Reflexiones para aquellos que se hacen llamar Revolucionarios (II)

Puedo decir que solo en estos años gran cantidad de hombres y mujeres que con inteligencia vieron la posibilidad de asumir un puesto de poder montado en el porta aviones de Chávez.

Sabemos que muchos al no ver cumplidas sus ambiciones, empezaron a acusar y señalar esas cosas buenas o malas.

Así como también los supuestos partidos “aliados” quienes buscando enchufarse en cualquier puesto gubernamental, así como ser parte del equipo del Comandante.

Ahora bien, siempre criticamos y resaltamos todo lo malo del pacto de Punto Fijo, claro que desangraron al país, en lo social, moral, económico y humano, y nadie dijo nada.

Hoy en día todos aquellos que tienen procesos administrativos, que son señalados por corruptos, ahora si hablan de derechos humanos, de la democracia y defienden la constitución que pisotearon y atacaron.

Esos lacayos que con la riqueza del país montaron un imperio económico, un monopolio, consumiendo todo a su paso y decidiendo a su antojo el destino de una patria que estaba en plena agonía.

Pero hoy, hay muchos que siguen en esa línea, otros que con su cara lavada aspiran y llaman al pueblo a una unidad ciudadana que solo tiene como fondo destruir todo lo que se ha logrado contra viento y marea.

Pero también la negligencia y la no voluntad política de esos dirigentes o funcionarios que con su despotismo y arrogancia no atienden el llamado del pueblo. Siempre una cortina de humo, y decir “todo esta bien camarada” esa palabra que queda tan grande a esos adecos y copeyanos con gorra roja.

Cuando hacemos críticas a ese mal manejo y direccionalidad de las acciones o responsabilidades administrativas y políticas muchos se sientes agredidos y no publican o sencillamente contribuyen a la sinverguensura de estos bandidos que son hasta peores que esos traidores que son visibles.

El saboreo que tienen con los servicios públicos, con el retardo de las obras públicas, donde a mis camaradas que deben de hacerle seguimiento a las órdenes dadas en sus gestiones. Tenemos ejemplos de ese “amiguismo” que daña tanto nuestro proceso.

Mi compañero de la universidad, o mi amigo de la infancia que anda por allí sin hacer nada, lo llamo para que sea director y maneje una cantidad de personal a su antojo.

Sin ninguna experiencia, en cuanto a lo profesional o humano, y yo soy administrador y soy director de trabajo social, soy ingeniero electrónico y soy director de una escuela.

Estas cosas mis queridos hermanos, pasan, y es necesario tomarlo en serio.

Siempre vemos al Presidente hacer de Alcalde, Gobernador, Concejal, y todo.

Estas reflexiones son para todos nosotros, aquellos que se sientas afectados revisen lo que están haciendo en el fortalecimiento del proceso Revolucionario.

Todos somos responsables, aquí la violencia de unos debe ser la lección y amor de otros.

Pero no nos podemos dormir y permitir que sigan dañando tanto amor, tanto sacrificio, por cuatro monedas de oro, o un cargo en la administración publica.

Como dicen mis camaradas del grano de maíz.

Sin Chávez nada. Con Chávez todo.


rufinazam@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1413 veces.



John Duarte


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a89818.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO