AIE Y OPEP dos haraganes

Con motivo de la crisis del petróleo en 1973 y el posterior fortalecimiento de la OPEP, se creó la Agencia Internacional de Energía (AIE) en 1974, en la actualidad cuenta con 28 miembros la mayoría países europeos excepto EEUU, Corea del Sur y Japón. La AIE es una agencia que defiende los intereses de los países desarrollados y consumidores liderados por EEUU.

En abril, Obama ordeno la creación de un grupo especial de trabajo para investigar una posible manifestación del mercado después que los precios del petróleo subieron más allá de los 100 dólares por barril a comienzos de año afectando la recuperación económica mundial sostenida por una industria 90% dependiente del petróleo.

Este grupo especial encabezado por AIE sugirió a la casa blanca y esta a sus aliados lanzar 60 millones de barriles provenientes de sus reservas estratégicas por un mes, 2 millones de barriles diarios para que el precio del petróleo baje y lo lograron, la cotización cayó 4.6% en la bolsa mercantil de New York, para cerrar en 91 dólares el barril. El crudo Brent en Londres cedió 6.5% cerrando en 107 dólares en el mercado de futuros ICE.

Hay varias lecturas de influencia política más que económicas para liberar estas reservas. EEUU dispone de 750 millones de barriles en reserva, aporta con 30 millones de esos 60, Europa con el 30% y los países asiáticos con el 20% restante.

Primero, es una medida de manipulación política más que económica, 60 millones de barriles inyectados al mercado en 30 días representan menos de un día de consumo global situado en los 86 millones de barriles (cantidad oficial) La industria no solo requiere de combustible barato para mejorar su producción, necesita contratar gente y eso no hacen porque la demanda está por los suelos. Para que la gasolina baje su valor, se requeriría más de 30 días inyectando al sistemas mundial 2.8 millones de barriles diarios, casi 89 millones de BPPD (barriles de petróleo por día) para satisfacer la demanda de energía de las economías en vías de desarrollo y emergentes BRICS. Del 14 al 20% de ese petróleo se lo lleva el transporte.

Segundo, los 140 millones de barriles de petróleo que Libia dejo de bombear en estos meses por la guerra civil y por los bombardeos de la OTAN están cubiertos. El 47% de ese petróleo satisfacía al mercado europeo ¿Cómo explicar que los países de Europa aporten con el 30% de la mitad de esos 60 millones de barriles lanzados al mercado en plena crisis económico-social? ¿Solidaridad?

Tercero, la acción política de lanzar petróleo al mercado está encaminada a otra clase de dividendos estratégicos para Washington y sus aliados, aumentar la presión sobre Irán y Venezuela, que dependen del precio del petróleo para sostener sus revoluciones. Hay voces en Washington, para que el gobierno bolivariano sea inscrito en la lista de países que apoyan al terrorismo, porque PDVSA continua sosteniendo relaciones comerciales con Irán. En la administración Obama, es la primera de estas peticiones al Congreso, otra se la realizo en el gobierno de Bush y por John McCain cuando candidato.

Cuarto, dar protagonismo político a la AIE y sostener disputas entre la AIE y la OPEP, esta última, dueña de mayor protagonismo mundial por aportar el 36% de la producción mundial de petróleo, pero, el 8 de junio tras la reunión de sus países miembros no incrementaron la producción pretexto utilizado por Washington por la AIE para lanzar al mercado 60 millones de barriles, ridícula cantidad que en nada beneficia a la economía mundial, peor aún si se lo hace por 30 días.

Quinto, sirve como estrategia electoral para la reelección de Obama, medida política petrolera-militar lanzada para que coincida con la retirada de una división de Afganistán, de 30000 solados que serán retirados en este año por morder el polvo de la derrota. Retirada inmediata de 10000 soldados que si beneficiara la economía interna estadounidense.

150 Millones o mas de estadounidenses tienen problemas serios y graves en pagar sus cuentas, y en Europa hay un desanimo generalizado porque se dan cuenta que Grecia, Irlanda, Portugal, España, y otros países no pueden pagar sus deudas. Ese momento se acerca, hay países que presionan por recuperar su política financiera.

Para las fuerzas armadas y para Obama la retirada de Afganistán, es una decisión difícil no así para los bonos electorales después que, en el 2009 ordenara el incremento de 30000 soldados para Afganistán, argumentando descuido por la guerra en Irak, o por la insubordinación del general McCrystal o porque sus aliados europeos no podían cubrir con algo más los 10000 millones de dólares mensuales que cuesta la guerra en Afganistán.

La casa blanca dice estudiar a la OPEP para evitar que suba el precio del petróleo. Si Washington proyecta para los próximos meses liberar más reservas no lo podrá hacer sin la ayuda de su aliado saudí y de los demás Estados de la península arábiga Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahréin, Omán, países que siguen las directrices económicas y políticas de su hermano mayor Arabia Saudita.

La OPEP está liderada por los sauditas y su club que producen más de la mitad de ese 36% a cargo del cartel, son países que no practican la ética y la honestidad en los cupos a ellos asignados y, más que nacionalidad existe sumisión a los estadounidenses y lealtad al rey, al emir, a los jeques. En muchos de estos pueblos el flujo de dólares producidos por las exportaciones petroleras permite que se repartan en algunos servicios, pero, igualmente con oportunismo para sostener las monarquías quienes pagan la protección militar norteamericana y su estatus.

En la península arábiga y en la OPEP el concepto de patria y honorabilidad se evapora con el sol y las calientes arenas del desierto. Lo único que existe para estos pueblos sin educación mayoritaria y cultura manipulada sometida a las autocracias y teocracias, es el territorio debajo del cual un océano de petróleo se presta para que dos haraganes la AIE y la OPEP manipulen la producción petrolera para bajar o subir su precio.

Decisiones que no contribuyen a estabilizar económicamente mercados bien abastecidos de petróleo ayudando a que la crisis termine, parecería, que a Washington y a sus aliados europeos les interesa sostener la crisis o sacarle provecho para desaparecer al euro y frenar el crecimiento económico de Asia y América Latina, con ellos a China y su proyección con el yuan, porque, entrando el dólar como moneda hegemónica en Europa, se recupera la globalización por las importaciones europeas.

“Entre las economías desarrolladas y en desarrollo la inflación se vuelve más amplia en los alimentos y en los combustibles así como una mayor demanda. El alza de los precios de la energía y otras materias primas en gran medida por China, genera presiones inflacionarias y frena el crecimiento económico” dice el FMI.

En Latinoamérica, muchos países se ven obligados a incrementar los impuestos para costear los subsidios a los combustibles sin tocarlos directamente para evitar costos políticos como ocurrió en Bolivia.

En fin, la economía mundial para poder abandonar la crisis depende del empleo en EEUU y en Europa, la duda que genera la economía china y el subsidio al yuan así como la devaluación al dólar, las decisiones de la FED de inyectar dólares especulativos para estimular su economía y sostener la guerra de divisas; son situaciones junto al petróleo manipulado por la OPEP y la AIE los mayores especuladores de la tierra.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3456 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: