Fe en el Socialismo

No exagera Antonio Aponte en su artículo, LA BESTIA TOCA A LA PUERTA, del miércoles 28 de octubre, la amenaza de la restauración capitalista es un peligro siempre latente y estamos obligados a salirle al paso; la tarea no es fácil, la labor de zapa no se detiene, cuenta con herramientas, mucho poder y mucho dinero, los débiles son doblegados, asustados algunos, otros se aprovechan de ese largo parto que significa el nacimiento de lo nuevo para generar la desesperanza, el escepticismo y la desilusión. Los ideólogos del capitalismo esperan el momento para darle el zarpazo al ensayo más trascendente de los últimos siglos, solo comparado con la gesta de la independencia encabezada por Bolívar, el enemigo actúa donde duele, pretende saltar a la yugular del proceso acabando con Chávez; la burocracia y las desviaciones, toda la vieja herencia confluye en una sola cosa, defender intereses y frenar a como de lugar el surgimiento exitoso de la zona socialista, para fusilarnos la propuesta de Aponte, que ojalá no se quede como de Aponte, sino que se convierta en parte del espíritu nacional.

Urgen acciones y medidas concretas en lo político, lo económico y lo social, diagnóstico muy bien hecho en el artículo antes mencionado. El tema del socialismo en lo económico choca con el muro de la mezquindad, lo mismo ocurre con lo político y lo social, áreas completamente ligadas entre si. El presidente con su olfato político debe tener plena conciencia de esto, mientras, los que no creen en el socialismo, tanto los de adentro como los de afuera paralizan las acciones revolucionarias y nos consumimos en los benditos procesos internos, por su parte, la oligarquía avanza en su ataque en todos los sentidos, la corrupción y la especulación avanzan, mientras, preferimos hundirnos en los parapetos burocráticos para actuar. La oligarquía conoce bien "la pata por donde cojea" mucha gente y se aprovechan de ello, la falta de coordinación en lo político y lo social es tierra fértil para que la anarquía prospere y, "en aguas turbias, ganancia de pescadores", lamentablemente nos estamos llenando de pescadores.

Fe en el socialismo, fe en la esperanza de redención, fe en un mundo mejor, fe en que es posible que triunfe el bien, es la principal arma de los socialistas. La propiedad social, la organización horizontal y el fortalecimiento del poder comunal es la salida ¿Cuantos enemigos tenemos? Muchos, inclusive dentro de nosotros mismos; los complejos y los traumas hacen lo demás, por su parte los capitalistas afinan y adecúan su discurso, saben que mientras no se concreten las cosas, mientras no se impacte la realidad con la franja socialista, el desánimo cundirá en muchos, la anquilosada estructura del estado burgués hace lo demás. La burocracia, el desinterés cunde por doquier, no faltará quien nos acuse de escuálidos, claro, son los cobardes que "dejan hacer y dejan pasar".

"En la demora está el peligro", frase que nos hizo recordar el dinámico presidente de Ecuador, Rafael Correa, eso es mucho más que una frase, es una idea que nos acicatea cada vez que se observa que algo no está funcionando bien; pero, a pesar de todo ese cuadro, natural por demás en estas etapas del proceso, y sobretodo cuando se trata de una revolución verdadera, y esta lo es, las alternativas las tenemos, la razón está de parte del socialismo como única alternativa de conservación de la especie humana, en este sentido, el deber de los revolucionarios es atrincherarse en el aporte de las ideas y en la praxis cotidiana para fortalecer el partido, la organización social e impulsar la propiedad social. No es posible construir la nueva sociedad con tecnócratas y burócratas que ni siquiera atienden a la gente y no queremos decir con esto que todo este contaminado, hay miles y miles de funcionarios que están entregando su vida a esta revolución con fe y desinterés, encabezados por Chávez, no obstante, el peor peso muerto del arranque definitivo está en la estructura del viejo estado burgués y la penetración de las categorías capitalistas dentro de nosotros mismos.

El partido está llamado a corregir estos entuertos, pero tampoco es fácil estructurar una organización de la noche a la mañana, menos aún cuando lo que se necesita para construir el socialismo es algo más o menos que un enorme "acto de creación heroica", parafraseando a Mariátegui. Aponte nos habla de "los eufemismos disfrazados de sector productivo", yo agregaría "los empresarios socialistas" y toda esa paja de los llamados, "híbridos", capitalismo con socialismo conviviendo como hermanitos, inocente por no decir estúpido quien crea en esto, tal cosa no es posible porque el capitalismo terminaría engulléndose los ensayos socialistas. Hablamos de la salud y la alimentación para referirnos a dos áreas que por propia condición natural no debieran participar en la prestación de este servicio ninguna visión capitalista, entre otras cosas porque se presenta el ejemplo de la naranja podrida, al poco tiempo termina pudriendo a las demás, hasta la biblia nos habla de "las tentaciones del mal" y en este caso vale el parangón.

Por su parte la derecha anda de fiesta, es así como pretenden ridiculizar al presidente cuando llama a organizarnos en la alimentación, hacer ejercicios y minimizar el despilfarro de energía, en ningún momento el presidente dice que no se puede usar el agua y la energía, en su forma llana de explicar pone el ejemplo de la totuma, inmediatamente todos los medios burgueses lanzan el grito al cielo y convierten la propuesta en una especie de "atentado" contra la libertad, lo más cómico es que mucha gente humilde del pueblo lo cree y ello no puede extrañarnos, menos aún con la enorme carga de alienación que tenemos y sobretodo en "el espíritu consumista" que caracteriza al venezolano.

Ernesto Che Guevara no solo nos hizo los aportes sobre "el socialismo y el hombre nuevo en Cuba", El Che con su ejemplo movía los corazones de los cubanos, su desinterés por lo material no solo lo manifestaba, lo practicaba y ello representó para aquel pueblo conseguir la luz en los principios de la nueva sociedad, la sociedad socialista. Las empresas socialistas, las misiones, los planes de expropiación de tierras ociosas, los fundos zamoranos, etcétera tienen que ser la vitrina y la escuela para todo el pueblo. Nadie duda, ni siquiera los enemigos del proceso, la dedicación absoluta de Chávez a la revolución, sin embargo, con urgencia se requiere de cuadros del partido que asuman y prediquen con su ejemplo la actuación del hombre nuevo y que dicha responsabilidad no solo recaiga en Chávez y un grupo de sus ministros.

Las fallas que nos señala Antonio Aponte nos sugiere que, en lo político, la zancadilla (capitalismo) contra la solidaridad y hermandad (socialismo) no prosiga, y esto no se resuelve de otra forma que generando una verdadera revolución puertas adentro del partido ¿Como? De la manera en la que no debilite al proceso y sirva de mampara a la derecha para agudizar su plan contra la propuesta socialista, pero hacerlo es necesario y ya...en lo social, los ejemplos saltan a la vista, la anarquía, la envidia y la mezquindad hace estragos, se amerita el debate, la discusión y la formación, pero por sobre todas las cosas barrer con cualquier vestigio que denote un comportamiento capitalista...en lo económico, ¡Llegó la hora!, de intervenir en la salud, sin miedo, con audacia y astucia, pero con convicción y decisión de arrinconar los mercaderes de la salud...¿Hasta cuando el estado sigue financiando a través del pago de pólizas a la empresa privada del sector salud? Asimismo en el sector alimentos, con solo lograr que esas dos actividades vitales dejen de percibirse como meras mercancías, el salto cualitativo hacia el socialismo será colosal y la realidad y la vida de la gente será impactada por una realidad distinta...En lo político, se requiere de fortalecer el partido para hacer la revolución y guiar la marcha al socialismo, no solo un partido para lo electoral, sino un partido como herramienta organizada para la transformación social; en lo político también se requiere sentarse a pensar seriamente en la transformación de la estructura de poder para retomar con fuerza decisiva la transferencia del poder al pueblo y eso con la estructura piramidal actual del estado luce algo así como una utopía.


latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1902 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor