Victoria de la paz

Pese la resistencia y provocaciones de las instituciones y los partidos bicéfalos del Reino de España, el proceso de construcción de una salida política negociada al conflicto armado que enfrentó durante cincuenta años a una parte importante del pueblo vasco con el Estado Español viene desarrollándose, con la coincidencia y la voluntad de la mayoría de las organizaciones políticas y sociales vascas, el apoyo electoral del pueblo vasco y el calificado apoyo de importantes personalidades internacionales con experiencia en la promoción y conducción de procesos de solución de conflictos políticos internos. 
 
La celebración el próximo 17 de octubre de 2011, de la Conferencia Internacional para Promover la Resolución del Conflicto en el País Vasco, es uno de los más importantes hechos políticos que se han producido en el último año, los cuales afirman  la existencia de especiales condiciones en Euskal Herria, para avanzar en un proceso de superación de la violencia y la búsqueda de una solución política negociada del actual conflicto, basada en la renuncia expresa a la violencia, el uso de medios estrictamente democráticos para alcanzar objetivos políticos y el reconocimiento de los derechos del pueblo de Euskal Herria y de sus organizaciones a reivindicar el derecho a decidir sobre la Soberanía y la Independencia de ésta antigua colonia del Reino de España, teniendo los “Principios Mitchell”, aplicados en el proceso de Irlanda del Norte, como bases de las negociaciones de Paz.
 
Junto a la decisión de la organización armada Euskal Ta Askatuta de decretar una tregua indefinida, general y verificable, renunciando a la aplicación del “impuesto revolucionario” a los empresarios y empresas vascas; en estos doce meses se ha constituido un Grupo Internacional de Contacto, GIC, con calificadas personalidades de Europa y otras partes del planeta, con el fin de tomar iniciativas de facilitación de diálogos entre el Estado Español y los actores políticos involucrados en el conflicto, el Tribunal Supremo del Estado sentenció la legalidad de BILDU, que integra a grupos independentistas para participar en las elecciones regionales y locales de mayo 2011, quien tuvo un resultado sin precedente en la historia reciente del país vasco y, acaba iniciar actividades en Euskal Herria la Comisión Internacional de Verificación, CIV, organizada de manera independiente con calificados expertos con el fin de confirmar que el Alto al Fuego anunciado por ETA, se está efectivamente cumpliendo dentro y fuera del Estado Español.
 
Estos hechos de Paz, sin embargo, son respondidas con actitudes provocadoras y guerreristas por la dirigencia del neo-franquista Partido Popular y la posición contradictoria y equivoca del gobierno de Rodríguez Zapatero quienes, en medio de la mayor crisis económica y financiera de la Monarquía Española de los últimos 40 años y de un proceso electoral que culminará el próximo 20 de Noviembre; están decididos a desconocer el tema del conflicto vasco como parte de la agenda política y responder a los llamados al diálogo, con las sentencias injustas y desproporcionadas de la inquisitoria Audiencia Nacional contra la dirigencia atberzale, solicitudes de extradición de refugiados vascos y con la aplicación de la “Doctrina Poirot”, de alargamiento de las condenas a prisioneros y presos políticos vascos.
 
Lo más importante del presente escenario vasco, sin embargo, es la firme decisión de la izquierda vasca de mantener sus posturas políticas en el marco de las condiciones democráticas e institucionales actuales en la Comunidad Autónoma Vasca y el Estado Español, el apoyo de la mayoría social y política del pueblo vasco a la superación de la violencia y, la voluntad de calificadas personalidades internacionales de involucrarse en la facilitación, verificación  y el acompañamiento de la solución del conflicto; todo lo cual garantiza condiciones efectivas paral alcanzar, en el mediano plazo, una solución definitiva a este conflicto colonial europeo.
 
Este proceso, muy lejos de las costas de Nuestra América tiene, sin embargo, una alta significación política para los pueblos de América Latina y el Caribe, por cuanto se ubica en la propuesta planteada por el comandante Chávez y otros líderes de ALBA y UNASUR,  acerca de la importancia estratégica de promover un movimiento internacional de gobiernos y pueblos por la Paz, que neutralice y derrote la diabólica política del imperialismo norteamericano y sus aliados subalternos de la OTAN y el sionismo internacional, de incendiar  todo el planeta Tierra, en su fracasado intento de impedir la profundización de la crisis sistémica del Capitalismo y la pérdidas de sus hegemonías en el planeta; pruebas de lo cual son la agresión a Libia, el sostenimiento de las guerras en Irka y Afganistán, el desconocimiento del Estado Palestino en la ONU, la instalación de los sistemas antimisiles en Europa y, la provocadora acusación de conspiración para cometer homicidio en los Estados Unidos hecha contra la República Islámica de Irak
 
La victoria de la Paz en Euskal Herria debe ser entendida, entonces, no solo como la victoria de la mayoría del  pueblo vasco para promover ante el Estado Español su Derecho a Decidir sobre su Soberanía y su Independencia sino también, como parte de la victoria de los pueblos y la Humanidad toda por salvar al planeta Tierra y a sus habitantes del Holocausto a que los quiere conducir las fuerzas imperiales en su tránsito inevitable a su extinción.
 
yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1783 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a131615.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO