Venezuela critica las políticas intervencionistas de EEUU y la OTAN

La visión de un mundo unipolar guerrerista afecta a todas las naciones

La prensa mundial tanto televisiva, radial, escrita y vía agencias de prensa, así como los medios alternativos, informan o desinforman de acuerdo a sus intereses, ya sean privados o independientes. Pero todos reflejan una realidad, que el siglo XXI está siendo escenario de un nuevo colonialismo y un renacer de aquellas teorías geopolíticas del fascismo y el imperialismo, hoy bajo el nuevo eslogan “la democracia neoliberal de los países industrializados”. Países que en nombre de ese modelo, combaten hoy -como lo hicieron antes contra el comunismo- al terrorismo o el narcotráfico como flagelos, pero también en la agenda de EEUU está combatir los modelos populistas, progresistas o socialistas, y puede que se me queden en el olvido algunos ismos.

Ahora uno se pregunta, ¿quién invade países y asesina civiles con bombas inteligentes -que lamentablemente no lo son tan inteligentes- y matan a miles de inocentes? ¿Quién tiene un organismo como la CIA, que tiene autonomía para secuestrar, asesinar, torturar, con una licencia ilimitada para desestabilizar gobiernos, asesinar presidentes, solo porque afectan los intereses de EEUU y sus socios corporativos en el reparto del mundo? ¿Quién decide los destinos de la humanidad con un ejercito gigantesco, al viejo estilo del imperio Romano, imponiendo cónsules, gobierno y prebendas para mantener sus emperadores y sistema?

En la reciente Conferencia de las Américas, la delegación de EEUU, estuvo presidida por la Secretaria de Estado Hillary Clinton, quien manifestó algunas ideas sobre ajustar a Latinoamérica en el modelo “democrático estadounidense”, tratando de reimpulsar el ALCA y los convenios de libre mercado Clinton remarcó “la necesidad de trabajar es institucionalizar la democracia y luchar contra la desigualdad”, además agrego que “EEUU se plantea la búsqueda de alianzas flexibles y multilaterales, que el encuentro con America Latina es una región vital para su recuperación económica”. Es indudable que en este mensaje enviado por Clinton asoma la vieja pero renovada estrategia del presidente de EEUU Monroe, en “America para los americanos”, cuando este país invadió a Texas y se la anexó, cuando invadían y separaban a Panamá de Colombia, cuando colonizaban a Centroamérica. Hoy las invasiones serán para reimpulsar el neoliberalismo, obligar a la intervención del Fondo Monetario Internacional en las negociaciones multilaterales, como lo hacen hoy en Grecia y Portugal, creando nuevos paquetes económicos, con gran impacto social, desempleo y recortes en los planes sociales, etc. Pero si alguna nación latinoamericana se niega a estos acuerdos, será condenada, sus líderes serán acusados de populistas, terroristas o narcotraficantes y condenados por la OEA y si es posible por la ONU.

Venezuela alza su voz en la ONU sobre el doble discurso de EEUU

El embajador ante la ONU, Jorge Valero, durante un debate abierto en el Consejo de Seguridad sobre los informes de los Comités Subsidiarios, señaló que “la República Bolivariana de Venezuela reafirma su compromiso con la aplicación de la Estrategia Global de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, contra el terrorismo, y reitera que está comprometida en la lucha contra ese flagelo en todas sus formas y manifestaciones”. Pero además señalo que “en nombre de la lucha contra el terrorismo invaden Afganistán e Irak, asesinan a miles de personas inocentes y promueven el terrorismo de Estado., lo que conforma acciones unilaterales, imperialistas y agresivas, en contra de naciones soberanas”.

También el embajador Valero habló del caso de la extradición a Venezuela de Luis Posada Carriles, manifestando que Estados Unidos “se niega a juzgar a ese connotado terrorista internacional que camina hoy libremente por las calles de Miami, Florida, luego de haber sido absuelto por un tribunal de El Paso, no por terrorismo, sino por haber mentido sobre su estatus migratorio”. Y agregó que “mientras se persista la práctica de clasificar a algunos terroristas como buenos y a otros malos; se siga promoviendo el terrorismo de Estado; se asesine inocentes en nombre de una supuesta lucha contra el terrorismo y se violen los principios y las normas de la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, el mundo no será más seguro”.

La posición del gobierno bolivariano de Venezuela ha sido muy clara en temas como la autonomía de los pueblos, la creación de un mundo multipolar, donde los problemas entre las naciones se resuelvan en un marco de paz, diálogo y entendimiento, la creación de UNASUR y el ALBA, como instrumentos de intercambio político y económico, en aras de resolver los problemas internos del continente latinoamericano, así como crear una nueva organización de estados en esta parte del mundo. La poca credibilidad hoy de la ONU y la OEA es otro de los paradigmas a resolver, porque hoy son instrumentos al servicio de EEUU y los países industrializados, lo cuales manipulan, aplican el veto que sólo esta en manos de 5 naciones (EEUU, Francia, Inglaterra, China y Rusia), condenando a 187 países al arbitrio de un sistema casi de castas. EEUU violó los acuerdos de la ONU en la agresión a Irak y no tuvo ninguna condena, sin embargo muchos países subdesarrollados son acusados, atacados e invadidos solo por una definición de un grupo de naciones industrializadas de que son terroristas, narcotraficantes o antidemocráticos, pero los gobiernos fascistas, los sionistas, no son condenados y gozan el libre uso de la fuerza, para matar palestinos (inclusive niños).

Todos estos hechos muestran la injusticia de un mundo globalizado y a merced del imperialismo estadounidense.

diegojolivera@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3577 veces.



Diego Olivera

Periodista. Director de Barómetro Internacional

 diegojolivera@gmail.com

Visite el perfil de Diego Olivera Evia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a123644.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO