Los escandalos mediáticos de los máximos comunes divisores

¿Qué relación podría tener la política con la matemática? ¿Qué pueden tener en común cerradamente, Chile y Colombia? Aplicando la ley asociativa de las operaciones básicas en matemáticas, que dice, "el orden de los factores no modifica el producto" para resolver estos interrogantes, empezaré por la última pregunta afirmandoque, tienen en común la U de la UDI y del Movimiento de Unidad Nacional o Partido de la U, fundado por Juan Manuel Santos y por el futuro ex-presidente Uribe:

El primer movimiento político, la UDI - no confundir con la Universidad de investigación y desarrollo- surgido como contrarreforma reaccionaria a un movimiento universitario que pretendía una universidad nueva, preocupada por los problemas de la sociedad chilena y eminentemente politizada, a las cuales se opuso su fundador Jaime Guzmán, quien estuvo ligado al golpe militar contra Allende en 1973, del cual hizo parte mediante la Junta de Gobierno que surge como estrategia coordinada con Henry Kissinger, para legitimar el ataque a la democracia.

El movimiento de la U, también formado por personas enredadas con el entorno del Opus Dei, en su mayoría de universidades Pontificias, con fuerte tendencia por las tesis de los Chicago Boys, como Juan Manuel Santos, hace parte de una estrategia global entrelazada con José María Aznar, Tony Blair, vargas llosa o Jorgito Bush. Santos fue de los primeros en atacar la política internacionalista y petrolera independiente, de la República Bolivariana de Venezuela desde las páginas de su revista Dinero; y junto a Pastrana del partido conservador trataron de legitimar el golpe de estado de Pedro Carmona Estanga, al cual apoyaron logisticamente.

Pero como en política dos más dos no son cuatro, pues más allá de las definiciones altruistas como "arte de gobernar", "búsqueda del bien común", el pragmatismo político crea escenarios de ruptura: así como en el pasado Jaime Guzmán al ingresar desde el Movimiento Gremial, en la Junta Militar fascista de Pinochet, se distancia de su compañero Jorge Alessandri, ahora Juan Manuel Santos - y el periódico de su familia El Tiempo- toman distancia en los ataques que desde los centros de poder de los grandes capitales neocoloniales, se vierten contra Chávez por andanadas, en vísperas electorales en Venezuela.

Esto no deja de llamar la atención pues dentro del entorno de lo grandes industriales, comerciantes y terratenientes como los cacaos en Colombia, de los cuales Santos es más pura sangre que Uribe, la tendencia es privilegiar unas relaciones comerciales que en el pasado más cercano, llegaron a significar más de 9 mil millones de dólares.

Por eso, esta vez, sólo RCN, el Espectador y el Colombiano, este último por regionalismo camandulero, le hicieron eco al nuevo torpedo lanzado con viejos refritos contra la reconciliación, que Silva Luján el Mindefensa actual, siguiendo órdenes estrictas del comandante Uribe, al acusar a Venezuela de proteger a las Farc y amenazar con denuncias internacionales que nunca se concretan, como los ladridos de perrito faldero desde la seguridad de la cerca del amo.

Es curioso que siempre salgan con el cuento de la guerrilla en suelo ecuatoriano y Venezolano, cuando a pesar de los ingentes millones del Plan Colombia en 10 años, en departamentos centrales como Tolima, Huila; en el occidente de Colombia vecino del mar Pacífico, como el Cauca, Chocó y Valle, las Farc tengan el control de poblaciones y hasta un poquito, del balnerario de Buenaventura.

¿Por qué no darán las coordenadas de los jefes Paracos, que también afectan a Venezuela y Ecuador? ¿Por qué a pesar de la entrega de Joaquín Palmera, por parte de Ecuador, se prefirió bombardear en lugar de buscar la legalidad internacional? ¿Por qué olvida el entorno de Uribe, que antes del secuestro de Granda en suelo Venezolano, solicitaran con éxito la entrega del guerrillero conocido como "El Chiguiro"? ¿Ha tenido que ver en todo este embrollo, el comando sur y el chantaje del TLC? ¿Se atrevería el entorno uribista a responder estas respuestas ante un polígrafo?

El día de ayer, por ejemplo, luego del alud de sotanas, modelos y momias políticas de todas las latitudes que intentan deslegitimar el proceso electoral en Venezuela, los diputados ultraderechistas de Chile, armaron un nuevo aquelarre mediático y político como el eurodiputado del PP que el año pasado expulsaron en Venezuela rumbo a Brasil: todos los hijos del fascismo cercano, pretenden venir a enseñar garantías democráticas electorales en Venezuela, luego de una reunión con la oposición golpisata venezolana, ante lo cual reaccionaron como arqueros avezados, Tibisay Lucena y Cilia Flores, desde sus respectivos cargos.

Estas nuevas movidas políticas, que están íntimamente relacionadas con los movimiento de tropas gringas en Costa Rica, coronan el marco barroco del retrato y talante como peón y máximo común divisor de la región en funciones de mayordomo imperial que juega el presidente Uribe y que alcanzó la cota máxima de descaro en aquel bochornoso "sea varón", que ahora se trató de coronar con un los mismos refritos de siempre, para sembrar discordia entre Colombia y Venezuela, pero con un agravante: la exclusión de la prensa internacional en el acceso a las pruebas, para evitar la censura directa a Telesur.

Sin embargo este papel de máximo común divisor que deja Uribe, ya comenzó a ser asumido por Martinelli, García y Piñera con todo su entorno fascista de la UDI, que pretenden dar lecciones democráticas en Venezuela, cuando tienen prisioneros de conciencia a toda una decena de activistas del pueblo Mapuche, procesados con leyes de la era de Pinochet. Qué bueno que Piñera exigiera esa clausula en Unasur a Kirchner, quien conocedor de la represión Mapuche, le respondió con malicia: “lo que es abundante no hace daño”.

Es este nuevo sanedrín continental de fariseos, el que se rasgan las vestiduras por la falta de garantías electorales en Venezuela, pero que no dudan en abogar por legitimar al régimen golpista de Honduras, que amenaza con batir el record de violaciones de derechos humanos y periodistas asesinados, que deja la seguridad democrática de Uribe.

A esta solidaridad golpista internacional, los intelectuales e independentistas de América y del mundo, estamos obligados a responder con la dignidad de la verdad y la inteligencia. La revolución Bolivariana en juego el próximo 23 de Septiembre, no es sólo la revolución liberadora del pueblo venezolano, sometido al asedio mediático del imperio y sus lacayos, es la esperanza de una América libre de nuevo 200 años después, del nuevo coloniaje que nos legaron para la posteridad Páez, Santander, Iturbide y toda una recua de padres históricos de la oposición venezolana y las ultraderechas continentales, unidos contra la libertad y la dignidad de un continente cansado del servilismo de su dirigencia.


makromokamboniko@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1570 veces.



Nicolás Ramón Contreras Hernández

Ciudadano Afrodescendiente Independentista de la Región Caribe en la República de Colombia. RED INDEPENDENTISTA DEL CARIBE. Observatorio Independiente de Medios y estudios académicos desde perspectiva de género y etnia.

 makromokamboniko@gmail.com

Visite el perfil de Nicolás Ramón Contreras H para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a104174.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO