China compra oro

La preocupación de China por el lento fallecimiento del dólar justifica su publicitada compra de deuda de gobiernos europeos. Pero, con la crisis del euro en ciernes, los mandarines financieros chinos buscan un pilar más sólido para sus reservas de divisas que ya suman tres billones de dólares.

Mientras la crisis de endeudamiento de la eurozona se propaga de Grecia y Portugal a países como Italia y amenaza la propia supervivencia del euro, financistas y economistas chinos se vuelcan otra vez al oro para garantizar estabilidad.

Yu Yongding, ex asesor del Banco Central de China manifestó que la deuda de Estados Unidos aumenta y empeora su relación con el producto interno bruto.. También pronosticó problemas con los activos del país norteamericano y la economía global. Alrededor de 1,2 billones de dólares de reservas chinas están invertidas en bonos del tesoro estadounidense.

Yu coincide con bancos como Goldman Sachs en pronosticar el lento y sostenido declive del dólar. Entre 1929 y 2009 el poder de compra de la divisa estadounidense disminuyó en 94 por ciento, indicó. Goldman Sachs pronostica que perderá 15 por ciento de su valor frente a la libra británica en los próximos 12 meses.

Ante la posibilidad de que empresas calificadoras de riesgo como Standard & Poor's y Moody's reduzcan la nota máxima que todavía ostenta la deuda estadounidense, crece el temor de que ese país no pueda seguir pagando los intereses a sus acreedores, en especial a China.

Beijing contribuyó el año pasado a evitar una profunda crisis del euro al comprar bonos griegos a cambio de un contrato de arrendamiento de 35 años del puerto de Pireo, en Atenas. Luego compró 1.400 millones de dólares en bonos españoles, impulsando la confianza del mercado respecto de España.

La generosidad de China hacia Europa llevó al Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, un influyente grupo de estudio, a alertar de que el "interés de Beijing por Europa perjudica los intereses del continente" y amenaza con poner en riesgo valores de la UE a cambio de inversiones.

En los últimos dos años, Brasil y China concertaron varios intercambios de divisas entre sus bancos centrales para sostener su comercio sin utilizar el dólar. Acuerdos similares se lograron con Argentina, India, Rusia y Sudáfrica, entre otros países. En el primer trimestre de este año, alrededor de siete por ciento del intercambio comercial de China se llevó a cabo en su propia moneda, una proporción 20 veces mayor que la de 2010.

Beijing reconoce haber duplicado sus reservas de oro, que ascienden a 1.054 toneladas, equivalentes a 54.000 millones de dólares. Y tiene previsto aumentar el volumen a 8.000 toneladas lo que equivaldría a 410.000 millones de dólares.


icboy123@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2147 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a127092.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO