Kirchner, quédate en vela. Lo necesitamos. Por ahora

Tenías que morirte Kirchner para ser testiga, vía satélite, del inmenso amor de tu pueblo a los cambios que promovieron tu y Cristina. Tu estilo franco, directo, abierto, valiente, tu coraje, cruzó el pecho de la patria de Guevara, donde las mezclas europeas e indígenas se observan en perfiles, ojos caídos, piel morena, pelos azabaches y lisos. Hombre, mujeres, jóvenes, ancianos lloran inconsolablemente, gritan consignas en voz muy alta como para ser escuchados más allá, en ese norte violento y brutal. Los medios de comunicación neocolonizados, por supuesto, te obvian y quienes escriben en sus diarios banalizan toda tu obra, desconocen los movimientos sociales que te apoyan y aquellos que contribuiste a formar. Su mezquindad es la medida de la época que se cierra.

¡Fuerza! Es la consigna para Cristina. Nos sentimos orgullosos de ti, otra. Quienes entran a ver tu féretro son expresivos, firmes, contundentes. Se animan a manifestar su cariño y las lágrimas brotan solas, sin disimulo, no esconden sus entrañas. En Mar de Plata interpretaste nuestro sentimiento pretérito, de siempre. Ganaste un lugar seguro, calido, en nuestros corazones. Abriste un inmenso surco para que el pueblo siga transitándolo. No caeremos.

Maradona dijo: “Perdimos un gladiador”. Excelente imagen para ti que además de gigante físicamente, los fuiste históricamente. Nuestro Presidente, dijo que sólo cerraste los ojos para quedar velándonos. Sí, meditando, viendo hacia dentro, al alma de Nuestra América, tu propio Ser. Cristina, sencilla, golpeada, se sostiene recibiendo y consolando a los miles que en fila se enlazan para completar lo que falta.

Kirchner, gracias por haber venido al mundo, a mostrarnos que sí se puede. Con tu aguda inteligencia pudiste zanjar aquella guerra que se estaba azuzando entre hermanos. Tu visión quedará para siempre en la patria de Manuela, en aquel golpe que nunca triunfó, gracias también a tu rápida respuesta. Una-Sur somos todos. Somos uno, una. En esa unidad soñada por el Libertador te veremos plasmado. Y un día, cuando ya la vigilia no haga falta, regresa a nosotros para celebrar el Triunfo.

sathya954@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1302 veces.



Carmen Cecilia Lara

Profesora de comunicación social de la UBV

 sathya954@yahoo.com

Visite el perfil de Carmen Cecilia Lara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: