Los indignados y el rebuznar de Aznar

Otra vez Aznar, la mascota del imperio volvió a rebuznar. En esta ocasión el perrito faldero del imperio ni siquiera se dio cuenta que, hasta su amo, el inquilino de la Casa Blanca, no oculta –porque lo tiene en las narices- que existe un ‘movimiento’ mundial, auto denominado los indignados. Mientras que varios de los gobiernos responsables del actual sistema económico mundial no niegan la creciente presencia de cientos de miles de manifestantes en las calles de muchos países, al animalito político que rebuzna cada vez más y mal, no le habían leído la noticia.

Como es sabido, este perrito deambula por América Latina haciendo lobby a favor de todo lo que sea atacar a los gobiernos de Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, y a otros países cuyos dirigentes se rehúsen obedecer los mandatos de Washington. Desde hace varios años, la mafia de Miami hace rebuznar a Aznar en distintos escenarios (hoteles, universidades donde venden títulos, Embajadas reaccionarias y en medios comerciales y publicistas del imperio), siempre con el afán de desprestigiar a los movimientos revolucionarios de América Latina.

No fueron suficientes los años que estuvo como presidente de España, para demostrar su escualidez intelectual, vaciando los significados de libertad, democracia y derechos humanos. Se alió con George w. Bush y Tony Blair en esa cruzada guerrerista contra Irak, y hoy como ex presidente todavía sigue moviendo la cola, cada vez que se refiere a esos conceptos políticos. A ese animalito no le han avisado que la crisis que actualmente vive el mundo, en tanto sistema capitalista salvaje, entre otras razones, es porque ha sido construido suprimiendo las libertades de los trabajadores, beneficiando el capital de las grandes transnacionales que mandan en las naciones (y donde las elecciones “democráticas” no son sino una cortina de humo para que nada cambie) y violando, abusando y destruyendo los derechos humanos y ambientales.

Hace algunos días la mascota imperial estuvo rebuznando en Ecuador. Cuando le preguntaron por las manifestaciones del 15 de octubre, dijo que, “fue una cosa más o menos en la que hubo participaciones diversas, no es más que un movimiento marginal antisistema, vinculado a grupos de extrema izquierda; su representatividad no es importante en la vida española”. Salta a la vista la ignorancia y las contradicciones; si no supiéramos quién es Aznar, sería difícil creer que así se expresa un ex jefe de Estado.

Para Aznar, marginal es esa multitud de gente que en 951 ciudades y procedentes de más de ochenta países se movilizaron el 15 de octubre, manifestando su indignación ante el actual sistema capitalista, con el grito: “Unidos por un cambio global”. La mascota no está enterada que en España (su país de origen) se realizaron marchas y actividades en más de 80 ciudades. Cientos de miles de personas expresaron su indignación ese día, congregando a unas 350.000 en Barcelona, 500.000 en Madrid, en Zaragoza unas 150.000, en Sevilla 60.000, en Coruña 3.000. ¿Para qué seguir? No vale la pena ni siquiera referirnos a eso que el animalito dice “vinculado a grupos de extrema izquierda”. Como puede verse, la estupidez, en este ex jefe de Estado no tiene límites.

Este animalito no está preocupado por lo que hacen los indignados en el mundo, él está interesado en otras cosas. Al igual que otros desvelados (como Carlos Alberto Montaner, Andrés Oppenheimer y Vargas Llosa) él está perturbado por Cuba (ellos viven de calumniar a la Revolución Cubana). Aunque le preguntaron por los indignados, él aprovechó para referirse a los gobiernos de la región (América Latina), afirmando que hay unos de izquierda o de centroizquierda, como los de Brasil o Perú, pero que son distintos a los que siguen el llamado Socialismo del Siglo XXI. Seguidamente rebuznó su diatriba: “Otra cosa muy distinta es el Socialismo del siglo XXI, que es la cubanización de las sociedades, pues utiliza la democracia para vaciarlas democráticamente, para no hacer sociedades libres sino controladas”. “No creo, desde el punto de vista de la estabilidad, de lo que es un sistema democrático de libertades y de prosperidad económica y social, que ni Cuba ni Venezuela, ni Nicaragua ni Bolivia sean ejemplos de nada”.

Como puede verse, Aznar rebuzna por la herida abierta; él estuvo detrás de su amigo Pedro “El Breve” Carmona en el golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez el 2002 que fue un rotundo fracaso. Desde hace varios años deambula por Bolivia y Ecuador rebuznando contra dichos gobiernos. Y contra Cuba, sin ningún éxito ha dicho y hecho de todo (está probada su relación con la mafia terrorista de Miami).

A Aznar hay que llevarlo a rebuznar a España, para que les hable de estabilidad, de democracia y de libertades a los cerca de cinco millones de parados y a más de 20% de desempleados españoles.


abr32@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1634 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a131894.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO