Reverencia por la vida

En ocasión del ataque a Libia por parte de las Fuerzas Internacionales Imperiales Sanguinarias.

Buen día, queridos camaradas revolucionarios y adversarios opositores. Desde esta hermosa tierra Merideña, hoy bañada con un radiante Sol que deslumbra a los nativos y extraños, les informo que las actividades en la ULA, en el IUTE, y en todas las escuelas del sistema educativo, continuan suspendidas hasta el día Viernes 05 debido a los programas de control y prevención que ha diseñado el MPPS para luchar en contra del virus AH1-N1 que se ha instalado en algunas partes del país, pero más fuertemente en el Estado Mérida. Ni este repunte de ese extraño virus (les invito a leer en APORREA al Sr Sirio Quinterohttp://www.aporrea.org/internacionales/a120310.html.) ni nada, hará que descuidemos la inclemente odisea del amanecer ( estos degenerados son hasta poéticos para colocarle los nombres a las invasiones) que el imperio Americano, aliado con los Imperiodes Europeos, todos agrupados en ese adefesio internacional llamado ONU, ha desatado sobre el pueblo Libio. Por estos días, sin muchas informaciones "exactas" sobre lo que está pasando allá en esos lares de Dios, pero pensando en el derecho que tenemos todos a vivir y a dejar vivir a los demás, he rebuscado en mis artículos anteriores algo que escribí por allá por el 2008 que tocaba ese tema filosófico, religioso, humano: VIVIR. ¡Lo encontré! Quiero parafrasearlo (dado el momento en el cual estos energúmenos internacionales llamados Ban Ki-moon, Zapatero, Sarkossy, Cameron, Merkel, Anders fogh Rasmussens, deciden bombardear al pueblo Libio) y compartir con ustedes algunas apreciaciones, herido al saber que la cifra de muertos libios se acerca a los 254 sin que nadie (solo nuestro presidente Chávez) alce la voz para detener esa masacre, esos crímenes de lesa humanidad. Es triste ver cómo el Dinamarqués Rasmussen, Secretario General de la OTAN, se ufana de "pasar" a liderar los ataques arteros contra Gadaffi. ¿Él no pensará ni un solo minuto en los inocentes Libios que morirán por sus acciones y sus decisiones, y sus directrices? ¿Él no tendrá madre e hijos? ¿Él no se dará cuenta que hasta con su "mal inglés" lo que hace es demostrar que es un "títere" del imperio? ¿Él tendrá un corazón que siente y que late para vivir? ¿Él tendrá conciencia de lo que va y verá hacer?

Pero, ya! Compartamos

"REVERENCIA PORLAVIDA"http://www.aporrea.org/tiburon/a56670.html

Parafraseado y cambiando los nombres para esta ocasión. El original está en la dirección electrónica suministrada. Un abrazo revolucionario y que viva la Libia libre.

Reverencia por la Vida.  

Leer, ver, o escuchar el "informe" diario del resultado de las acciones de los invasores Americanos y aliados en contra de una población civil, en su mayoría, en condiciones de inferioridad suprema (por no decir indefensos) del pueblo libio, no puede producir mas que la desesperación de saberse impotentes ante tanta barbarie, tanta injusticia, tal descaro, tanto desprecio por la condición filosófica mas elemental que es el ser, la vida. No es necesario, por amor a Dios, ser un académico o un filósofo brillante, o un estudioso voraz para entender que se hace imperioso que nosotros nos pongamos al servicio de la vida en nosotros, y de la vida de los otros que quieren vivir y de todo cuanto está animado por ese soplo Divino y extraordinario que se llama VIDA. Y me molesta saber que estos señores Obama, Rasmussen, Sarkossy, Zapatero, Cameron solo saben estar al servicio de la MUERTE, de la extinción SELECTIVA de un grupo específico de la población Libia que ellos ya han identificado como aliados a Gadaffi

¡Cuánto desearía la presencia de un Albert Schweitzer en estos tiempos de guerra! Albert Schweitzer, un virtuoso pianista y un profesor universitario brillante, y quien abandonó todo por una especie de premonición, por allá por los 1900's y tantos, lejos, bien lejos de nuestras latitudes, en las riberas del río Ogowé, en la bella África Ecuatorial, estableció lo que después se llamó como la "la base de la moral Schwertziana"; y esta moral es la mas sencilla y la mas valiosa con la que el hombre moderno del siglo XXI pueda contar. ¡Y nace con la contemplación de la vida, Mr Bush. No nace con la contemplación de la muerte! Schweitzer dice: " ¿Quién soy yo? Yo soy vida que quiere vivir, pero, a la vez, estoy rodeado de vida que quiere vivir." ¿Qué les parece? Sencilla y bella filosofía. Elemental, mi querido Watson. Sentido común, señores! ¡Es REVERENCIA POR LA VIDA!

Todo lo que vive es digno de respeto y es tan digno de respeto y de admiración como lo es mi propia vida y como lo es la vida de los demás, de los otros, de los diferentes. ¡Caramba! ¡Que sencillo y que verdadero! Y este señor Obama, Premio Nóbel de la Paz, no lo entiende, o lo entiende al revés: Mi propia vida es digna de respeto y de admiración y es vida que quiere vivir, pero a expensas de la MUERTE de los que se atraviesan en mi camino.
Voy a ponerselo en Inglés par aver si le llega y lo comprende: “Everything that lives is worthy of respect and is as worthy of respect and admiration as it is my own life and as it is the lives of others, of the other, the different.”  Y nadie, nadie, excepto el Presidente Chávez, hace nada por hacerle entender a este energúmeno-indigno Nóbel  Americano que si actuamos de acuerdo a esta noción que surge del hecho mismo fisiológico o biológico de la existencia, entonces ya no podremos cometer mas crímenes, porque tendremos bien clarito lo que nos está permitido y lo que no nos está permitido, y entonces comprenderemos que nuestra vida no se realiza plenamente sino reverenciamos lo que ella significa. No hay OEA, ni ONU, ni Human Rights Watch, ni Observatorios internacionales. Vivancos calla complacido. Insulza insulta con su silencio. El Coreano Ban Ki-Moon, de la ONU, y el Dinamarqués de la OTAN Rasmussen no hacen nada más que apoyar esa barbarie. Nadie, nadie, solo nuestro presidente Chávez, el moderno Schweitzer venezolano, el presidente con el corazón más noble del mundo y con las “que le conté” mejor puestas del mundo.

Y los más horrible del asunto: las muertes de Libios inocentes es "collateral damages"  o “casualties” que no pueden evitarse. Y yo digo que es la MUERTE de cualquier Libio es muerte PLANIFICADA y SELECTIVA. Eso, Obama, es un crimen de lesa humanidad.
That, Obama, is a crime against humanity.


Viva la reverencia por la vida! ¡Viva nuestro Presidente Chávez! Viva la vida que quiere vivir!

Patria, Socialismo, o Muerte! Venceremos!
Oswaldo Adelis Abarca Montilla.

Brigada Comunicacional. IUTE-Ejido, Mérida.
(*) Profesor Universitario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1418 veces.



Oswaldo A. Abarca (*)

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor