La actual práctica beligerante estadounidense se llama "Infiltración Cognitiva" del enemigo

La Tercera Guerra Mundial ha comenzado hace mucho tiempo ya, y ha cobrado millones de vidas de africanos, palestinos y árabes. Para Venezuela es importante tomar en cuanta que en la actualidad se está librando una inexorable 'guerra de ideas' a nivel global, el contraataque de los Estados Unidos de América contra la praxis emancipatoria teórica y la teoría práxica. Este 'dominio de pleno espectro' ahora se llama: 'la infiltración cognitiva del enemigo, de los grupos extremistas y terroristas'.

En el capitalismo nada es nuevo, ni tiene relación alguna con lo Nuevo o con el homo novum. Por lo tanto, esta última 'operación psicológica' no es nueva, porque es una estrategia de guerra tan antigua como Metusalem. Fue utilizada por todas las clases dominantes, especialmente de aquellas de la genealogía fascista.

Veamos lo que nos explicó el antiguo filósofo Heráclito de Éfeso hace 2500 años.

Antes de que Humania del Sur fue inundada por el diluvio de la religión
cristiana, también llamada 'civilización cristiana', por sus progenitores
patriarcales, en Jonia, en la Grecia Antigua, donde nació el capitalismo con su respectiva superestructura ideológica, ya el pensador hilozoísta materialista Heráclito explicó que "la guerra es el padre de todas las cosas". Esta declaración la hizo en el contexto general de su gnome filosófica : Panta Rhei, todo fluye, el cambio es lo único que no cambia. Por lo tanto, hace siglos, en vísperas de la llegada de las épocas de la esclavitud, el feudalismo y el capitalismo, Heráclito ya había postulado lo que es contradicción, movimiento y revolución universal sistémica.

De hecho demostró filosóficamente por qué el 'cambio', el 'proceso', la
revolución sólo puede venir desde dentro, desde dentro del Uno, desde dentro del status quo, es decir, de la acumulación de capital y poder. En fragmentos bien conocidos de su filosofía, que han sobrevivido, identificó el proceso universal de la siguiente manera: "De todas las cosas uno y de uno todas las cosas." Aquí ya empezaron subrepticiamente los mecanismos intelectuales del control social
permanente de los pensamientos de los trabajadores, la manipulación y la desviación unilateral de la mente trabajadora. Todo esto se puede verificar fácilmente en la filosofía idealista platónica, pero también aparece incluso en el materialismo dialéctico antiguo, en el hilozoísmo.

Heráclito explica además cómo la ideología se reproduce como 'cultura' en las propias 'almas' de los trabajadores y que incluso controla su dormir, sus sueños. Escribió: "Incluso los durmientes son trabajadores y colaboradores de lo que sucede en el Universo. ... Ojos y oídos son testigos pobres para las personas, si estas tienen almas incultas.

Aquí vemos que la 'cultura' es precisamente el sustrato social para las
operaciones psicológicas de la clase dominante, como lo es la 'infiltración del enemigo', de 'grupos extremistas' o de los círculos de estudio 'terroristas'. Sin embargo, insistió en que no podemos ocultar nuestra ignorancia, nuestra ideología, por mucho tiempo: "Por más que ocultemos nuestra ignorancia, una noche de vino pronto la revelará". Sí, in vino veritas! Pero, muy a menudo, es cierto lo que dijo: cuando entra el vino, sale el ingenio.

Lo que comentó al final en cuanto a la 'justicia de clase', está dirigido a
través de los milenios al imperio de Murdoch y los 'think tanks' del
imperialismo corporativo: "La justicia superará a los fabricantes de mentiras y los falsos testigos."

Claro, esto sólo lo puede hacer la justicia emancipatoria de lo Nuevo, del Homo Novum, de la Madre Naturaleza.


http://www.franzlee.org.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2348 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: