Un grano de maíz

La conciencia del deber social

Algunos filosofastros, constructores de teorías extraviadas que pretenden influencia dentro de la Revolución Bolivariana , se han dedicado últimamente a desprestigiar “la Conciencia del Deber Social”. Saben lo que hacen, son restauradores, y atacan el centro del Socialismo, porque sin esa conciencia nada tendría sentido. Veamos.
No es casual que la Conciencia del Deber Social ocupe el centro de la doctrina de los más grandes pensadores revolucionarios. Cristo propuso esa conciencia como ética con su “amaos los unos a los otros”. Bolívar, lo siguió cuando nos ofrendó su muerte para contribuir al cese de los partidos y la consolidación de la Unión. Martí elevó la Conciencia del Deber Social a niveles excelsos cuando extendió su amor a toda la humanidad, la hizo su patria. El Che dictó esa doctrina con su mandato de ser guiados por profundos sentimientos de amor.

La Revolución, es en definitiva devolver al humano su condición de humano, de ser social, de realizarse en sociedad, restablecer la armonía del hombre con sus semejantes y con la naturaleza.
En contraste, el Sistema capitalista es la culminación de la evolución de los sistemas basados en el egoísmo, periodo que los clásicos llamaron la prehistoria de la humanidad. La culminación de este periodo, el capitalismo, ha llevado a la humanidad a tal grado de perversión que la vida planetaria corre peligro de extinción.

Su mayor perversión es el egoísmo, el individualismo, la pérdida del sentido de pertenencia a la sociedad que caracteriza al capitalismo, y que ahora alcanza niveles de patología social. Esa es la peste que sufre la humanidad, el origen de sus males y sus peligros.

La batalla histórica y vital que hoy libramos es entre Socialismo y Capitalismo, entre la vida y la muerte, en resumen, entre la Conciencia del Deber Social y el egoísmo.

No es casual que los filosofastros restauradores se espanten, ataquen a la Conciencia del Deber Social, intenten desprestigiarla, de esa manera toman partido solapado por el contrasocialismo.

La Revolución Bolivariana, en estas circunstancias de ataques mañosos en todos los ámbitos, debe avanzar. Es necesarísimo que se cree una Zona Socialista que sea vitrina y santuario del Socialismo. Esta zona debe servir de ejemplo de la nueva relación, debe ser territorio de formación del Hombre Nuevo, irradiadora de conciencia, centro creador de teoría revolucionaria.

En última instancia la batalla que hoy libramos se decidirá en la práctica.

El avance del Socialismo lo mediremos por la elevación de la Conciencia Social. Sólo una sociedad con altos niveles de conciencia será capaz de enfrentar los difíciles retos de los egoísmos milenarios.

El avance del capitalismo se medirá por el nivel de egoísmo de la sociedad. Una sociedad con altos niveles de egoísmos no podrá dar respuestas a los retos de la existencia, mucho menos avanzar hacia la construcción de nuevas relaciones, en definitiva, será llevada por la corriente capitalista hacia los abismos.

¡Socialismo es Conciencia del Debe Social!

¡Chávez es Socialismo!

comunicateconenergia@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7712 veces.



Antonio Aponte

http://ungranodemaiz.blogspot.com/

 @ungranodemaiz

Visite el perfil de Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: