¡El presidente no tiene quien le oiga! o el monólogo de Chávez

Venezuela, Hugo Chávez, durante el Aló Presidente nº 343 desde Acarigua hizo una vez más una exposición sobre su drama espiritual. No hubo un ministro, de los presentes que mostrara cumplimiento a las directrices que da el presidente.

Lamentablemente, esa es la impresión que se tiene cuando se escuchó y se entendió el lenguaje gesticular del presidente, o dicho de otra manera la semiótica del hecho trasmitido, en su aló presidente ultimo. En el, él mismo critico la no obediencia, la indisciplina de sus ministros, que es a quien el ve y ordena a diario, puesto que todos los demás funcionarios gerenciales medios, los escogen los ministros y no le rinden cuenta al presidente.

Los funcionarios de la burocracia, no estaban satisfechos con el reclamo y una funcionaria (del ministerio o de la gobernación de Portuguesa), refutó al líder presidente, pidió la palabra y le increpó a Chávez lo siguiente “este urbanismo si tiene un proyecto y gracias al gobernador….” Y Chávez le replicó hay es un papel llamado proyecto, pero no hay en lo físico el proyecto concreto donde se empleen los habitantes que no tengan trabajo. Como en efecto sucedía la gente iba a vivir allí pero sin haber cumplido con la orden que el presidente había dado “no dar viviendas por darlas”, sino que hay que acompañarlas con los núcleos de desarrollo y las comunas, es decir dar un hábitat socialista.¡Todos callaron!.

El mismo Chávez reclamaba, que él hablaba en los Aló presidente y en los consejos de ministros y les daba órdenes y luego en el terreno, nada, los ministros no hacían lo que les había ordenado y que la culpa no recaía solo en los ministros (que el nombraba), si no en los vice ministros y todo el tren gerencial o burocracia.

Es por esto que nosotros los militantes de base, muchas veces hemos reclamado la ausencia de un mecanismo eficaz de comunicación con el líder del proyecto socialista y con el jefe de la revolución, con CHÁVEZ- o en su defecto con una partido funcional, instrumento del pueblo Chavista y no en un partido “ fin en si mismo”.

Se cree que parte de la solución sea “la comunicación”. La cual puede resultar de un neo “Centralismo Democrático”, Y este serviría para hacer de la estructura del Estado, una burocracia funcional y al servicio del pueblo y que no discrimine entre personas naturales y jurídicas, públicas o privadas. Que los funcionarios apliquen las leyes con equidad y éstas nos han de llevar a la justicia social.

Lo contrario nos llevará a las puertas de un ejercicio público intoxicado de DISCRECIONALIDAD (y en un altísimo porcentaje, de un funcionario sin ética socialista). Y nos acercaría a las causas de la corrupción.

Si no hacen caso a Chávez los ministros. ¿Le harán caso al pueblo?. Al enterarse el pueblo Chavista, de esta desobediencia contumaz, ¿como reaccionará?

Así las cosas se plantea, para algunas patrullas del PSUV. Y para muchos compatriotas del país la operatividad de la revolución y en esta etapa “EL CUMPLIMIENTO DE LA LEYES”. Ajustarnos al preámbulo de la constitución y al segundo principio constitucional, artículo dos. Así, desde las bases Chavistas se podrá exhortar o sancionar a los funcionarios incapaces o detractores del proceso. Lo contrario llevaría a una actuación plagada de arbitrariedades y pondría en peligro la Revolución.

alfredomour@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2753 veces.



Alfredo Mourad


Visite el perfil de Carolina Gallardo España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social