Refutación a Heis Dieterich y a sus adláteres

Caballos de Troya y peones en el tablero de la Zona Alba

El caso del súbdito sueco Joaquín Pérez Becerra,  quien renuncia a la ciudadanía colombiana como un seguro de vida, luego de sobrevivir al genocidio de su partido la UP,  en ese exterminio político de más de 3000 militantes - ejecutado con la asesoría de la Escuela de rufianes de las Américas- conocido como Baile Rojo, más la situación de Bolivia, donde los jaleos sindicales del salario mínimo dieron píe al entramado mediático de una encuesta "nacional" que El Espectador - otro medio en poder de la reconquista española en Colombia- registra con beneplácito, en su edición digital de ayer primero de mayo de este estratégico 2011, a cuyo lado destaca con igual felicidad, como disminuye milagrosamente la ventaja de más 6 puntos porcentuales que registraba Hollanta Hulama sobre Keiko Fujimori, todos estos casos puntuales posibilitan mirar el tablero de ajedrez que el eje USA/OTÁN seleccionó esta vez con un engranaje dañinamente perfecto.

Los primeros movimientos de esta gran crisis empezaron el año anterior, con la creación de un gran foco de tensión en Centroamérica entre Costa Rica y Nicaragua, aprovechando la torpeza del gobierno sandinista en el manejo inicial de una crisis que dejó revivir,  por subestimar a la clon de Uribe que gobierna en el país vecino, con una gran flota colonial del USA imperio dizque interesada en el control del narcotráfico del cual ellos han sido partícipes como traquetos,  tal como lo mostró en toda su crudeza el caso de Oliver North durante la administración Reagan y la ineficiencia pantallera de la DEA en todos estos años en el combate al narcotráfico. 

En Ecuador se realizó la siguiente movida de jaques y enroques permanentes,  cuando se intentó un golpe de estado fallido al cual ripostó Correa,  con un referendo para sacudirse a jueces antinacionalistas que han venido conspirando judicialmente para crear desestabilización, mediante el prurito de la división de poderes, esa que USA se pasa por la faja cuando se trata de proteger los intereses de grandes transnacionales como Exxon o la seguridad de terroristas como Luís Posada Carriles y el difundo Orlando Bosh, eximido de sus crímenes confesos por el genocida Bush.  Los sucesos en Ecuador,  los comenta La Revista Semana de Colombia mi país, en su versión digital de esta fecha, en una nota con tono de llanto a moco tendido que lleva por título “Camino al Autoritarismo”.  

El caso de Venezuela con el asunto del súbdito sueco de origen colombiano, no obstante es la juga más acabada y mejor diseñada,  no sólo por los grandes éxitos estimados que se lograrían en cualquier caso, sea cual fuere la decisión del gobierno bolivariano, sino por el gran tsunami provocado, gracias a unos movimientos previos adelantados con el concurso de "intelectuales progresistas" en función de peligrosos caballos de Troya como el taumaturgo Heinz Dieterich, el mismo que se rasgó las vestiduras en el caso Gadafi y vaticinó su rápida caída, a manos de una insurrección popular, que resultó ser un montaje del eje USA/OTÁN que ayer por cierto, asesinó a un hijo del líder libio y a tres de sus nietos.

Me refiero a una serie de artículos publicados por Aporrea con mucha presteza,  entre los cuales se destaca, uno titulado "Ni Fidel, ni Chávez ni Evo Construirán el Socialismo del Siglo XXI" y el más reciente,  "Santos y Chávez Restablecen la Hegemonía Estadounidense en América Latina", un texto en donde el pajudo escribidor de incoherencias edulcoradas - como esa de plantear que el socialismo es asunto de un presidente y no de pueblos dispuestos para el cambió-  tesis en la cual se rebaja en su nivel de análisis,  al de un payasito y lava perros de la CIA/USAID, Rosca García, que actúa en la red como un ventrílocuo de Globoembustería y el NAZIonal.

Precisamente, contrario a lo que afirma este caballo de Troya disfrazado de izquierdista, sus contribuciones disparatadas estaban destinadas a ser empleadas en el escenario dispuesto por el eje imperial que saquea a Libia, quienes en noviembre del año 2010 habían hecho movimientos tácticos en predios de interés energéticos de Brasil, quien a través del almirante Nelson Jobim con la frase altiva, la defensa de Suramérica la hacemos los sudamericanos,  había protestado enérgicamente por la presencia de navíos de guerra imperiales cerca al mar territorial carioca – Brasil Rechazó presencia Militar de la OTAN en el Atlántico Sur- registraría para la fecha el Correo del Orinoco de la Venezuela Bolivariana, que ahora afronta una crisis cuidadosamente diseñada con varios propósitos:

El primero de todos, crear una gran fisura al interior de sus bases de cara al proceso electoral del año 2012. Si se mira hoy el ambiente de titulares en Aporrea, el medio más emblemático de esta revolución a nivel de expresión popular, el resultado mejor no pudo ser. El segundo escenario y propósito más inmediato que no se logró por ahora: reventar los procesos de anfictionía que se escenificaban en el contexto temporal más cercano del arribo del director de Anncol, los cuales tienen que ver con la Asociación de Estados de América Latina y el Caribe – AEALC cuyos cancilleres sesionaban en Caracas- más la cumbre de la Unasur, que tomará importantes medidas de cooperación política, militar y económica que amenazan los intereses de hegemonía de los países colonialistas de Europa y USA.

A Daniel Cabadón de Argenpress – quien exige la devolución del premio Roberto Walsh - y a Guillermo Cieza, también de Argentina desde una posición un poco menos apasionada, habría que responderle que la solidaridad en política internacional como están las cosas ahora, no dan para realizar el suicidio de un país del cual depende mucho más la unidad que ninguno de los otros como Venezuela: haber demorado la entrega de Joaquín Becerra hubiera sido el detonante de la bomba mediática que habían dispuesto el gobierno inglés con los computadores de Raúl Reyes y el gobierno de USA, lo cual implicaba ya no sólo la condena de un foco imperial, sino enfrentar uan alianza de saqueo que no se daba en su tiempo, como debastadora acción militar conjunta. Esto no lo afrontó Cuba en su momento, que tenía de su lado el gran brazo armado de la URSS. Lo otro es ignorar lo que pasa en Libia y ya se intenta en Siria e Irán.

Precisamente,  Chávez con la Argentina en tiempos de Néstor Kirchner Ostoic, no sólo se limitó a ser solidario con revirar cuando USA se entrometía en sus asuntos, como el más reciente del papel periódico en donde el departamento de Estado de USA en tiempos de Cristina, a través de su representante - con apellido de tarro de tinta para fotocopiadora- Mike Toner, sino que le hizo al país gaucho el préstamo que le permitió sacudirse las garras del FMI.

Esto hay que decirlo, porque ha sido norma de relaciones internacionales en el vecindario, incluso muchas veces en predios del ALBA, dejar a Chávez solito, cuando lo agreden los intervencionismos desde USA, España y demás voces de la bestia imperial, y a nadie se le ha visto decir esta boca es mía. Por eso esta vez tocó tomar decisiones políticas dolorosas, que no alcanzan a entender muchos en la izquierda, como si las decisiones políticas se tomaran con base en emociones y manuales estáticos de procederes correctos, como el derecho de un nacionalizado que no de asilo, como sostienen algunos, situación ante la cual Suecia y Alemania, debieran revirarle a Interpol, el autor en pleno vuelo de la circular roja, esta suerte de manzana de la discordia manipulada con mucha grosería,  en nuestras narices de personas creciditas y pensantes.

Para Venezuela, rodeada de bases militares en Colombia - aún vigentes pese al fallo constitucional-  y de flotas y de aviones y portaviones en Curazao, Panamá y Costa Rica, esperando darle el zarpazo, haber hecho el proceso de revisar milimétricamente el caso de Pérez Becerra,  implicaría contar además de la solidaridad de pronunciamientos enérgicos y contundentes de los presidentes de la zona Alba y de la UNASUR, que no los ha tenido hasta ahora en forma oportuna y coherente cuando lo agreden, con  un sistema eficiente de defensa antiaérea que China ni Rusia le han querido vender, como denunciaba el coronel Braulio Martínez Zerpa.  

No se trata de virajes a la derecha como dice alegremente y sin un análisis de peso J. Manuel Arango, ni tampoco de restablecer doctrinas Monroes en esa  América llamada excluyentemente “Latina”, como dice el pajudo profesor Alemán, con base en negociaciones como las hechas por Gadafi para permanecer en el poder, que es una manera indirecta pero irrespetuosa de llamar a Chávez estúpido; nada más alejado de la verdad como lo afirmado por los camaleones de Kaos en la Red, en boca de Aníbal Garzón - En Venezuela existe un proceso reformista y no revolucionario. Precisamente a todo esta corte de pajudos el caso Libia los desenmascaró de cabo a rabo.

En Venezuela Bolivariana la cosa es más complicada y compleja, pues se trata de construir una revolución con el enemigo en casa – no se trató de una llegada militar al poder como en Cuba, sino electoral - y esa oposición traidora goza del apoyo descarado injerencista no sólo de USA, sino de Noruega, Suecia y el resto del eje OTAN, apoyando financieramente a “la sociedad civil” que hace parte de la MUD y que está empeñada en sabotear el incipiente proceso de milicias populares sin el cual una invasión pronta del eje imperial sería muy difícil de manejar.

Son precisamente,  esta MUD y los países que diseñaron la crisis: USA, Noruega, Alemania, quienes le echaron la papa caliente a Chávez, los que se encargarán de echar leña al fuego a través de sus camaleones y caballos de Troya. Son ellos, los que convirtieron a Joaquín Pérez en peón de su jugarreta montada con la complicidad de Interpol, la misma que no tiene ojos, ni boca ni manos para aprehender a los que delinquen en Venezuela y se van para Colombia, Perú, España o USA. Son ellos los que tienen no sólo que responder al interrogante que todos los sabios y ardorosos patriotas de papel han evadido: ¿Quién invitó a Joaquín Pérez o a qué vino? Es muy preocupante como afirma el profesor José Sant Ross que Matacuras, operador mediático de la MUD, tuviera la primicia de ese ingreso y de esta noticia.  

A Guillermo Cieza le recuerdo que en la cuarta república se podía dar asilo, porque no había riesgos reales para el imperio y sus cómplices del nuevo coloniaje, que no son otra cosa que lo logrado por Chávez en 11 años de gestión internacionalista: hacer hablar a la región de nacionalización de recursos, soberanía e independencia económica, política, militar y financiera creando el Banco del Sur y el Sucre, algo que a Mercosur le tomó años y a la desaparecida CAN, hambrienta de tratados de libre comercio no le dará, como tampoco unirse para acabar con la OEA y sus garras coloniales. Todo eso podría peligrar con esa cáscara resbalosa y lo que se evitó fue el mal mayor.

Estoy de acuerdo no obstante en que se cometieron errores, por la ineptitud de Maduro y Andrés Izarra, por no guardar la compostura y comprensión debida a un pueblo, que no obstante si le mira en su dinámica, frente a amenazas graves de corrupción y el accionar de la MUD y la JAVU, se quedó dormido en sus laureles de abril del año 2002, cuando los casos Samán, Muller Rojas y Lina Rom. Estoy de acuerdo en que Chávez ayer fue imprudente como cuando enfrenta al imperio con los hechos y en tribuna y como lo seguirá haciendo, pero eso sí, nunca estúpido y arrodillado como lo insinúan los caballos de Troya teutones y criollos,  que han comenzado a escribir el libreto del candidato de la MUD y quienes se rajaron de cabo a rabo en el caso Libia con análisis al gusto de Prisa, Planeta y Fox.

Las lecciones que deja el caso son: una revolución no se hace con pueblos tibios ni mucho menos entibiados. Una revolución no la puede hacer un solo hombre ni su equipo de gobierno, entonces no sería socialista, sino caudillista. Un bloque internacional independentista no se puede hacer con presidentes “amigos” tibios, taimados y oportunistas que te dejan solo cuando te atacan los imperios, pese a que el solidario de siempre compra las peleas en el vecindario.  Una guerra mediática no se puede librar con prontitud mientras se le den tribunas de privilegio a los caballos y yeguas de Troya.

Finalmente: no se pude enfrentar a una oposición alimentada de soluciones creativas desde el exterior, como la toma de una cárcel pidiendo la OEA, si los seguidores de esa revolución no son capaces de hacerle tomas y contra tomas. La anfictionía que se piensa construir, no se puede hacer dejando que los bloques imperiales hagan injerencia y los demás calladitos. Ni mucho menos con las divisas en bancos de Wall Sreet o Suiza. Esas divisas deben estar en el Banco del Sur, no en otra parte.

Si todo lo hecho por Chávez, les parece poco, si no son capaces de perdonar el error de un ser humano que se equivoca porque no pudo lidiar a la perfección con una bomba de tiempo, yo en el papel de Chávez les devolvería mil veces el premio Rodolfo Walsh: no se puede feriar el destino de los venezolanos asumiendo posiciones románticas que lamentar mañana, con antecedentes de solidaridad estatales tan limitadas, como por ejemplo en Paraguay, donde el parlamento de ese país se ha opuesto con éxito hasta ahora al ingreso de Venezuela Bolivariana al Mercosur.

Hubiese sido irresponsable poner en riesgo de una intervención militar a todo un pueblo, cuando la crisis perfetamente se puede librar en beneficio de Joaquín Pérez en los estrados judiciales de Colombia, pues como se puede obseravar se trata ya no de un ciudadano colombiano, sino de un súbdito sueco que ejerce una comunicación alternativa en suelo de ese país, donde no hay delito de opinión.

CC.92.226.628 de Tolú. Ciudadano afrodescendiente independentista de la Régión Caribe en la República de Colombia.

RED INDEPENDENTISTA DEL CARIBE.

makromokamboniko@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1532 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a122578.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO