Gracias Alí

Hay quienes identifican su juventud con  épocas  que marcaron hitos tanto en lo social, deportivo o hasta farandulero y se escuchan expresiones como “yo soy de la década del 60”,  o  “yo soy de la  salsa brava  pa`ca” o “yo soy de menudo pa’ ca”;  yo digo con toda la pasión del mundo, con toda el alma, la sangre y los huesos “SOY DE ALÍ PA`CA”, coño y como no acordarme si me da por entregarme   hasta el ultimo respiro,  a este  torbellino hermoso que llamamos  revolución, perdonen, que llamamos vida.  

Gracias Alí; somos unos cuantos que nos hicimos y crecimos como militantes escuchando tu canto, conociendo de tu entrega, de ese profundo  optimismo  que nos inyectabas con expresiones, como aquella en un sancocho nocturnal en el Tigrito;  que no era el simple sonido traducido en palabras, sino también un corazón queriendo salirse y una mirada descubriendo algo maravilloso en la oscurana, cuando nos dijistes; “Firmeza camaradas, equilibrio camaradas, la vaina esta cerca”. Siete años después un 27 de febrero fue la clarinada  para que el pueblo reventara la soga y definitivamente se encausara  a la dignificación de la patria, hoy conducida por sus mejores hijos y al frente nuestro comandante Hugo Rafael Chávez Fría. 

Gracias Alí, somos unos cuantos que nos hicimos y crecimos como militantes, tal vez no cantando tu canto pero si practicado la letra; nos encendiste el alma, no fue necesario quemar la guitarra panita.   

Gracias Alí; somos unos cuantos que nos hicimos y crecimos como militantes nutriéndonos de tu rebeldía, por eso muy difícil quedaremos  mudos ante la injusticia, nos enseñastes que la palabra por dentro quema y nos da sed. 

Gracias Alí; somos unos cuantos que con  tu canto nos hicimos veleros en  mar de la vida intensa, y cuando hubo una época oscura en que parecía que se caían las banderas y se imponía un solo pensamiento, nuestro corazones se llenaban de tu voz, cantando;  “se dan cuenta que el velero es un punto en el azul, pero es el velero / mientras no se vaya a pique él siempre será visible en el mar inmenso”; y así fue panita, junto a FIDEL seguimos en la pelea, aligerados de peso en la lucha por el SOCIALISMO, convencidos que siempre iba a volar la idea, aunque se pudrieran los huesos. 

Gracias Alí; somos unos cuantos que nos hicimos y crecimos como militantes escuchando tu canto y  a través de ese canto por encima  de los clásicos del movimiento revolucionario internacional, aferrados a la creencia que nos hicistes sentir por la tierra y por la vida, lograstes que siempre estuviera con nosotros el camarada Jesús  y el camarada  Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar. 

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, PANITA. 

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS 

josehog13@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1798 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: