El discurso jojoto de Maduro

En la OEA Obama se fue con la cabuya en la pata

La cancillería ecuatoriana se opuso a la readmisión de Honduras, alegó ausencia de disposición que exija castigar golpistas y violadores de Derechos Humanos. Venezuela, promotora del acuerdo, no podía acompañar posición de Correa. Pero pudo hacer otras cosas.

 Lamenté no hablase Chaderton Matos, porque siendo un maestro en el arte de hablar, hubiese dicho lo que había que decir; habiendo en este continente buenos entendedores, “pocas” palabras bastan.

 No fue suficiente fijar la posición; hizo falta un rico aderezo. Chaderton, política y jurídicamente ha sido asertivo; su discurso suele ser flecha veloz que pasa de parte a parte sin dejar huellas.

 Los oradores restantes, salvo el gringo, al hablar tocaron los asuntos del golpe y sus secuelas. Pero como en un acto de contrición. Les pareció mejor dejar las cosas hasta allí por temor adónde llevaría desenredar la madeja.

  Hubo golpistas pero en abstracto. Nadie se atrevió, ni Maduro, quizás por falta de habilidad retórica, a sugerir que el pecado aludía a pecadores allí sentados. Pues por razones diplomáticas no era pertinente decir “fueron ustedes”. Obama, esta vez, salió con la cabuya en la pata.

  Los gringos no pueden negar hubo un golpe de Estado. Antes lo condenaron. Pero no tardaron en reconocer al gobierno de Micheletti, brindarle respaldo y poner a “Mujiquitas”, como Arias e Insulza, a cabildear para, sin condición alguna, Honduras volviese a la OEA.

 La resolución expresa lamentable concesión al Departamento de Estado. Por algo estuvo metido en eso el inefable y sardónico Juan Manuel Santos.

 Pero ese golpe no lo dio Micheletti. Sólo fue marioneta; los acontecimientos le encontraron en lugar ideal y le pusieron  como fingido jefe de Estado. Culpar sólo al ciego y dejar al otro que siga repartiendo garrotes no es hacer justicia.

 Lo acontecido en Honduras, no fue más que un plan macabro gringo. Se dio la oportunidad, algunas coincidencias, como esa que un tal Micheletti fuese presidente del congreso y aquél activaron.

 Uno lamenta no hubiese habido un orador que dijese todo lo que se sabe sin causar grave impase diplomático; por decirlo simbólicamente, de esos que meten la daga hasta la empuñadura, sin que el herido derrame una gota de sangre.

damas.eligio@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2492 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a124451.htmlCd0NV CAC = Y co = US