Chávez. Mas allá de los limites permitidos por Marx y Lenin

¿Somos partidarios de la desaparición del estado, al mismo tiempo, somos partidarios de la dictadura del pueblo? Llegar al mayor desarrollo posible del poder del estado, con objeto de preparar las condiciones para la desaparición del poder del estado, complica la práctica, ya que la teoría esta escrita, y nunca desapareció las clases sociales para edificar el socialismo en lo que va del proceso venezolano.

Parecería que se deja al marxismo, demasiado poco para dar todavía a las viejas frases, ni siquiera un valor de propaganda. Innegable es, que la montaña retomo su cumbre, y que ahora esta mas vigente que nunca el socialismo para escalarlo, continua atrayendo pueblos a sus faldas, la respuesta socialista es: Si hay que encontrar un modo de convencer al pueblo y de convencerlo mas aun, con hechos y resultados, no solo para demostrar que la montaña existe, sino, que no puede haber en la vida y en la historia mayor incentivo, ni meta mas alta que llegar a su cima por cualquier medio que se acople a los acontecimientos actuales.

El presidente Chávez, y sus soluciones revolucionarias practicas, se ven mejor, en la mejor manera como las reviso y exploto en beneficio de un mejor desenvolvimiento económico. Por una parte suprimió, con muy poco ruido, todos los aspectos de la teoría marxista-leninista que resultaban impedimentos para el desarrollo productivo de la nación, en el ambiente latino. Así, algunos de los axiomas más sagrados de Marx sobre el salario, trabajo y mercado, fueron sencillamente ignorados, adoptándose practicas mixtas, en esos primeros momentos bolivarianos, criticando siempre al capitalismo. Por eso la escasa campaña ideológica. Falta experiencia practica para poder escribir la nueva teoría ideológica.

Chávez en resumen, ha mostrado una notable destreza para demoler la casa ilusoria, para reconstruirla sobre nuevos lineamientos, según las circunstancias económicas-políticas, pidiéndole siempre al pueblo venezolano que construya mediante su participación el socialismo, en base a su latinismo y al petróleo para ser una potencia. De tal manera, que el líder bolivariano enseña constantemente hasta donde pueden llegar las reformas socialistas en servicio del pueblo. También ha demostrado donde tiene que detenerse, ya que ninguna reforma puede afectar el proceso revolucionario que se debe sostener sobre:

1- El centralismo democrático.

2- El concepto de lucha permanente contra el capitalismo-imperialista.

3- La garantía que el socialismo debe vencer en esa lucha.

4- El concepto de integración socialista energética.

Permite a Venezuela dirigir los movimientos revolucionarios en Latino América con el ejemplo. Las misiones, la solidaridad, la participación e inclusión del pueblo ha multiplicado las revoluciones en Sur América.

Esto equivale a no desechar del todo al marxismo-leninismo, a pesar de ser una moda pasada. Párese una excusa ideológica, por hacerse de la revolución, por medios pacíficos, manifestando que el socialismo hay que edificarlo considerando las peculiaridades de cada país.

Por más que Chávez lo intente, el proceso nos enseña que las raíces revolucionarias no están profundas. Hay que adornar con hechos la crítica y la auto critica, ese elemento no puede ser ilimitado ni imitado. Esta forma así, no funciona, cuando es constantemente reiterada con los mismos hechos. Cuba, Rusia, nos enseñan que la crítica debe servir para mejorar. No puede ser utilizada como un círculo vicioso, esto desgasta la credibilidad ideológica.

En resumen, la teoría marxista-leninista, destinada a imperativos revolucionarios actuales es demasiado simple. Además siempre fue rehecha, una y otra vez para ajustarla a los fines del sistema, lo hizo. Lenin, Stalin, Tito, Castro, el Che Guevara, Allende, lo esta haciendo Chávez, Correa, Evo, omitiendo otros nombres a propósito, porque son historias revolucionarias, no capitalistas. La teoría pasada, como lo será esta, no será infalible, ya que el socialismo no fue diseñado para conquistar el mundo y tampoco fue estructurada para el poder de pocos. Las anteriores revoluciones o procesos, se vinieron abajo, porque se omitió el factor humanista con valores morales e intelectualidad convencida para el desarrollo de todo el pueblo en el poder.

Educación, conocimiento, conciencia, socialismo, integración y práctica, serán los pasos para construirlo, sin omitir ninguno.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4439 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: