Antecedente de la Batalla de Ayacucho

Por cumplirse el 9 de diciembre del corriente año el Aniversario Nº 184 de la gloriosa Batalla de Ayacucho, veamos este antecedente que es digno del alma de Antonio José de Sucre quien llegó a ser Gran Mariscal de Ayacucho.  

Sucre usando toda su habilidad, consiente en que la situación del ejército colombiano no era la mejor, pero a sabiendas del inmenso prestigio y fama del ejército que él ahora lideraba, tras haber liberado Bolívar, el Libertador, a Colombia en la Batalla de Boyacá (7 de agosto de 1819) y Sucre al Ecuador en la batalla de Pichincha (24 de mayo de 1822) y de haber ganado un sin fin de batallas. El 27 de mayo de 1823, desde Lima, le dirige una carta al Virrey La Serna donde le expone que dada las condiciones que vive España, que sostiene una guerra civil y más aún que estaba invadida por la Santa Alianza para mantener el orden en ese país, donde el rey Fernando VII es acusado de loco, le pide al Virrey José de La Serna en nombre de República de Colombia y del Ejército Unido que él comanda y por autorización del gobierno del Perú que firme un armisticio para:

“Economizar la sangre y ahorrar los crímenes de una guerra fraticida” [1]

Mas el Virrey La Serna en un tono muy cordial, le responde:

 “No acostumbro ni es mi carácter usar una bravata, y por lo tanto estoy siempre dispuesto a oír toda proposición que sea honorífica a las armas nacionales, y evite los males de la guerra; bajo este concepto puede hacerme Ud. las proposiciones que guste, no como enviado de la República de Colombia sino como General enemigo, pues repito no estoy autorizado, por ahora, para reconocer gobierno alguno de los disidentes. Y en cuanto que no hay más remedio que continuar la guerra, la continuaremos del modo que la humanidad y el derecho reclama... 

El Virrey, para concluir su carta, le escribió al General Sucre: 

“Aún suponiendo que por un incidente tuviese que perecer, perecería sin remordimiento ni resentimiento alguno.”

El Virrey La Serna parece ser visionario cuando le escribió el 17 de junio [2] este párrafo en repuesta a la carta de Sucre por cuanto en la batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1824, la tropa comandada por el General Córdova, toma la colina del Cundurcunca y con él van dos sargentos uno de ellos confunde al Virrey con un sacerdote y le dice: “ - padre, capellán, échenos la bendición” el otro, de índole dura le preguntó - ¿Quién es Vd.?. al oír el Virrey le descargó un sablazo que lo hirió en la cabeza y en una mano y de no ser por la intervención del sargento Manuel Pontón [3] del Voltijero, lo mata. Así, herido el Virrey fue hecho prisionero por el General José María Córdova y con ello culminó la batalla de Ayacucho, la cual liberó a toda la América del Sur de los españoles.

 

Economista

gilrsalame@yahoo.com 




[1] “Archivo de Sucre”. Fundación Lecuna Banco de Venezuela Tomo III (1823) , página 127. 

[2] Memorias del General O’Leary. Tomo 11, página 523. Ministerio de la Defensa. Imprenta de la Gaceta Oficial 1981. “Documentos En Honor Del Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre”. Y Página 57. Ediciones Presidencia de la República – Banco Provincial 1995.

[3] Pontón muere en Quito el 23 de julio de 1829.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4777 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruiz

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a68474.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO