La Alianza derechista del Pacífico

¿Una alianza del narco entre México, Chile, Colombia y Perú?, se preguntó un trabajador al escuchar un programa radiofónico de noticias. Unos minutos después volvió a escuchar con atención los titulares y aclaró: La Alianza del Arco del Pacífico Latinoamericano se conformó recientemente en Lima durante el encuentro del presidente usurpador Felipe Calderón Hinojosa con sus colegas: Sebastián Piñera, de Chile; Juan Manuel Santos, de Colombia y Alan García Pérez, de Perú. Cuatro promotores del neoliberalismo que defienden los intereses del imperio y las oligarquías ante el “peligro” de un movimiento libertario que unifique a las mayorías como lo soñaron en otros tiempos Benito Juárez, Bernardo O’Higgins y Simón Bolívar.

  Calderón Hinojosa manifestó su preocupación por el avance del candidato peruano Ollanta Humala Tasso quien podría convertirse en presidente de la patria de José Carlos Mariátegui durante la segunda vuelta electoral prevista para el mes de junio. El espurio mexicano preferirá que la ganadora sea Keiko Fujimori, hija de Alberto Fujimori , ex presidente autoritario y criminal que combatió a sangre y fuego a sus disidentes, particularmente a los dirigentes, militantes y simpatizantes del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA). Fujimori tejió una de las redes de corrupción más grandes de Perú y ahora se encuentra prisionero pero gozando de privilegios como ex mandatario. Podría recobrar su libertad próximamente si su hija Keiko gana el próximo mes.

  Juan Manuel Santos, el colombiano que proviene de una familia dedicada a combatir el socialismo desde los inicios del siglo XX, comparte con el usurpador mexicano y el magnate chileno Sebastián Piñera la misma preocupación: que llegue a la presidencia peruana un representante de la centro izquierda como Ollanta Humala y arruine el complot de la derechista Alianza del Arco del Pacífico.

  “Somos demócratas porque creemos en la libertad política de las personas, enfatizamos el mercado porque creemos en la libertad económica”, expresó Felipe Calderón al elogiar la nueva alianza que demostrará su fuerza y permitirá la libre circulación de bienes, capitales, personas y servicios. Por territorio mexicano y con destino a Estados Unidos ha circulado mucha coca peruana, convertida en cocaína colombiana, que produce mucho capital, entrega “bienes” fugaces a muchas personas quienes están expuestas a ser encarceladas, secuestradas o desaparecidas y cuya actividad criminal, promovida desde la élite, sirve de pretexto a los gobiernos de Estados Unidos para desestabilizar y continuar su permanente intervención en los países de la región.

  Los demócratas, hipócritas y tecnócratas mexicano, colombiano, chileno y peruano estaban felices durante su encuentro en Lima, porque un “nuevo amigo” de Juan Manuel Santos, el presidente venezolano Hugo Chávez Frías le acababa de hacer un regalo a las “democracias colombiana y estadounidense”, al entregarles a Joaquín Pérez Becerra, periodista colombiano nacionalizado en Suecia, fundador de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (ANNCOL), quien ha sido acusado por los gobiernos de los ex presidentes George W. Bush, de Estados Unidos y Álvaro Uribe Vélez de Colombia, de pertenecer a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y “promover el terrorismo”.

  Joaquín Pérez Becerra, militante del movimiento Unión Patriótica, organización fundada en 1985, tras los Acuerdos de Paz entre las FARC y el gobierno de Belisario Betancur Cuartas, es también integrante de la Asociación Jaime Pardo Leal en Suecia, fundador del Movimiento Continental Bolivariano, colaborador destacado de la Agencia Bolivariana de Prensa y de la radiodifusora Café Etéreo, medios alternativos de comunicación que denuncias las acciones del narcoparamilitarismo y promueven diálogos y procesos de paz entre la insurgencia colombiana, representada por las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) con sectores del gobierno, empresarios, comunidades religiosas y diversas instituciones de la sociedad y el pueblo colombiano.

  El director de ANNCOL, quien ha sido amenazado de muerte por paramilitares colombianos y vivía exiliado en Suecia, fue detenido en el aeropuerto Simón Bolívar, ubicado en Maiquetía, cerca a Caracas, al llegar en un procedente de Francfurt. Había sido fichado por Interpol y la CIA. Aunque ha sido un defensor de la revolución bolivariana de Venezuela fue entregado por las autoridades al régimen represivo de Colombia.

  Desde México, Chile, Colombia, Perú y otros países de nuestra América y el mundo, dirigentes, militantes y simpatizantes de organismos que promueven la paz y los derechos humanos, exigimos la libertad inmediata del compañero periodista Joaquín Pérez Becerra, preso político actualmente en la Cárcel Modelo de Bogotá. Exigimos la restitución de sus derechos en Suecia y ratificamos que Joaquín Pérez Becerra, patriota colombiano es también un ciudadano del mundo por vocación humanista e internacionalista.

  La Alianza derechista Arco del Pacífico donde se protege a representantes del narcoparamiltarismo como Álvaro Uribe Vélez, quien visitó México el pasado 6 de abril para participar en un acto académico con motivo del 90 aniversario de la Secretaría de Educación Pública mexicana, no va a impedir que representantes de organizaciones políticas, humanistas, progresistas y revolucionarias de México, Chile, Colombia y Perú se unan y expresen su rechazo unánime a las políticas neoliberales, represivas, violentas y de exterminio que promueven en la región, los “caballeros” empleados del imperio: Felipe Calderón Hinojosa, Sebastián Piñera, Juan Manuel Santos y Alan García Pérez.

fernandoacosta_44171@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1823 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a122654.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO