Compra y venta de lealtades y favores contra el islamismo

El rostro de la primavera árabe salió a la luz pública, frenar el islamismo sacando presidentes que ya no son útiles al propósito, para ello utilizan al mismo pueblo para originar guerras civiles tipo Libia, nueva estrategia operacional de la OTAN apoyando desde el aire a los mercenarios contratados trabajando en conjunto con grupos de fuerzas especiales para colocar gobiernos de transición pro Washington, frenando la corriente islamista radical que amenaza los intereses energéticos y comerciales en el Norte de África y Medio Oriente.

Las masas son manipuladas desde adentro con “ayudas” económicas y los gobiernos expuestos al congelamiento de los recursos en todo el mundo previa sanción de la ONU, ante la crisis, retrata de una manera parcial la realidad política de Siria, Yemen, Egipto, Bahréin, Túnez, las masas son seducidas económicamente, usadas, manipuladas por el dólar y el euro que circulan a raudales como en Libia, produciéndose una mutua utilización e influencia, una compra y venta de lealtades y favores momentáneos hasta colocar al próximo títere en el poder transitorio para dividir mas los transitorios poderes limitando a los nuevos gobiernos en el cual el poder detiene al poder para que sigan alineados, subordinados a los intereses estadounidenses y europeos.

Londres pide una zona de exclusión aérea en Siria con fines humanitarios, misma excusa que sirvió para bombardear Libia, el presidente Bashar al Assad expulsado de la liga árabe, criticado por el primer ministro turco Recep Tayyip nuevo comodín de la coalición y de gran influencia en el mundo musulmán utiliza la compra y venta de favores entre Rusia, EEUU y Europa por los oleoductos rusos, árabes, que cruzan su territorio que alimentan de gas y petróleo a los europeos, tratando de ocultar otro de los propósitos de la primavera árabe el ataque israelí contra la central nuclear en Irán.

Lealtades y favores de la política internacional liderada por EEUU y Europa no pueden frenar el oscuro propósito de Netanyahu, bombardear la central nuclear iraní porque de alguna manera tiene que pagar el veto estadounidense en la ONU contra Palestina; Londres, Paris y Washington dirán que no pudieron evitar el ataque israelí contra el gobierno del presidente Ahmadinejad, agregaran que, de ninguna manera pueden abandonar a Israel por ser un aliado estratégico en el Medio Oriente, contrarrestando de alguna manera la oposición de Moscú y Beijing al ataque contra Teherán.

Lealtad y favor paga el mariscal Mohammed Husein Tantawi, presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas que gobierna Egipto, nuevo enemigo de los jóvenes que en la plaza Tahrir, derrocaron a Osni Mubarak; el gobierno de transición liderado por el ministro Essam Sharaf y su gabinete renunciaron porque solo son marionetas del ejército egipcio, del pentágono y la OTAN, con la complicidad de los Hermanos Musulmanes y del movimiento Salafista, socios para tener una mayoría parlamentaria contra la Gamaat islamiya en las próximas elecciones.

La guerra de partidos esta desatada en Egipto ante el beneplácito de Washington, mientras más se divida los movimientos islámicos y grupos políticos con aspiración de ser los más fuertes en el Parlamento los militares confeccionan a su antojo las bases para la nueva carta magna que será un freno al islamismo y porque los militares no quieren perder los privilegios alcanzados en estos últimos 50 años, ese estatus debe continuar es la decisión del mariscal Tantawi y su equipo de generales, por tal motivo nombraron otro títere Karmal el Ganzuri ex primer ministro de Mubarak, es el nuevo encargado de las FFAA para nombrar un nuevo gobierno que se haga el tonto con la nueva Constitución.

En Yemen Ali Abdallah Saleh, prometió su renuncia ante la presión internacional y de la liga árabe so pena de quedar aislado como Bashar al Assad o asesinado como Gadafi, para qué llevar a Yemen a una guerra civil dice Saleh, si desde hace rato EEUU le tiene puesto el ojo como país que patrocina el terrorismo y porque según la CIA en Yemen, se encuentra una fuerte célula de Al Qaeda. 33 Años en el poder estuvo Saleh, uno de los últimos presidentes anclados en el poder sin pena ni gloria, la primavera árabe utilizada por EEUU y Europa persigue un nuevo reordenamiento geopolítico en esas áreas.

Como corolario, por fin el presidente Medvedev, anuncia que Rusia se defenderá de la ofensiva que representa el escudo antimisiles aun cuando se deje atrás los tratados de reducción de armas nucleares (verdadera ficción) SALT que nadie cumple a pesar de los favores que en materia de energía se profesan rusos y estadounidenses para explotar en conjunto el Polo Norte o por la interesante propuesta del candidato Putin con su proyecto Eurasia, que para nada interesa a Washington por estrategia militar, ya que Eurasia fortalecerá económicamente a Moscú empujándolo de una vez hacia arriba.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2796 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: