El foda de la revolución bolivariana

El tiempo, benevolente muchas veces, cuando todo es felicidad y gozo, cruel cuando nos arrebata el esparcimiento o los momentos de felicidad, para de alguna manera hacernos apoderar de melancólicos momentos, cruel también al llevarnos fugazmente por años que se enciman, obligándonos, a veces sin percibirlo, a aceptar sus implacables efectos en nuestra humanidad, envejecemos por los rigores naturales de esas inexorables horas que apuran nuestro calendario. Entramos en el último año de la primera década de un nuevo siglo, pareciera que fue ayer, cuando la gente especulaba el arribo del 2000, cuántas especulaciones, profecías que lanzaban como el acercamiento del fin de mundo, ese fin de mundo, anunciado por ciertas religiones, desde hace milenios, para frenar de alguna manera a los desbocados pecadores, hasta que la gente fue asimilando la incredulidad, ante tantos engaños, difundidos por quienes se arrogaron la representación divina en la tierra. Estos con sus malos ejemplos en la praxis, fueron despejando incógnitas en millones de creyentes o seguidores, hasta que hoy, se han ido fundamentando los conocimientos de la dialéctica, para inspirar altos grados de conciencia humana.

Nada fácil ni por evolución o revolución, los cambios de mentalidad a pesar del tiempo, sabemos, que desde el comienzo de la vida del hombre, hasta nuestros días, ha habido, grandes cambios, pero en el sucumbir y sucumbir de generaciones, grandes cataclismos naturales, espirituales han acontecido, que solo podemos inferir a través de grandes esfuerzos de investigaciones y estudios, para conocer la historia en la evolución de todos los tiempos. Lo que sí es cierto que las leyes de la naturaleza, no son inverosímiles, se concretan en tantos fenómenos naturales acecidos en el tiempo, y que en nuestras vidas fulgurantes, a veces podemos testimoniar ciertos cataclismos, que muchas veces nos arrastran consigo.

Hoy, tal vez como en un ayer, vivimos en un Universo, confuso, en el que la fuerza del poder económico, en alianza con las religiones y otras fuerzas opresoras, hacen todos sus esfuerzos por imponer sus razones, es decir se apoderan de la razón, con ello se adueñan de la justicia, son una especie de pensamiento único, que con sus dineros y fuerzas tecnológicas al servicio de la destrucción, aún utilizan métodos primitivos de conquista y apropiación del fruto y el trabajo de los demás, para esclavizar de alguna manera. Es una metodología de monarquías, reinos, coloniaje, hoy reencarnados en imperios, aprovechándose de las debilidades políticas de los subyugados para su sometimiento, rémoras que algún día cuando el pleno despertar de la inteligencia humana al servicio del humanismo, sepultarán las guerras y harán que los acomplejados por la supremacía del poder, entiendan la verdadera filosofía de la vida.

Valgan las anteriores líneas, para de alguna manera hacer llegar a los ávidos lectores de APORREA, un feliz año 2010, con la salud como prioridad, para tener la fortaleza y desarrollar esa tempestad de ideas que a diario se vierten por este medio, y que leemos con atención, y al equipo de este importante medio de la red, que cada día sus fuerzas se multipliquen, para seguirnos obsequiando esas tormentas de ideas.

EL FODA DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA

LAS FORTALEZAS: Un pueblo que durante muchas décadas fue víctima de mensajes ideológicos engañosos, por parte de las fuerzas dominadoras, al servicio de los altos intereses imperiales, el despertar de este pueblo cobijado por el liderazgo, poco usual de un militar del ejército, que se alzó contra un sistema muy desgastado por élites partidistas, hegemónicas y portadoras de esquemas gubernamentales al margen de la participación popular, que generaron altas esferas de burocratismo, corrupción, derroche de recursos y enajenación de nuestras riquezas, con las privatizaciones, desempleo, inflación, devaluaciones y entrega a las transnacionales de todas las propiedades nacionales.

El pueblo asimiló el mensaje revolucionario y bolivariano, del Comandante Hugo Chávez Frías, quien aquel 4 de febrero de 1992, se arriesgó a desafiar el arraigado puntofijismo, alterno entre dos partidos neoliberales, disfrazados de ¨Democracia Representativa¨, gastados y ya repudiados por las masas por sus desgobiernos. El intento fallido del 4 de febrero y el por ahora, se consolidó en cinco años, en las esperadas elecciones de 1998, el pueblo echó de Miraflores a 40 años de bipartidismo, y acogió el Proyecto revolucionario y bolivariano, presentado por este joven patriota, quien contó con el voto mayoritario del soberano.

Arrancan los cambios, la Constituyente para poner en manos de la soberanía popular, la nueva ¨Constitución Bolivariana de Venezuela¨, votada en referendo por la decisión mayoritaria de los venezolanos, con esta en manos del Presidente y los poderes creados, comienza la ¨Revolución Bolivariana¨, hasta nuestros días. De manera que sigue siendo la CONSTITUCIÓN Y LAS NUEVAS LEYES, junto con el sólido liderazgo de Chávez, la mayor FORTALEZA para efectuar sin más demoras las transformaciones que el soberano plasmó.

Luego fortalecen al Gobierno del pueblo y para el pueblo, su participación en las grandes decisiones, que por elecciones y referendos han refrendado para proseguir ejecutando proyectos con sabor a Patria Bolivariana, Consejos Comunales, las numerosas misiones que están dirigidas a la protección de las mayorías excluidas, la justa distribución de las riquezas con las elevaciones de año en año del salario mínimo, el aumento de pensiones y jubilaciones al salario mínimo, el aumento en altas proporciones de los estudiantes becados, la creación de universidades para la juventud y todo el que desee estudiar sin discriminaciones, el rescate de PDVSA, CANTV, ELECTRICIDAD, LA CVG, RED DE FERROCARRILES, AUTOPISTAS, PUENTES DEL ORINOCO, EL SATELITE, FABRICAS Y DESARROLLO EN CONVENIOS CON OTROS PAISES, incluso con transferencia de tecnología, la UNION E INTEGRACION DE NUESTRA AMERICA, CON ACUERDOS Y BENEFICIOS INTEGRALES QUE BENEFICIAN A TODOS, LA PROCLAMACION PLENA DE NUESTRA SOBERANIA, para sepultar la dependencia económica y política a que estábamos sometidos, el incremento de los precios del petróleo y las reservas internacionales y nacionales para inversiones de provecho económico en beneficio de todos.

La unión entre la Fuerza Armada Bolivariana y el Pueblo, que juntos lograron abortar el trágico golpe de Estado, promovido por el Imperio y sus condicionales seguidores de aquí, algunos países vecinos y los aliados europeos, en abril del 2002, pues nunca estos pensaron en el pueblo, les importaba poco el sacrificio de vidas inocentes y colocar el país al borde de la quiebra, nunca respondieron ni pagaron los miles de millones de bolívares, que por sus desaforadas apetencias causaron a las finanzas públicas, los poderosos se fueron del suelo patrio, haciéndose pasar por mártires y en la cárcel quedaron los policías que bajo sus órdenes acribillaron a inocentes, la justicia, todavía está lejos de meter en cinto a los poderosos que planean crímenes y juegan con las leyes. Por allá andan sueltos, protegidos y amparados en su poder económico para seguir conspirando contra los intereses de las mayorías.

LAS OPORTUNIDADES: sigue siendo el pueblo y el liderazgo de Chávez, junto con las privilegiadas riquezas que nos dio la NATURALEZA, además de la ¨Democracia Participativa¨, que permite al pueblo acciones compenetradas con sus principales necesidades y demandas de soluciones con la ejecución de programas que les beneficien y eleven la conciencia ciudadana en beneficio de las comunidades.

La creación de un partido político de raigambre popular, como el PSUV, cuya tendencia SOCIALISTA Y REVOLUCIONARIA, debe incursionar en lo novedoso, en la creación de un movimiento con vocación e identidad nacional, al margen de influencias y vicios, en los que suelen caer las organizaciones por la ley de la costumbre y la cultura conservadora y ajena a los necesarios cambios que exige la sociedad, es la tendencia de fácil presa del medio ambiente físico y social, en que todo cae por inercia.

Hay suficientes recursos humanos, dispuestos al sacrificio por la Patria, una juventud que desde las nuevas aulas universitarias, se identifica con el Pensamiento de nuestro Libertador, jóvenes profesionales entre mujeres y hombres que también auspician el fortalecimiento de una Patria Libre y Soberana, hombres y mujeres dispuestos a trabajar incansablemente por nuestra plena independencia, en todos los sectores de la vida nacional hay gente que está con la Revolución. Los constantes procesos electorales, 14 de 15, ganados por la voluntad popular, a pesar de la guerra mediática y sucia promovida por los adversarios ultra derechistas con aval imperial, que han hecho su trabajo a favor de sus oscuros intereses de dominación.

Los avances en medio de las dificultades han sido evidentes, no podrían ser de otra forma, si pensamos que la ¨REVOLUCIÓN¨ escogida fue por medios pacíficos, es decir en paz, aunque parezca contradictorio, pues la concepción tradicional de revolución es a fuerza de sangre; sin embargo las revoluciones condenables por quienes no admiten otro tipo de poder sino el de la fuerza suprema de sus poderes del dinero y las armas, hacen la palabra REVOLUCION algo inalcanzable, la temen, la satanizan y criminalizan, solo el CAPITALISMO es válido a sus hegemónicas posturas.

Recursos humanos con liderazgos naturales y recursos materiales bien administrados al servicio de la República, son oportunidades aprovechables como oportunidades para el objetivo fundamental de alcanzar los postulados democráticos insertos en la Constitución, leyes y el PROYECTO SIMON BOLIVAR, elaborado para su desarrollo a corto, mediano y largo plazo.

LAS DEBILIDADES: como difícil es hacer revoluciones pacíficas, difícil también es cambiar mentalidades de la noche a la mañana, los procesos de cambio en el pensamiento, se dan progresivamente y por evolución, por eso cambiar conductas culturales arraigadas a históricas generaciones ancestrales, chocan con pensamientos inteligentes y productivos, pues viejos patrones que con rigidez han dominado el pensamiento conservador, cuesta deslastrarlos del comportamiento y actuaciones derivadas de aprendizajes mecanizados o robotizados.

En tal sentido significamos que, recursos humanos formados sin visión de cambio, se resistirán a las transformaciones sustanciadas en la Constitución y las Leyes, estos seguirán apegados a tradiciones, costumbres, vicios, decisiones discrecionales, seguirán actuando bajo la brújula de la cultura ancestral, que desde la Colonia se ha venido llevando como pesada carga y se ha ido heredando desde el mismo momento en que nacen las repúblicas, arrancadas al colonialismo europeo. Nuestro Libertador, lo plasmó en vasto proyecto republicano y, hasta la pena capital, debió aplicar contra los usurpadores del erario público, por allá en Perú, de manera que las viejas raíces de la ineficiencia, ineficacia, desgano para no servir con vocación al pueblo y a la Patria, para burlar las leyes sociales y demás normativas, siguen siendo una de las principales debilidades de la revolución y sus funcionarios públicos, claro con las excepciones de la regla, porque a ello se suma la adulancia, la mediocridad, las destrezas y habilidades para infiltrarse o colarse en cargos de jerarquías decisivas. No ha habido gobierno en la historia de la República, que no haya sido penetrado por esta cultura de la inoperancia y la viveza. (Buscar artículos en Aporrea sobre Burocracia, Corrupción y Violencia, último semestre año 2009).

Concluimos en este punto, que la excesiva burocracia y sus secuelas de corrupción, el no acatamiento a las leyes y normas administrativas, así como la total ausencia de un poder judicial con la balanza de la justicia como guía para enaltecer la moral, la ética y la recta aplicación de la ley, son lacras que corroen los cimientos de de una República, aunque reconozcamos que ha habido avances legales, pero aún con autoridades judiciales vulnerables a todo lo apuntado en este aspecto, otra gran debilidad es la supremacía del capitalismo salvaje con la industria cultural de las fuertes corporaciones del poder mediático, en franca desventaja con las revoluciones del mundo.

LAS AMENAZAS: siempre latentes contra toda revolución que contraste las ideas imperiales y sus fieles seguidores de su sistema ideológico político-económico, que en todas partes del mundo existen, por eso la punta de lanza para la guerra son los medios de comunicación de la oligarquía, van adelante bloqueando sentimientos, domando voluntades, propaganda, publicidad e informaciones, hacen la trilogía de preparación y dominio ideológico, para luego arremeter con el poder de las armas, si es necesario.

De manera que estas amenazas son constantes, internamente y externamente, las mismas las evidenciamos a diario, se dan por todos los frentes, la guerra psicológica, sucia con las mentiras informativas, los golpes de Estado, las bases militares, el desplazamiento de tropas en países de su dominio por el entreguismo y servilismo a su servicio.

Las amenazas internas son peligrosas, están dentro, muchas perceptibles, otras ocultas, pero amenazas en fin, en la calle aparecen los peones preparados para las guarimbas y destrozos callejeros muertos en algunas de sus incursiones, aupadas por quienes desde los medios lanzan la piedra y esconden la mano, ocultos todos los que muy bien disimulados están dentro de la revolución, estos sabotean las acciones de gobierno, se hacen los indiferentes ante las exigencias del pueblo cuando acude a solicitar servicios médicos, educación, registros de documentos, gestiones de licencias, pasaportes, partidas de nacimiento, fe de vida y otras tantas diligencias que hace la gente para cumplir con normativas legales.

Así tenemos una radiografía del FODA, de la Revolución Bolivariana, claro las cosas o detalles más elementales, habrá otros tantos que escapan a nuestras percepciones, pues requieren de investigaciones minuciosas de inteligencia, las cuales no son de nuestro dominio. Esta radiografía de las FORTALEZAS, OPORTUNIDADES, DEBILIDADES Y AMENAZAS, como estudiando algunos elementos de la economía y el mercado, para por lo menos establecer que, debemos establecer estrategias y mecanismos que nos permitan no caer en el terreno del enemigo, que siempre provoca movimientos que les den más armas para la mentira y las acusaciones para debilitar las fortalezas revolucionarias; un ejemplo palpable son las constantes provocaciones y agresiones del Gobierno colombiano, como mandato y obediencia de quienes le sustentan y financian su guerra sucia.

saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8298 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a92694.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO