En el día del Ambiente una pregunta se impone

¿Lo que BP no ha podido hacer, no lo habría logrado EEUU?

Vamos a ver quién hace al Presidente Obama la pregunta del DÍA DEL MEDIO AMBIENTE. ¿LO QUE NO HA PIDO HACER HASTA AHORA LA BRITISH-P, NO LO HABRÍA PODIDO LOGRAR ESTADOS UNIDOS EN MENOS TIEMPO?

Ya sabemos que el mundo es como es, y para algunas cosas se le pinta como aldea global para que los capitales y la hegemonía capitalista incursionen a sus anchas, y por otra existen los compartimientos estancos para garantizar el sacrosanto principio de la propiedad privada empresarial, en los mismos Estados que pretenden ser dueños del mundo, principalmente cuando lo quieren, no les conviene, no se sienten obligados a meterse o no osan hacerlo en los intereses particulares.

Sin embargo, todo el mundo conoce lo que pasó con el derrumbe financiero de los Bancos en los Estados Unidos, en que a pesar de que fueron los instauradores de la política de casino y del derrame a chorros en el mar de la especulación, en la insuflación del fenómeno burbuja, en los fraudes colosales a nivel nacional e internacional y en la nefasta competencia empresarial para apropiarse de cuantas riquezas cayeran en sus bolsas, digo en sus cajas de caudales de alta seguridad, y, a la vez, provocando el colapso de las grandes meretrices financieras que son las instituciones también sacrosantas Bolsas de Valores, reguladoras del mercado de aquí y de allá, Estados Unidos y otros Estados no dejaron solitos a esos cuatreros criminales para que resolvieran el problema que causaron, y se metieron con prontitud en el problema para salvar aquella bancarrota de tipo económico, financiero, moral y de credibilidad de todo el sistema.

A pesar de todo el arsenal político e ideológico sobre el libre mercado, la libre empresa, la no regulación por los Estados, etcétera, se hizo lo que pareció convenir a todos con motivo de un accidente del medio ambiente o entorno financiero y económico, Sí, llámese así, aunque eufemísticamente.

Pero ahora pasemos revista al hecho que importa analizar en la fecha instituida para celebrar el DÍA DEL MEDIO AMBIENTE. Desde hace un tiempo demasiado dilatado, el mundo entero es conocedor del grave accidente ocurrido con una plataforma petrolera de la British Petroleum, y quiéralo o no cada persona es un espectador estresado por el desenlace ecológico que está provocando y provocará el derrame incontenible de los combustibles sobre el fondo marino, y que invade como carga contaminante la superficie de los mares y llega con su mensaje alarmante a la superficie terrestre de vastos territorios de los Estados Unidos, mientras animales de todas las especies mueren, las muestras contaminantes se observan y se recogen, las poblaciones afectadas opinan, protestan o claman por ayuda.

Y para hacer más publicitado el asunto, hasta el propio Presidente Obama se aparece en los escenarios de la catástrofe, para inspeccionar in situ los detalles y hasta tocar con sus manos en las arenas contaminadas el fruto del accidente ocurrido a miles de millas en las aguas del Golfo, mientras filosofa, se declara comprometido y expresa otros actos de fe como representante del imperio.

Mientras tanto el flujo de petróleo se escapa, en medio de los dimes y diretes de simples mortales y especialistas, y pienso que mientras se dilucida, a través de los cálculos de matemáticos y las más potentes computadoras de los organismos a quienes compete analizar y resolver el problema, el tiempo pasa y recibimos cada día, por la televisión y otros medios, los nuevos capítulos de la telenovela por entrega que pudiera denominarse LOS SECRETOS NO REVELADOS DE LA BRITSH-P, de trasfondo medioambiental pero de asunto propiamente criminal y, por lo tanto, del género policíaco y político.

Cuando el mundo entero es una inmensa interrogante, cabe hacernos una pregunta esencial y varias preguntas asociadas. Si este accidente petrolero y este derrame es de una magnitud suficiente como para ser calificado por Estados Unidos como una catástrofe nacional, ¿cómo se puede entender que no se haya decretado un asunto de emergencia de seguridad nacional y se pongan por parte del Gobierno de los Estados Unidos todo el arsenal de recursos civiles y militares que seguro están en sus manos para intervenir, más allá de la responsabilidad exigible a la British, y resolver en forma pronta y segura el taponamiento de la conductora rota?

¿Cree algún ingenuo que el accidente en una sola plataforma petrolera, después de siglos de experiencias en el terreno de la explotación de este recurso, haya sorprendido y haya dado jaque mate a los servicios especializados de los Estados Unidos, no sólo de esta rama, si no a todas las civiles y militares que han diseñado, construido, ensayado y han puesto en marcha y probado la eficacia de ingenios tecnológicos insospechados, en mares, tierras, cosmos, naves espaciales y planetas?

Afirmó José Martí que “contemplar en calma un crimen es cometerlo”. En el caso que comento, al menos lo analizable a partir de lo divulgado, es que lo que se manifiesta como evidente es el río del flujo de petróleo que recoge la cámara en el fondo marino, y los diversos esfuerzos de colocar ingenios especializados para concluir con las secuelas del accidente y con el dolor de cabeza de los directivos de la British-P.

No obstante, el Gobierno de los Estados y sus instituciones sólo hablan de los daños o de la catástrofe medioambiental, del monto a pagar por la British-P en concepto de daños y perjuicios y también de los posibles cargos penales. Más allá, se comportan como un corro de gente que se aglomera alrededor del área accidentada, para ser testigo de los daños y ver como la casa matriz propietaria, que debe tener sus propios recursos de seguridad, según las leyes, los pone en práctica o se los agencia. Así de sencilla es la realidad.

Es como si ocurriera un incendio en un teatro, que tiene que tener sus propios medios de extinción y otras medidas de seguridad según las leyes, y las autoridades estatales de extinción de incendios, los bomberos, se dedicaran a inspeccionar el lugar, reportar la magnitud del daño y opinar sobre las violaciones que se han cometido en las medidas propias contra incendio y dar su evaluación sobre las medidas que quedan por implantar hasta extinguir en el incendio que ya amenaza por invadir o ha invadido las edificaciones aledañas, y exponer sus consideraciones sobre las posibles consecuencias legales de estos hechos. Y, sin embargo, no se pongan para las cosas, que es utilizar todos los recursos que poseen de extinción de incendios, en aras de la función social que les corresponde.

Pero es razonablemente pensable que los Estados Unidos posee y tiene a su disposición los más inimaginables medios para las guerras submarinas, marinas, espaciales, las propias de las guerras de las galaxias, los ingenios para desviar o destruir meteoritos, etcétera, etcétera

Por eso pienso, no puedo dejar de pensar, que los especialistas en las diversas ramas pudieran enumerar especificaciones y brindar argumentos suficientes para dejar establecida, como una verdad inobjetable, que si esto por su magnitud debe considerarse un problema de seguridad nacional, y ya que se califican como tal cualquier asunto como es el de que Adriana y Olga, esposas de Gerardo y René, dos Héroes cubanos presos en los Estados Unidos, no puedan visitar a sus esposos presos hace doce años, el Gobierno de Obama debería intervenir de verdad en este asunto con toda la fuerza moral y con todos los recursos materiales necesarios para terminar en un santiamén el asunto ecológico que desde hace mucho tiempo conmociona al mundo y a la población de los Estados Unidos.

Este sí sería un acto consecuente, aunque tardío, de los Estados Unidos para conmemorar el Día del Medio Ambiente, aunque luego juzgue a los directivos de la British-P por imprevisores y todos los cargos penales que merezcan.

Pero si este humilde mortal estuviese equivocado en su análisis, y de verdad tampoco los Estados Unidos pudieran hacerlo, y llegaran a confesar su incapacidad para resolver en forma rápida y eficaz este asunto de poca monta en comparación con su poderío en las ramas de los ingenios de todo tipo, habría que juzgarlo más severamente por imprevisores y criminales de invertir recursos valorados en millones de millones para hacer las guerras, para llevarlas a cabo en las condiciones del presente y del futuro, que incluyen los fondos y superficie de los mares, en el espacio aéreo, en el cosmos y para hacer llegar sus ingenios tecnológicos hasta otros planetas, incluyendo las reparaciones más complejas de cuantos mecanismos pudieran fallar por accidente o por término natural de sus funciones, con el sólo propósito de afianzar su poderío y sustentar su hegemonía mundial a ultranza.

Así que vamos a ver quién hace próximamente al Presidente Obama la pregunta que se impone en el DÍA DEL MEDIO AMBIENTE. ¿LO QUE NO HA PIDO HACER HASTA AHORA LA BRITISH-P, NO LO HABRÍA PODIDO LOGRAR ESTADOS UNIDOS EN MENOS TIEMPO?

wilkie.delgado@sierra.scu.sld.cu


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1367 veces.



Wilkie Delgado Correa


Visite el perfil de Wilkie Delgado Correa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a101943.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO