Libia: muerto el perro se acabó la rabia

En Apocalypse now el ejército de Estados Unidos levanta de su cama a un divorciado y alcoholizado Martin Sheen, en un hotel de Saigon, para encargarle el trabajo de matar a un militar de alta graduación que “se había vuelto loco” (había desertado). Sheen emprende un largo camino río arriba para matar a Marlon Brando y, llegado a un punto del río en el que los enemigos atacaban, se adentra en una trinchera y pregunta a un soldado negro por la persona al mando. El soldado lo observa asombrado y le pregunta: “¿no eres tú?”. 

Ahora una fuerza militar extranjera, como Estados Unidos en Vietnam, trata de apoyar a las fuerzas opositoras a Gadafi en Libia, que no conocemos ni sabemos quiénes comandan, aunque sí sabemos que habían perdido y no tenían apoyo social suficiente, a no ser el de Sarkozy.  

Obama cumple así los designios de todos los que sabíamos que detrás de él está el verdadero poder. La ética de las ideas derrotada ante la de las realidades en un mundo en el que manda y comanda el más fuerte. 

La ONU, cómo no, legitimará la masacre. Era sólo un detalle para que los puntillosos y cínicos europeos, Zapatero el primero, pudiesen apoyar la matanza y decir que no es lo mismo que en Irak. ¡Sinvergüenzas! 

Me gustaría que le preguntasen a la gente de la calle, desde Marruecos hasta Bagdad, su opinión sobre Europa y Estados Unidos. Que sus opiniones se pudiesen ver en los medios occidentales. La libertad de masacrar con bombas pueblos ajenos no debería estar reñida con la posibilidad de escucharlos antes de callarlos para siempre. 

xurxomartinez@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1159 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia