticos

camero500@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1907 veces.



Oscar J. Camero

Escritor e investigador. Estudió Literatura en la UCV. Activista de izquierda. Apasionado por la filosofía, fotografía, viajes, ciudad, salud, música llanera y la investigación documental.

 camero500@hotmail.com      @animalpolis

Visite el perfil de Oscar J. Camero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a136677.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO