El muerto que vos habláis, goza de buena salud

Desde la publicación de “¿Qué hacer?” escrito por V.I. Lenin en 1905 y el desarrollo de la guerra de cuarta generación, pasaron varias décadas. El "Que Hacer", debió ser siempre el primer libro a leer por los iniciados en la excepcional vida de un militante revolucionario.

Lenin, con la meticulosidad y rigor científico que caracterizó sus escritos, desarrolló de manera extraordinaria la fundamentación de la comunicación moderna y su esencial carácter político. En su momento se trataba de explicar la necesidad de fundar un periódico que explicase la política del partido bolchevique y organizase los obreros de toda Rusia: funcionó.

Hace muchos años oí: "un comunista es entre otras cosas, un propagandista". Crecimos en esa escuela. La lamentable tendencia de cierta izquierda a recordar a los clásicos revolucionarios, por las frases de Rosa Luxemburgo: ..."o socialismo o barbarie". De Lenin: ..."retroceder un paso para avanzar dos", o bien: ..."la tarea de la unión de juventudes consiste, en que al trabajar, al estudiar, al organizarse, hagan de ello, una guía comunista", en vez de asimilar y desarrollar los conceptos leninistas, esa izquierda los canonizó hasta convertirlos en una biblia:

Mientras tanto los gringos se dejaron de paja y con otros teóricos desarrollan a plenitud la publicidad y la comunicación hasta comprender muy bien su aplicación política: la guerra de cuarta generación, la cual aplicaron contra la URSS y sin un disparo de fusil liquidaron a más de 70 años de socialismo soviético.

También hemos oído en diversas ocasiones a quienes con altísima solemnidad sentencian que el capitalismo está estertoroso, agónico, que ya llegó a su final. Pero otros, filósofos de las Plazas Bolívar, han refutado diciendo que sí es verdad, que a todo cochino le llega su sábado.

Al capitalismo, parece que no, porque los ricos les cuesta mucho acercarse al sábado. Mas bien, nos dijeron, acuérdate lo que dicen por ahí, que cuando el pobre va de culo, no hay barranco que lo ataje.

Reflexionando sobre la sabiduría de la filosofía popular, no en los clásicos y nuevos teóricos de la revolución, nos llegaron unos documentos a las manos con un conjunto de opiniones, que hemos considerado alarmantes por lo suavecito y sofisticadamente técnico del lenguaje utilizado. ¿Como para que no se entienda mucho?

En la revista Foreign Affairs de Noviembre/Diciembre. 2010, No 89, en sus páginas 13 a 24 hay una declaración de la Sra. Hilary Clinton, expresión de la política exterior norteamericana, donde se refiere a la nueva visión de la diplomacia norteamericana para el fortalecimiento del poder civil. Con una arquitectura propuesta por el departamento de estado de los EEUU y la agencia para el desarrollo internacional (USAID), hablaba de fortalecer estas dos agencias -para este propósito- con 1000 funcionarios del servicio exterior y otros tantos del servicio civil de EUA.

El nuevo equipo de diplomáticos expertos podrían ayudar a resolver algunos problemas globales como:

1.- Salud

2.- Agricultura, seguridad alimentaria y degradación ambiental

3.- Drogas y crimen organizado

4.- Energía

5.- Cambio climático

Más adelante decía: en los próximos años trabajaremos intensamente en la diplomacia americana para fortalecer principalmente:

1.-Zonas en conflicto

2.- Zonas post-conflicto

3.- Estados frágiles (?)

Este servicio civil global respondería a los retos de alta complejidad diplomática y de desarrollo. Lograr estos objetivos ambiciosos permiten que el USAID pueda salirse de sus propias paredes y "abrazar", negocios, filantropías y grupos de ciudadanos interesados (sociedad civil ?) y construyendo una sintonía con economías emergentes: China, India, Indonesia, Nigeria, Pakistán Rusia y Suráfrica, para "resolver los problemas" y aprovechar los beneficios de tecnologías selectas (telefonía celular por ej.) de modo de asegurar un impacto sostenible y de larga duración.

Por pura casualidad, uno de los ideólogos gringos de este plan, estableció la primera escuela de medicina tropical en Houston, Texas, y comentó que el ataque a las enfermedades desatendidas a nivel global sería la primera victoria de la propuesta de la Sra. Hilary Clinton.

En otros párrafos se decia que había un retraso en el seguimiento de la estrategia mundial y plan de acción de la salud pública y propiedad intelectual. Resolución de la Asamblea Mundial de la Salud 61-21

También sobre la reforma de la OMS ( entiéndase privatización de la OMS), los europeos y EUA (contribuyentes más fuertes) piden reafirmar la influencia del sector privado, no sólo en cuanto medicamentos, sino también en el área de servicios. Se refieren a la instauración del foro de la salud mundial donde la agenda la llevan el sector privado y filantrópico, como la cooperación internacional inglesa y la fundación Gates (por citar algunos).

Destacan la importancia de la alianza del sector privado y público.

Por cierto no dicen como participan los países en desarrollo.

Es curioso que ya la mitad del presupuesto de la OMS lo aporta la fundación de Bill Gates

Pero para decirlo en otras palabras, los gringos observaron la solidaridad que brinda el Estado Cubano en materia de salud y otras áreas sociales a muchos pueblos del mundo, lo cual es inobjetable, por el contrario, elogioso.

Pues bien ellos -los gringos- van (o están ya )a desarrollar un ambiciosa proyecto de invasión de los pises en desarrollo en nombre de la salud de los pueblos, de la seguridad alimentaria y otros temas sensibles de manera diplomática. Pero ya imaginamos que no saldrán nunca jamás.

El plan está  en ejecución. En el 2002 una compañía que se ocupaba de las enfermedades no denunciadas y otros temas manejó un presupuesto anual de 5  millones de dólares millones de dólares. Este año, 26 compañías u organizaciones que atienden temas de salud en esta orientación, manejan un billón de dólares

Será que esperaremos ver pasar el cadáver del imperialismo frente a nuestras casas?

Mientras tanto las altas direcciones de salud y los ejecutivos de los países en desarrollo no opinan sobre el tema. Ojalá que cuando piemos no sea demasiado tarde. 
 

(*)Ex ministro de Salud, embajador en Argentina.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2050 veces.



Roger Capella Mateo(*)

Médico, gremialista. Fue ministro de salud en el gobierno bolivariano.

 rogercapella@gmail.com

Visite el perfil de Roger Capella Mateo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roger Capella Mateo

Roger Capella Mateo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a131675.htmlCd0NV CAC = , co = US