La conciencia socialista

En medio de toda esta batalla por la enmienda, tras bastidores se mueve un conjunto de acciones donde nos viene a la mente un conjunto de interrogantes, cada vez con mayor frecuencia...¿Estamos todos aportando realmente lo necesario para el triunfo? El 23 de noviembre, aún con lo acaecido en las regiones que todos conocemos, en otras, por el contrario, se logró un rotundo éxito, a pesar de fallas, errores o cualquier otro tipo de situaciones contraproducentes cuando se trata de ganar elecciones, pero estratégicamente el 23 de Noviembre es poco al lado de la importancia del 15 de Febrero.

Si ubicamos en la historia 10 años no es nada, no obstante, si hablamos de revolución, los logros son incuestionables; desde el punto de vista social las victorias han sido consistentes, desde el punto de vista económico se intenta, en medio de dificultades crear un modelo alternativo, socialista, liberador y transformador; en lo político, ganar la cantidad de elecciones que hasta ahora se han logrado no es cosa fácil, sin embargo, no solo se trata de ganar elecciones, de crear una potente maquinaria electoral, de estructurar un partido con batallones, brigadas, patrullas, etc, en función de una elección, se trata de crear la estructura del nuevo estado y ella parte por garantizar un líder que mantenga en el tiempo la disciplina, la fortaleza y la capacidad revolucionaria y socialista para emprender la marcha hacia el salto definitivo hacia la sociedad nueva. Es allí en donde llegamos y nos damos cuenta que se necesita mirar las cosas en su conjunto, con una visión dialéctica, revolucionaria, socialista, como dice la gente de "Un grano de Maíz", sin complejos.

El avance cuantitativo de la revolución es incuestionable, innegable, sin discusión, pero el socialismo y su construcción no se trata solo de eso, es más, para llegar a ese estadío, para llegar al socialismo, el salto de la humanidad debe ser cualitativo, se trata del mayor salto conocido hasta ahora por la humanidad. Es un salto peligroso, osado, que requiere de mucha tenacidad y valentía, quienes lo han intentado no siempre salen airosos, pero es el alto necesario.

La URSS intentó construir una sociedad socialista, no lo logró, sin embargo, en su devenir hay suficiente memoria de actos heroicos en la lucha por la humanidad, Lenin, Trosky y la revolución permanente; la Cuba Socialista en medio del vendaval del capitalismo globalizado resistió y allí permanece de pie, pero ¿A Costa de qué? Primero.-de mucho sacrificio, mucha disciplina, pero sobretodo, de mucha conciencia socialista, sin esa conciencia socialista Cuba no resiste y es precisamente lo que necesitamos en Venezuela, CONCIENCIA SOCIALISTA.

En nuestro país debemos ir hacia un momento en donde cuando se requiera de una elección solo baste hacer la convocatoria, discutir la pertinencia de la misma y salir a votar para destrozar al adversario, no debe ocurrir lo de la abstención en nuestras filas, la vitalidad de la misma es que todo el pueblo salga a votar, el pueblo chavista; pero la realidad no es esa, la realidad es justamente lo que nos advierte Chávez, estamos amenazados por la abstención, estamos amenazados por el fraccionalismo y eso en el fondo se trata de una falta de conciencia socialista.

Que el alcalde no me gusta, qué el gobernador no está haciendo las cosas bien, etc, etc, etc...Son quejas permanentes, incluso nos conseguimos cuadros valiosos en esas posiciones; la respuesta no es otra cosa que falta de conciencia. En medio de todo, lo extraño es que son precisamente los cuadros intermedios quienes mayor conflictos tienen...y entonces, cada vez nos viene a la mente el poema de Benedetti a la clase media, "media todo"; nos "morimos" por fatualidades, nos hacemos llamar socialistas pero se nos escurre frases como: "como consigo los votos sin recursos", "que si no me dan la ayuda", "qe si no tengo el vehículo", " que si fulano no me dio el cargo", etc, etc, etc. Peligrosamente ante cada posición de este tipo, ante cada posición abstencionista, la derecha, la oligarquía, los enemigos del pueblo, en cada posición similar a la comentada, que esgrima cualquier compatriota, la derecha, gana espacio. Sobre este particular las fallas son terribles, debemos decirlo...¿No es posible que a estas alturas mucha de nuestra gente aún este dudosa por salir o no a votar, por activarse en cuerpo y alma con la enmienda? No se trata de "me da pena buscar a fulano porque no le han renovado el contrato", a la porra los burócratas, esta enmienda es del pueblo y si Chávez no sigue al frente de esto la revolución muere, eso es a lo que está jugando la derecha y los quinta columna infiltrados en nuestras filas.

Debemos tener claro que un quinta columna no se va a incorporar a nuestras filas a dirigir un consejo comunal, un batallón socialista; los quinta columna buscan los centros de poder dentro de la revolución, seríamos ingenuos si pensamos que los infiltrados son el portero que ayer era adeco y para cuidar su puestico hoy se coloca la franela roja, ese no es el verdadero enemigo, los infiltrados llegan al partido con poder, con recursos, con conexiones e intentan desviar el proceso y para ello cuentan con el apoyo de mafias.

Donde están los traidores, que papel jugaron, cerca de Chávez, el propio presidente en alguna oportunidad habló de "el nido de las serpientes" haciendo mención de la propia miraflores.

¿Como combatir esto? En primer término con la conciencia socialista y la organización. La conciencia socialista genera, haciendo praxis socialista, la creación de cuadros socialistas, el cuadro socialista debe ser un organizador, un educador, un generador de conciencia y de unidad en nuestro pueblo...esos cuadros deben salir del pueblo mismo; hombres y mujeres que estudien mucho, se capaciten mucho, pero también que hagan praxis socialista de forma cotidiana.

No nos detengamos a esperar que venga un patrullero inexistente, seamos patrulleros, no nos sentemos a esperar que venga el diputado, el dirigente, etc; activemos en nuestros espacios las patrullas, el espíritu y el entusiasmo socialista, derrotemos las maquinarias insensibles, con ello estaremos derrotando a los traidores y los que secuestran el partido con posiciones subalternas.

No nos debe interesar más nada que no sea la enmienda, el garantizar que Chávez pueda continuar al frente, es vital, si nuestro pueblo de la mano del gran Bolívar, del padre Libertador fue capaz de la inmigración a oriente sin armas, armarse y remontar los andes, ir hasta el potosí para conseguir la libertad, una libertad aún inconclusa, si nuestros ancestros fueron capaces de esta gesta, ¿Que puede significar el sacrificio de unos días para garantizar que al menos los nuestros salgan a votar el 15 de Febrero? Luego estudiaremos otros escenarios como los de dar el salto cualitativo hacia el socialismo, cuando lo logremos, solo bastará conque el presidente de la orden y allí estaremos prestos para cumplir con la tarea.



PATRIA SOCIALISMO O MUERTE...VENCEREMOS



UH AH, CON CHAVEZ LA ENMIENDA SI VA...




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2304 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a70845.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO