¿Qué hacer cuando el imperialismo invada Irán?

¿Qué deben hacer los defensores de los derechos humanos, de la mujer, de los homosexuales, de las costumbres occidentales y la piedad religiosa, los intelectuales de izquierda que viajan de conferencia en conferencia con su lupa y sus prejuicios; ante una invasión imperialista a la soberana tierra de La Revolución Islámica Iraní? 

Cuando desde el enjambre comunicacional del capitalismo se empezaron a tejer las matrices de información (con mentiras y espectáculos hechos a la medida) en contra del líder libio Muammar Gadafi, algunos “revolucionarios” se “confundieron ante la posición moral que debían tomar. Argumentos fueron y vinieron para intentar justificar el Comité Nacional de Transición Libio (un grupo de mercenarios organizado desde occidente) que supuestamente, inmerso en la llamada “Primavera Árabe” que nació en Túnez, era un movimiento que luchaba por la libertad y en contra del “tirano y dictador” Muammar Gadafi.  

Lo que sin ninguna duda, era una agresión imperialista en busca de recursos naturales y posiciones estratégicas contra aquella pequeña franja de África, llamada Libia, se convirtió, para algunas lumbreras intelectualizadas de “Izquierda”, en una rebelión nacional. Pudieron más los prejuicios occidentales, que la solidaridad de los pueblos en la lucha contra el imperialismo. 

¿Cómo se puede justificar una invasión imperialista, siendo anti-imperialista? 

Este gran dilema todavía recorre las conciencias de aquellos expertos intelectualizados (en su gran mayoría europeos) que a pesar de haber mantenido posiciones dignas en su trayectoria, fueron victimas y victimarios del discriminatorio mundo occidental, dueño de la verdad, dueños de todo.  

¿Qué hacer cuando el imperialismo invada Irán? 

¿Tenderemos el descaro de asegurar cual forma de gobierno es el que merece el pueblo persa (que junto a Irak es el hogar de las civilizaciones más antiguas) cuando es amenazada por el imperio más cruento y descarado de la humanidad?

¿Empezaremos a discutir los derechos de la mujer en la revolución iraní y el Corán, mientras son violadas por los mercenarios del imperialismo, como violaron en Misrata y Al-Zawiya a las mujeres libias; o rechazaremos contundentemente la presciencia de los mercenarios en Irán? 

¿Qué dirán los intelectuales y defensores de los Derechos Humanos cuando las bombas inteligentes y los aviones teledirigidos, destrocen en pedazos los niños y las niñas iraníes?  

¿Empezaremos a discutir como eran tratados los presos iraníes mientras las bombas de racimo caen sobre los barrios de la tierra persa?  

¿Debatiremos sobre el desarrollo de la energía nuclear, mientras el imperialismo lance armas químicas sobre la población iraní? 

Cuando la humanidad pasa, quizás, por el momento más critico en su historia. Cuando el planeta está realmente amenazado por el carácter irracional del sistema. Cuando el capitalismo enfrenta una de sus peores crisis orgánicas y en su fase superior, el imperialismo, putrefacto y peligroso, arremete para sostener su supervivencia; no hay tiempo para filosofar mucho. Hay que actuar, tomar decisiones, fijar posturas claras. 

"Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad. Quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo." Discurso de Fidel Castro, el 5 de Diciembre de 1988.

adaleduardo@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2742 veces.



Adal Hernández


Visite el perfil de Adal Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: