Presidente Chávez blanco del imperio

Los recientes sucesos que dieron al traste con la democracia en Honduras, sacudiendo al mundo que, por primera vez, reúne sus organizaciones para analizar el zarpazo dado por sectores militares, la burguesía política, empresarial, religiosa que dominan poderes claves del Estado.

La ONU, OEA, GDR, ALBA y organismos que agrupan al universo de países, condenaron el Golpe de Estado, de esta República Centroamericana, cuyo Presidente José Manuel Zelaya, fue despojado y echado brutalmente del país y dejado en la vecina Costa Rica, como cuando alguien en una casa tiene un animal y le causa problemas, trata de regalarlo, pero si nadie lo recibe, lo mete en el carro o echa en un saco y lo bota bien lejos para que no retorne.

La anterior como referencia para mostrar alertas y alarmas sobre de lo que son capaces los imperialistas, sus súbditos y aliados de sus políticas extremadamente conservadoras para evitar el surgimiento de movimientos sociales que estén en contra de sus hegemónicos intereses, que por tantas décadas fueron, y siguen siendo amos y señores del mundo, pero como dijo nuestro Libertador que nada es estático, que hay que ser como el viento, como el agua y todo aquello que esté en constante movimiento. Y eso es lo que están haciendo los pueblos y sus líderes que encabezan las rápidas transformaciones, especialmente en nuestra América, ha habido avances, legales como bases esenciales para los cambios estructurales que se adelantan con el consenso del pueblo que está participando en los procesos revolucionarios.

El espejo de Honduras ha servido para revivir los alertas, ante las arremetidas de los enemigos de los cambios participativos, recordemos que el sistema imperialista emplea métodos y armas muy sofisticadas para penetrar y manipular en el pensamiento libre del ser humano, antepone el desarrollo de los sentimientos ante la inteligencia para dominar conductas, por medio de lo que no nos cansamos de repetir, la punta de lanza para influir en opiniones lo son los Medios de Comunicación, llamado con insistencia ahora como poder mediático, que utiliza el desarrollo tecnológico de la comunicación en altos porcentajes bajo su dominio, donde actúan profesionales especializados en la manipulación por medio de la publicidad, la propaganda que originan necesidades e incitan al consumo desmesurado, así como generan terror psicológico para debilitar la mente y formar conductas de comportamiento que les sean favorables al sistema capitalista.

Es la alienación ideológica, la llamada falsa conciencia, los llaman los magos del espíritu por la siembra de conceptos inhumanos, y contra natura, porque sus ansias de avaricia con la riqueza les lleva hasta a lo delictivo, no les conviene el desarrollo del conocimiento sino el adiestramiento y el dominio de las masas por sugestión, pues saben que confundidos los pueblos y condicionados a sus intereses, están preparados para operar por la vía de la fuerza contra los países que siempre han tenido bajo su dominio y que ahora se revelan por despertar de pensamiento y abrir la conciencia ante tanta sujeción que ha impedido su independencia económica, social y de justicia.

Con el holocausto de Honduras, ante la agresión, la supresión de los derechos y garantías, las detenciones, persecuciones, muerte y la privación de las libertades de expresión y de operación de medios de comunicación libres, como ocurrió con periodistas venezolanos de VTV y TELESUR, coaccionados y condenados a no salir del hotel para que no informen de sus abusos, pues hasta el padre del joven mártir del aeropuerto lo apresaron para que no hablara. Los golpistas del poder en alianza con sus compinches de aquí y allá, desataron y ampliaron la cobertura mediática contra los presidentes del ALBA, pero se la dedicaron como blanco al Presidente de la República Bolivariana, líder persistente de la doctrina bolivariana y la unión de nuestra América, claro que esta guerra no es reciente, tienen muchos años envenenando mentes, pero en estos momentos cruciales para la libertad y soberanía de este continente, están aprovechando para disparar, sus mentiras, calumnias contra Chávez.

Chávez, sin duda alguna es el blanco, está en la mira, siempre ha estado vigilado y vilipendiado, es un estorbo para el imperio, seguidores, admiradores y fanáticos del sistema capitalista, pues son los que aplauden, vociferan que los EE.UU. son ejemplo en el mundo, organizados, buenas leyes, verdaderos demócratas, están impregnados de bondad y lo que quieren es ayudar a estos países, ignoran o se hacen, que si los EE. UU. Hubiesen querido ayudar a nuestra América, fuéramos desarrollados; en vez de llevarse nuestros recursos a precios de gallina flaca con el aval de presidentes y clases que han preferido la esclavitud que la libertad y la soberanía, por supuesto para los excluidos de siempre. Si el Imperio hubiera pensado en nuestros pueblos, no como patio trasero y lleno de indios, sino como seres humanos con derecho a desarrollarse, su tecnología habría llegado para cooperar, para crecer y salir del estado neocolonial, pero no, se llevaban la materia prima, la devolvían procesada a precios elevados, además prestaban un dólar y se llevaban cinco. ¿Es esa la bondad, respeto, benevolencia, soberanía y dignidad que añoran sus ciegos admiradores? Eso no indica que no se reconozcan sus avances y desarrollo, pero no debía ser a costa de los más débiles.

EN GUERRA AVISADA NO MUERE SOLDADO, SI MUERE ES POR DESCUIDADO, es un alerta de guerra, el imperio como se dice en criollo no tiene paz con la miseria, sus antecedentes históricos de invasiones, expansiones, matazones, guerra psicológica, espionaje, secuestro y muerte de presidentes no afectos a sus intereses, recordemos la invasión a Panamá, muerte, desolación y apresamiento de su Presidente, el General Noriega, que de paso sirvió a ellos, y cuando decidió no seguir aceptando sus imposiciones le inventaron expedientes negros, hasta de narcotraficante y allá lo tienen y nadie en el mundo ha reclamado semejante arbitrariedad y abuso del Derecho Internacional. Menos mal que hoy hay aires de libertades y cambios, hasta en la ONU y la OEA, que eran condicionales del imperio y sus aliados europeos, son destellos que reabren y alumbran caminos. Ya basta que un solo país, por su desarrollo y poderío económico y armamentista, siga siendo el que imponga el garrote, despierta y reacciona, es el momento, fue el llamado del papa anterior, y en esa onda anda el mundo, no es posible que uno o cinco, dominen a 192. Es hora de compartir, tampoco se trata de acabar o desaparecer a EE.UU, su pueblo no tiene la culpa de la dictadura económica y militar de unos pocos, lo que se exige es el respeto y la no injerencia en asuntos internos de otros países, pues cuando hablan pareciera que la capital del universo son los EE.UU. siempre advirtiendo, amenazando y tratando de meter miedo. En pleno siglo XXI, es bueno que aparezca el líder que haga entender a los halcones del imperio que otro mundo está siendo posible, un mundo más humano, que abandone la fuerza y el crimen como medio para dominar.

El Presidente Chávez tiene que estar lanza en ristre, porque las amenazas son constantes y vienen de varios frentes, se pensaba que el Gobierno de Obama, podría abrir otras alternativas diplomáticas, pero al parecer quedaron rezagos del anterior gobierno, las constantes declaraciones en contra de Chávez y por ende de Venezuela, siguen vivitas, ahora la Secretaria de Estado, ataca a Venezuela al lado de los dueños del poder mediático que no cesan en su terror contra todo lo que huela a chavismo, esos ataques son como de costumbre con sus contenidos de amenazas, si cierran a Globovisión es contra la libertad de expresión, no contra la opresión de ellos con su hegemonía mediática.

La guerra contra Chávez y nuestro país, es contra la América Bolivariana y revolucionaria, no perdonan su liderazgo y cambios sociales, buscan enlodarlo, culparlo de todo lo malo, que de paso son ellos los que cometen atrocidades contra los pueblos y sus líderes, que escogen para que les saquen de las penurias es ese el eterno accionar imperial que debe cambiar por la rebelión de las masas, rebelión no con armas nocivas y agresivas al estilo de ellos, sino con la rebelión del pensamiento, de la gnosis en procura de mejores condiciones de vida, de la convivencia social y humana, contra los atropellos y la muerte.

Lanza en ristre tendrá que estar el Presidente, pero también toda la Venezuela que ha votado por el cambio y la revolución, en honor a nuestro Libertador, y aquellos otros venezolanos que por razones ajenas hayan sido confundidos y llevados por el convencimiento mediático.

Es peligroso la sorpresa, que en la oscuridad de la noche nos agarren durmiendo y desprevenidos, ha sido el modus operandi del imperio, a Panamá le sorprendieron a la media noche, a Zelaya, lo agarraron cuando empezaron a cantar los gallos, aquí tendremos que hacer como hizo hace más de 100 años el General Castro, cuando aquella invasión sorpresiva por una deudita, estar preparados contra la sorpresa que es la estrategia y táctica para dominar, hasta el hampa utiliza la sorpresa para robar y hasta quitar la vida a su presa.

Finalmente no podemos olvidar el arma de la propaganda que es peligrosa para la liberación de los pueblos, la propaganda es hija del imperio, ellos fueron sus creadores y la han utilizado para la guerra, no olvidemos los dividendos que les dio en la Segunda Guerra Mundial, las técnicas y sus métodos son dirigidos por expertos para confundir, desprestigiar, levantar falsos testimonios, desviar la atención de las masas y sus problemas, analiza con astucia a su enemigo ideológico, lo penetra, detecta sus debilidades para atacar la parte más vulnerable. TODOS LANZA EN RISTRE PARA EVITAR SORPRESAS, aplíquese la Constitución y las leyes, son debilidades, aún amenazas.

saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1464 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a82333.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO