Fidel

Una vez el comandante, presidente y camarada Hugo Chávez Fría, nos decía: “Yo ya no me pertenezco, Chávez no soy yo, Chávez es el pueblo” y la oposición lacaya quiso banalizar la expresión y hablar de culto a la personalidad. Yo digo parafraseando al panita Alí, eso carajos no saben de que estamos hechos, por eso la inmensa mayoría de venezolanos a través de la conexión de amor con el comandante hemos derrotado las calumnias cincuentonas que se han lanzado sobre Fidel. Hoy cuando el comandante Fidel Castro Ruz cumple 83 años, les presento algunos testimonios de quienes han tenido la gloria de conocerlo directamente y sentir la misma admiración que sentimos por el comandante Chávez.

Simone De Beauvoir

.Vimos a Fidel Castro por primera vez en Holguín. Terminaba su discurso y le examinábamos con mucha curiosidad... La gente aplaudían, gritaban de júbilo, se lanzaban hacia la tribuna, los niños se deslizaban hasta el estrado donde, desde abajo, tocaban su uniforme. Un desencadenamiento de pasión. El permanecía allí, apenas sonriente, con una especie de torpeza. Se advertía que no había nada del histrión que se ofrece complacientemente a las ovaciones del público. Pero era incapaz de irse fríamente pensando: ya he dicho lo que tenía que decir, ahora me voy. Le hubiera horrorizado decepcionar a la gente que encontraba tanta felicidad en mirarle. Entonces permanecía allí, un poco turbado; nos pareció hasta tímido. En realidad, no es tímido absolutamente. Sus fotos le traicionan frecuentemente; en realidad no tiene nada de demagogo, jamás habla por el placer de oírse, jamás se pavonea, no hay en él el menor narcisismo; sabe solamente que algunas palabras, algunas actitudes son esperadas de él y no quiere decepcionar a la gente. Lo que más me sorprendió es su rostro es una especie de circunspección. Rehusa jugar al personaje y quiere a la vez dar a la gente la presencia que ella reclama: se da y al mismo tiempo se observa. Fue para mí un rasgo absolutamente inesperado esta mezcla de vitalidad y reserva...

...En los campos, cuando atravesaba los pueblecitos, le reconocían y, si el auto se detenía, le rodeaban: "Fidel, Fidel, baja, háblanos. El pueblo exige que hables". El alzaba los hombros y murmuraba: "Todo el mundo habla ahora en nombre del pueblo". Pero en general cedía. Varias veces se detuvo espontáneamente para visitar cooperativas, para visitar un pueblo. La gente acudía no solamente para gritar: "Viva Fidel", sino para exponerle sus problemas... El por su parte no halaga a los campesinos. Los critica, a veces se enoja con ellos y siempre les pide que trabajen mejor... Estas excursiones que hace Castro no son los viajes de un demagogo que trata de exhibirse y hacerse plebiscitar; realiza un trabajo muy positivo. "Es su propio agitador"; es ésta una frase que Sartre dijo a los cubanos y que ellos han encontrado justa."Debo dar impulso a la Revolución, dice Castro, por eso estoy sin cesar en viaje, para hablar a la gente, para enseñarles lo que es necesario hacer". Remedia la falta de cuadros gobernantes por televisión y por helicóptero. Era muy extraño oír a los campesinos, todavía analfabetos, residentes de los rincones más perdidos, pero muy despiertos e inteligentes, que decían de Fidel: "Todo el tiempo estamos con la cabeza levantada, mirando el cielo para ver si llega el helicóptero. El cae del cielo en helicóptero y celebra un mitin"...

Es esta relación de Fidel y la masa lo que ha hizo decir a Sartre que el régimen cubano es una "democracia concreta", "una democracia directa". La gente le lleva a Castro, sobre todo, exigencias. Critican, reclaman, esperan: saben que su espera no será inútil, y no lo es. Castro toma decisiones teniendo en cuenta todos estos llamamientos. Su política es en gran parte dictada por las necesidades que el pueblo expresa...


Pablo Neruda

“Si algún día se escribe la historia de este poeta quiero que se diga que una vez vio, habló y estrecho la mano del genuino libertador de Cuba”

Gabriel García Márquez

Su devoción por la palabra.

Su poder de seducción.

Va a buscar los problemas donde estén.

Los ímpetus de la inspiración son propios de su estilo.

Los libros reflejan muy bien la amplitud de sus gustos.

Dejó de fumar para tener la autoridad moral para combatir el tabaquismo.

Le gusta preparar las recetas de cocina con una especie de fervor científico.

Se mantiene en excelentes condiciones físicas con varias horas de gimnasia diaria y de natación frecuente.

Paciencia invencible.

Disciplina férrea.

La fuerza de la imaginación lo arrastra a los imprevistos.

Tan importante como aprender a trabajar es aprender a descansar. Fatigado de conversar, descansa conversando.

Escribe bien y le gusta hacerlo.

El mayor estímulo de su vida es la emoción al riesgo.

La tribuna de improvisador parece ser su medio ecológico perfecto. Empieza siempre con voz casi inaudible, con un rumbo incierto, pero aprovecha cualquier destello para ir ganando terreno, palmo a palmo, hasta que da una especie de gran zarpazo y se apodera de la audiencia. Es la inspiración: el estado de gracia irresistible y deslumbrante, que sólo niegan quienes no han tenido la gloria de vivirlo.

Es el antidogmático por excelencia

…….Una cosa se sabe con seguridad: esté donde esté, como esté y con quien esté, Fidel Castro está allí para ganar.

Ernesto “Che” Guevara

Mi única falta de alguna gravedad es no haber confiado más en ti desde los primeros momentos de la Sierra Maestra y no haber comprendido con suficiente celeridad tus cualidades de conductor y de revolucionario.
He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe.
Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días, me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios… Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo al que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos.

Niña cubana.

Fidel cuando se reúne con los niños llega ha ser muy humilde muy sencillo, en la manera de hablarnos en la manera de intercambiar con nosotros, y esa es de las cosas que mas nos impresionan como ha sido capaz de sentarse con nosotros para hablarnos de cosas increíbles; no ve ese pedacito de ser el jefe, ser el líder; él es el pueblo , él llega, él te saluda, conversa contigo y a demás te hace sentir que tu eres parte de su familia que tu eres parte de su vida

Niño cubano

Me gustaría parecerme a él; en su forma de ser, en su forma de caminar, en su forma de hablar, en su coraje, en su valentía

Niño Cubano

La primera vez que fui; él fue a hablar con nosotros nos saludo a todos, nos dijo que nos portáramos bien, que sigamos así, que tenemos un gran futuro por delante.

Adolescente cubano

Hoy cuando todo parece tan difícil en este mundo Fidel es esa persona que ha demostrado tener para su pueblo un trato especial; por eso es que lo quiero.

Niña cubana

Amistad, solidaridad, amor, moral, Fidel tiene de todo para repartir

Hugo Rafael Chávez Frías

“…como algún poeta lo dijo o algún escritor lo escribió, los hombres, los verdaderos hombres, los verdaderos luchadores no son los que luchan un día, no son los que luchan un año, son los que luchan toda la vida. ¡Esos son los indispensables! Hechos como la roca de Angostura a prueba de siglos, a prueba de huracanes, a prueba de tempestades, a prueba de balas incluso. Aquí está uno de esos hombres: Fidel Castro.

Josehog13 @gmail.com
Patria Socialista o Muerte


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1636 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: