La Afrovenezolanidad y su abordaje desde la izquierda venezolana

En Venezuela al igual que en el resto de nuestra América los sectores de pensamiento progresistas han bebido de la fuente común que desarrollaron Carlos Marx, Federico Engels, Vladimir Lenin, en primer lugar y en segundo término autores como Antonio Gramsci y Luis Carlos Mariategui.

Nadie en su sano juicio puede negar los aportes que los camaradas previamente nombrados hicieron al estudio y comprensión de la sociedad capitalista como generadora de explotación de la clase trabajadora.

Ahora bien ninguna teoría es en si misma tan acabada como para agotar una discusión, el Marxismo no escapa a esta situación, recordemos que Marx nació en Alemania y realizó sus teorías estudiando fundamentalmente la sociedad europea del siglo XIX y en menor cuantía la sociedad estadounidense, en consecuencia, no estudió en profundizad los modos de producción que se desarrollaron en Asia, África, Oceanía ni en Abya Yala, por esta razón resulta tremendamente injusto que se le pida al marxismo clásico el análisis de la compleja realidad del mundo entero.

El análisis marxista nos deja ver que los países a escala mundial se dividen en países “desarrollados” dueños de la tecnología y monopolizadores de las riquezas mundiales y los países empobrecidos que son proveedores de materia prima y de mano de obra barata para el desarrollo de los poderosos, es esto lo que se conoce como División Internacional el Trabajo.

En ese sentido hay que recordar que el continente africano, especialmente la parte situada al sur del desierto del Sahara, fue forzada por Europa occidental a convertirse en proveedora no solo de “mano de obra esclava”, como es común escuchar entre cierta intelectualidad eurocentrica, sino también en proveedora de de conocimientos científicos pre existentes en el continente cuna de la humanidad.

Durante 300 años Europa se valió de la extrema esclavización de mas de 30 millones de africanos y sus descendientes para construir el continente prospero que hoy se ufanan en tener, pero como señala Walter Rodney en su libro "DE COMO EUROPA SUBDESARROLLÓ A AFRICA”  Es preciso profundizar el análisis a cerca del origen de la pobreza que hoy pesa sobre el continente africano, superando la visión simplista que ve en África solo pobreza y atraso.

Se hace necesario aclararle a la intelectualidad eurocentrica que en la primera etapa del capitalismo, en África no sólo se secuestró “mano de obra esclava”, sino que los esclavistas europeos hicieron una migración selectiva que hizo que las mentes mas brillantes en el manejo de cultivos como el arroz en la CIVILIZACIÓN MANDINGA, por nombrar sólo uno fueran obligados a ser esclavos al servicio de seres miserables cuyo único mérito era haber nacido en Europa.

Es preciso señalar que luego del asesinato masivo de la población originaria de América por parte de los invasores, África se convirtió en el principal “proveedor” de seres humanos para repoblar nuestro continente.

Por obra y gracia de los racistas europeos los africanos y sus descendientes fueron reducidos a ser considerados mercancía de libre compra y venta bajo el nombre genérico de “esclavos negros”, recibiendo el trato mas degradante y humillante en cárceles gigantescas diseminadas por todo el continente y llamadas haciendas de plantación

En Venezuela como en el resto de los países del área los africanos y sus descendientes generaron múltiples expresiones de resistencia armada para revelarse contra los racistas europeos, fue así como surgieron las rebeliones cimarronas en distintas partes del territorio como la de Miguel de Buria, o REY MIGUEL en el año 1553 , la rebelión de Andrés López del Rosario ANDRESOTE entre los años 1731- 1732, la Rebelión liderizada por José Leonardo Chirino en la serranía de Falcón el 10 de Mayo de 1795, el levantamiento exitoso de Guillermo Ribas en la zona hoy conocida como EL MANGO DE OCOYTA(Barlovento) que derivó en la concreción de un espacio liberado por afrodescendientes cimarrones conocido con el nombre de CUMBE donde la solidaridad y la ayuda mutua sustituyeron el oprobioso régimen esclavista impuesto por España y sus aliados . No podemos dejar de citar la heroica gesta libertaria de Miguel Jerónimo GUACAMAYA quien también liderizó un espacio liberado en las montañas barloventeñas.

Mención especial merecen los miles de hombres, mujeres y niños afrovenezolanos que se sumaron durante 14 años al ejército patriota mientras se desarrolló la guerra de independencia venezolana, sin alcanzar casi nunca puestos relevantes en la estructura militar (con la excepción de Laurencio Silva y Joaquín Veroes) pero siendo indudablemente factor determinante para el logro de la independencia suramericana.

Los afrodescendientes hemos contribuido con nuestro sudor, con nuestra sangre y nuestro sufrimiento a construir la patria venezolana, África a través de centenares de sus hijos e hijas ha realizado y sigue realizando aportes políticos, militares, económicos, sociales, morales y culturales a la conformación de la Sociedad venezolana en su conjunto. Es absurdo que se pretenda seguir, en pleno proceso Bolivariano, invisibilizando la contribución africana a esta sociedad; no podemos permitir que se circunscriba al hecho folklórico la presencia y esencia africana en esta patria nuestra, los y las afrodescendientes de esta tierra venimos reclamando a la sociedad en su conjunto un reconocimiento pleno, y al estado en sus diversas expresiones organizadas le exigimos considerar nuestras propuestas que en resumen reclaman la implementación de políticas públicas que incluyan digna y concientemente a este segmento poblacional que desde hace mas de 500 años no ha recibido sino exclusión y discriminación.

Ahora bien todos los elementos contributivos que hasta ahora hemos señalado, han sido olímpicamente ignorados por la mayoría de los intelectuales de izquierda venezolanos, es decir son escasos los intelectuales orgánicos de la Revolución que han abordado el tema del estudio de la población de origen africano en Venezuela, en este sentido hay que señalar las honrosa excepciones del maestro Miguel Acosta Saignes, de quien se cumplen 100 años de su centenario durante el 2009, y quién realizó valiosas investigaciones de campo y de archivos históricos con los cuáles sistematizó una información valiosísima que luego fue publicada en diversos trabajos ,dentro de los que podemos mencionar  “VIDA DE ESCLAVOS NEGROS EN VENEZUELA”, así mismo hay que reconocer la contribución intelectual de Federico Brito Figueroa quien en su trabajo titulado “HISTORIA ECONOMICA Y SOCIAL DE VENEZUELA” hace un exhaustivo análisis a cerca del aporte de los africanos y sus descendientes a la historia venezolana.

Con la excepción del camarada Carlos Lanz Rodríguez, quien desde la corriente histórica social viene reconociendo el aporte de los afrodescendientes en las luchas libertarias de nuestra América, actualmente, la intelectualidad de izquierda en Venezuela no investiga, no habla ni escribe sobre la afrovenezolanidad, por el contrario muchos se han vuelto férreos críticos de los planteamientos que enarbolamos quienes hacemos parte de la RED DE ORGANIZACIONES AFROVENEZOLANAS, tildándonos ligeramente de elitescos y segregacionistas desde una visión externa a las realidades que se viven a diario en las comunidades afro venezolanas, para ilustrar esta afirmación recomendamos revisar la bibliografía disponible en los sitios digitales comprometidos con el proceso bolivariano, se dará cuenta quien revise que quienes de manera permanente aparecen opinando en los medios del Estado no le prestan la menor importancia a esta discusión que con sobrados argumentos hacemos los intelectuales afrovenezolanos. Nos ha tocado a nosotros y nosotras mismas los herederos de la diáspora africana en Venezuela y las Américas desarrollar procesos de investigación históricos desde adentro para desmontar el discurso euro céntrico predominante tanto en la derecha como en la izquierda, en tal sentido hay que volver a revisar los libros y numerosos artículos de opinión escritos durante los últimos 10 años por Juan Ramón Lugo, Jesús Chucho García, Jorge Guerrero Veloz y Nirva Camacho principalmente, y en menor medida Luis Perdomo y este servidor.

La posición de actuar como intelectuales orgánicos de la afrovenezolanidad, nos ha valido en muchos casos que muchos de los que se presumen como aliados naturales de las luchas libertarias se conviertan a veces en oponentes de quienes somos sin lugar a dudas aliados estratégicos en el propósito de denunciar y desmontar el modelo capitalista vigente y su consecuente carga de exclusión, racismo, endorracismo y vergüenza étnica.

Como militante de la teoría marxista y del movimiento afrovenezolano asumimos que evidentemente la lucha de clases se mantiene vigente en nuestra sociedad, y mas aún por nuestra pertinencia a la clase históricamente explotada y excluida, los y las afrovenezolanas tenemos la obligación de denunciar el racismo estructural de la sociedad capitalista venezolana alineada, hasta antes de la llegada del presidente Chávez, a una División Internacional del Trabajo que solo beneficiado a los imperios de antes y de ahora.

La Revolución Bolivariana no puede esperar que dentro 45 años se le pregunte al presidente Chávez lo que le preguntó Ignacio Ramonet en el año 2006 al camarada Fidel

“¿Usted hoy está satisfecho de la situación de la población negra en Cuba? ¿O piensa que puede aún mejorar esa situación?

No. Seríamos un ejemplo de vanidad, chovinismo y autosuficiencia si dijéramos que estamos satisfechos. Aun en sociedades como la de Cuba, surgida de una revolución social radical donde el pueblo alcanzó la plena y total igualdad legal y un nivel de educación revolucionaria que echó por tierra gran parte del componente subjetivo de la discriminación, ésta existe todavía de otra forma. La califico como discriminación objetiva, un fenómeno asociado a la pobreza y a un monopolio histórico de los conocimientos.

La Revolución, más allá de los derechos y garantías alcanzados para todos los ciudadanos de cualquier etnia y origen, no ha logrado el mismo éxito en la lucha por erradicar las diferencias en el status social y económico de la población negra del país. Los negros no viven en las mejores casas, se les ve todavía desempeñando trabajos duros y a veces menos remunerados, y son menos los que reciben remesas familiares en moneda exterior que sus compatriotas blancos.

Pero estoy satisfecho de lo que estamos haciendo al descubrir causas que, si no se lucha resueltamente contra ellas, tienden incluso a prolongar la marginación en generaciones sucesivas. ¿Dónde están los orígenes? ¿Quiénes nutren las prisiones, y por qué?

Las causas sociales.

¿Por qué hay marginación? La esclavitud se había acabado mucho antes del triunfo de la Revolución en 1959. Habían transcurrido 73 años desde la abolición de la esclavitud en Cuba, el año 1886, hace 120 años Hemos descubierto la ley de la relación inversamente proporcional entre conocimiento, cultura y delito; por ejemplo, a más conocimiento, cultura y acceso a los niveles universitarios, menos delito. En un país de 800 mil profesionales e intelectuales, buscando datos, investigando en prisiones y en veinte lugares, vamos descubriendo las leyes de esta relación.”

Estamos casi seguros que la gran mayoría de los intelectuales de izquierda venezolanos desconocen estos importantes aportes del compañero Fidel en torno al tema del Racismo y sus secuelas en Cuba. A diferencia de países que están también en importantes procesos de transformación como Cuba, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Brasil, en Venezuela la élite intelectual de izquierda sigue menospreciando y construyendo una práctica que reproduce el modelo societal europeo, seguimos en Venezuela sin lograr el reconocimiento jurídico de los derechos de los pueblos afrodescendientes como si se hace ya en los países antes citados, a pesar de eso el movimiento afro venezolano sigue haciendo aportes al proceso que lideriza el compañero Hugo Chávez, quien sin duda es un hombre comprometido con el logro de un mundo mejor para todos y todas, pero que en su entorno sigue teniendo ministros que se niegan a cumplir concientemente las directrices que él mismo emite, tal es el caso de los 2 últimos ministros de Educación designados por el señor presidente (Adán Chávez y Héctor Navarro) quienes en todo momento ignoraron los compromisos derivados del decreto presidencial 3645 a través del cual se creó la COMISIÓN PRESIDENCIAL CONTRA TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN RACIAL Y OTRAS DISTINCIONES EN EL SISTEMA EDUCATIVO VENEZOLANO, la cual tiene carácter permanente y es presidida por el Ministro de Educación.

Finalmente quienes hemos optado hace muchos años por esta lucha estamos convencidos que tal como lo aprendimos de nuestros ancestros, el camino de la construcción de un mundo sin racismo y discriminación es un camino difícil, pero necesario de transitar, no se puede construir el socialismo sino luchamos contra el racismo, en ese camino andamos, construyendo la patria que soñó Bolívar, pero también la patria que Petión le pidió a Bolívar, la patria que igualmente soñaron Miguel de Buria, Andresote, Miguel Guacamaya, Guillermo Rivas, Juan Ramón Lugo, Juan Pablo Sojo, Manucha Algarín y Argelia Laya entre otros.

UNA PATRIA DONDE NOS RECONOSCAMOS DIVERSOS, PERO NO DESIGUALES.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11608 veces.



Enrique Arrieta Chourio

Militante de la Red de Organizaciones Afrovenezolanas y vicepresidente del Consejo Nacional para el Desarrollo de las Comunidades Afrovenezolanas.

 enriquearrieta@gmail.com      @ArrietaChourio

Visite el perfil de Enrique Arrieta Chourio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad